La ribera del Río Los Perros, en Ixtaltepec, Oaxaca, fue clausurada temporalmente tras el depósito de 4 mil 783 metros cúbicos de escombros luego de los sismos de septiembre, informó la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).
 

REFORMA publicó que más de 40 volteos diarios con escombros de las viviendas de los Municipios de Ixtaltepec y Juchitán eran depositados en la ribera bajo el argumento de que el río ya está contaminado por el drenaje.

Sin embargo, de acuerdo con las disposiciones ambientales, las autoridades municipales requieren un permiso de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para dejar ahí los residuos.

“Se procedió a imponer como medida de seguridad la clausura total temporal de esa zona, por lo que no se podrá seguir realizando el depósito de dicho material, hasta en tanto no se obtenga la autorización correspondiente”, informó la Procuraduría.

El Municipio afectó 3 mil 50 metros cuadrados de un área de 16 mil 183 metros cuadrados que abarca la ribera, catalogada como zona federal.

Por violar la legislación ambiental, Profepa presentó una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR) contra quien resulte responsable.

“De no respetar la clausura impuesta por la Profepa se podrá imponer otra denuncia penal por violación a la medida de seguridad”, añadió.

Las infracciones por depositar residuos del sismo en lugares prohibidos son de hasta 3.7 millones de pesos.

 

El País