Salina Cruz, Madero y Minatitlán son las más afectadas ya sea por paros programados o por fenómenos naturales. 

CIUDAD DE MÉXICO.- Las afectaciones climatológicas, fenómenos naturales como los sismos, así como los paros técnicos por mantenimiento o fallas (paros no programados), provocaron que los seis complejos del Sistema Nacional de Refinación (SNR) operaran al 55.5% de su capacidad instalada,  entre enero y agosto de 2017.

Datos del Sistema de la Secretaría Energía (Sener), muestran que esta situación ha afectado principalmente a tres complejos: Salina Cruz, en Oaxaca; Madero, en Tamaulipas y Minatitlán, en Veracruz.

La primera se ha mantenido en paro total por el impacto de los fenómenos naturales. Mientras que Madero y Minatitlán están operando a menos de 50 por ciento de su capacidad instalada, por paros programados y no programados.
Así, entre enero y agosto se logró una producción promedio de 896 mil 100 barriles de petrolíferos por día, que representan 55.5% de la capacidad instalada, de un millón 615 mil barriles por día.

Las consecuencias

Esto ha provocado que las importaciones aumenten 14.6%, principalmente de Estados Unidos, así como de Holanda, Francia, España, Reino Unido, India, Corea del Sur, Trinidad y Tobago, etcéterea. Actualmente, el 54.4% de los petrolíferos que se consumen en el país sean foráneos.

En el caso de las gasolinas, en el lapso referido se importó un promedio de 532.1 mil barriles por día, lo que significa que 6.7 litros de cada 10 litros que se venden en México son procedentes del extranjero, mientras que de diesel el producto foráneo representó el 58.8 por ciento.

Salina Cruz es el complejo con la mayor capacidad instalada con 330 mil barriles por día; sin embargo, entre enero y agosto, operó al 54.4% de su capacidad ya que fue afectada por una tormenta tropical, además se inundaron sus instalaciones, lo que posteriormente provocó un incendio.

Esto generó un paro total durante todo julio, y aunque los equipos reiniciaron en agosto, el sismo de 8.2 grados del 7 de septiembre, que hasta ahora registra 7 mil 897 réplicas, obligó a Pemex a suspender de nuevo sus actividades, las cuales se espera retomar a finales de este mes.

La refinería de Madero, en Tamaulipas, operó al 37.6% de su capacidad instalada, de 190 mil barriles por día. En agosto pasado, Pemex anunció su paro total de operaciones para llevar a cabo un “intenso” programa de mantenimiento; el reinicio de operaciones se prevé a finales de diciembre de este año.

La refinería de Minatitlán, en Veracruz, produjo 71,400 barriles por día, apenas 43.5 por ciento de los 190 mil que su capacidad instalada le permite, pues también se vio afectada por un paro no programado en su planta catalítica.
Hasta ahora, los complejos que mayores volúmenes de producción están alcanzando son Salamanca, en Guanajuato y Tula, en Hidalgo, pues operaron a 72.5 y 69.5 por ciento de su capacidad.

Esta situación afectó los planes de la empresa, que esperaba alcanzar un volumen de producción de un millón 200 mil barriles por día de petrolíferos. Prevé ejercer más de 20 mil mdp para mantenimiento de seis refinerías.

Aclaración:
El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista.

* Excelsior