Diecinueve mujeres y veintitrés varones convertidos en diputados juveniles en este año, en representación de las diferentes regiones del estado de Oaxaca, ocuparon el pasado jueves los 42 curules del recinto legislativo de san Raymundo Jalpan para realizar su sesión correspondiente a  la Sexta Legislatura Juvenil.
Jóvenes con inquietudes para afrontar con visión los nuevos tiempos y retos, de tener una participación activa en la toma de decisiones públicas y no seguir siendo ignorados, presentaron sus proyectos e iniciativas, como lo hacen los legisladores formales, en un ejercicio legislativo y de aprendizaje para cuando tengan la oportunidad de poder ser diputadas y diputados.
Se trató de jóvenes que estudian carreras profesionales o están en la última fase del bachillerato y se perfilan ya para incursionar en la política o en el ejercicio legislativo, ¿por qué no?, ahora que se abren espacios y oportunidades, a pesar de los obstáculos que encuentran en los mismos partidos políticos u organizaciones. Ellos están por el cambio democrático y la inclusión.
Siete mujeres y nueve varones subieron a la tribuna desde donde presentaron sus propuestas, en un intento por mejorar el desempeño legislativo que redunden en beneficio de la sociedad. La mesa directiva estuvo presidida por el diputado juvenil mixe Edgar Reyes Romero.
Los legisladores juveniles abordaron temas como la necesidad de que se fomente una cultura política que pueda aterrizar en prácticas cotidianas; que haya políticas públicas orientadas hacia los jóvenes, ya que de cada 10 de ellos que terminan su carrera profesional, seis quedan en el desempleo y se dedican a otros menesteres menos a lo que estudiaron, o terminan por irse a otros lados e incrementan aún más la emigración. Oaxaca es el quinto estado del país que más expulsa su fuerza viva y creativa.
Que los recursos públicos se ejerzan con total transparencia y no se utilicen para otros fines, como lo hacen los servidores públicos promoviendo su imagen; que se cuente con reservas económicas suficientes para afrontar las contingencias, como las que estamos viviendo en estos días a raíz de los terremotos, réplicas y tormentas.
Que haya respeto a los derechos humanos en todos los sentidos, sobre todo en el indígena, donde hay que proteger, preservar y divulgar las lenguas originarias que están en constantes riesgos de penetración de lenguas ajenas, o en proceso de extinción; que haya una ley de educación que proteja los derechos lingüísticos y promueva una educación de calidad.
El tema de igualdad de género ocupó la atención de los jóvenes legisladores, sobre todo por la violencia que hay y se incrementa en el sector femenil; se discrimina todavía a las mujeres indígenas o no indígenas para ocupar cargos públicos. Necesitamos construir una sociedad libre de violencia y discriminación, fue el planteamiento.
Las iniciativas versaron también por el fortalecimiento y consolidación de las instituciones electorales para que haya de verdad una cultura electoral, que se refleje en la práctica de la  tolerancia, respeto, igualdad y diálogo. Que haya ciudadanas y ciudadanos más informados y, como consecuencia, más responsables en el ejercicio de sus deberes y derechos.
El problema de los residuos sólidos fue expuesto en esta sesión, donde se hizo notar que hay que realizar una labor permanente de concientización para solucionarlo, pues son miles de toneladas los que se generan a diario en las ciudades, principalmente en los Valles Centrales.
En cuanto a la salud, hay también problemas graves que contradicen a los postulados oficiales por mejorar la calidad de vida de las personas, porque la mayoría, incluyendo a los pequeños, siguen consumiendo productos chatarras y se hacen a un lado los orgánicos. Tenemos que volver a los cultivos tradicionales y a los saberes ancestrales. No a los transgénicos, a los productos alterados.
Un punto de acuerdo fue sometido a votación, un exhorto al Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) para que establezca la obligatoriedad de la inclusión de una agenda juvenil en las próximas campañas políticas y se les permita participar como candidatos juveniles.
Estas inquietudes expresadas no deberían perderse en el aire. Las legisladoras Paola Gutiérrez Galindo y Adriana Atristain Orozco, así como sus homólogos Miguel Bernardi Aquino y Leonardo Lucas León, se comprometieron a abrir las posibilidades para  que las iniciativas y puntos de acuerdo presentados en este ensayo juvenil puedan canalizarse formalmente, desde la condición de ciudadanas y ciudadanos. Asía sea.