Calderón atomiza a Margarita.

“La deliberación ética se impone porque somos mortales” Manolo

Como tributo al lector políticamente correcto, hay una indócil revista Archipiélago dedica- en forma excelente- “La inquietante lucidez del pensamiento reaccionario”. Ahí se recoge y analiza la voz de quienes con brío llevaron la contraria al pensamiento ilustrado, regeneracionista, democrático, igualitario y políticamente liberal que ha caracterizado el optimismo progresista desde hace doscientos años.

Viene a colación que el matrimonio Calderón Zavala creyeron actuar como reaccionarios ante los truculentos manejos del PAN por Ricardo Anaya, y en el fondo son más bien traidores a su partido y acomodaticio como Felipe, que está con un pie en apoyo a su esposa, ahora como candidata Independiente, y con el otro dentro del PAN, rompiendo la ética, de la cual se jactan ambos de tenerla, cuando ya adolecen de ella.

A grado tal que, Margarita comió esta semana que concluyó en un Restaurante de San Angel Inn con Manuel Espino, quien fue expulsado del PAN, y éste  en uno de sus libros narra una anécdota del estado etílico en que es asiduo Felipe Calderón, y cómo llegó Margarita por él y la forma de reclamar a todos la razón por la que embriagaron a su esposo, así también describe de la cerrazón mental (rigidez definen los psiquiatras) de Calderón, dijese Condorito – el de las caricaturas- exijo una explicación.

Hay que recordar que Felipe Calderón obtuvo la candidatura presidencial fuera del Gabinete, pero dentro del PAN. Renunció como secretario de Energía el 31 de mayo de 2004, luego de que el presidente Fox le reconvino por un acto proselitista en Jalisco con el gobernador Francisco Ramírez. Calderón, en una carta, calificó de “injusta y desmedida” la reacción del Presidente, pero le ofreció mantenerse firme en la defensa del Gobierno del cambio “porque creo en el PAN, y sé que su éxito es vital para lograr el México por el que siempre he luchado”. El favorito de Fox era Santiago Creel, secretario de Gobernación, sin embargo, Calderón lo venció a él y a Alberto Cárdenas en una elección interna cuyo proceso terminó en octubre de 2005.

Doce años después, Margarita Zavala, esposa de Calderón, renuncia al PAN para buscar la Presidencia como candidata independiente. “Sé lo que es que te nieguen la posibilidad de opinar, de participar. Que te cuestionen todo: tu trayectoria, tus decisiones, tu valor. Que se atrevan a quitarte el nombre, que crean que eres propiedad de alguien, que duden de tus méritos, que te minimicen por ser honesta. Que te pidan quedarte callada”, dijo el 12 de octubre tras registrar su intención de participar en las elecciones del 1 de julio próximo en el Instituto Nacional Electoral (INE).

Antes de separarse del partido donde militó por casi 7 lustros y después de anunciar su decisión, Zavala fue objeto de críticas por su aspiración. Se le reconocen méritos, talento y oficio político y un desempeño digno, respetuoso y discreto como primera dama, pero no la experiencia y preparación necesarias para ocupar la Presidencia. Por meses, Zavala fue la segunda aspirante con mayor intención de voto después de Andrés Manuel López Obrador, quien siempre se ha referido a ella como “la esposa de Calderón”; ahora lo es Ricardo Anaya, líder de Acción Nacional, a quien responsabiliza de su renuncia.

En su primer mensaje como aspirante presidencial ciudadana, acusó: “Mientras que la vida democrática se ha deformado para que las decisiones queden en manos de unos cuantos o de unas cuantas personas, yo elijo ponerme en manos de los ciudadanos. (…) Este proyecto (…) depende de los ciudadanos, no del dedazo de un presidente ni del capricho personal de un iluminado ni de un arreglo cupular”. Reproche a Anaya, réplica a López Obrador y deslinde de Peña Nieto.

Una encuesta de Consulta Mitofsky coloca al Frente Ciudadano por México (PAN-PRD-Movimiento Ciudadano) con el 21.2% de las preferencias para la elección presidencial; la coalición Morena-PT obtiene el 16.4% y la alianza PRI-Verde-Nueva Alianza-Encuentro Social, el 14.8%. Sin embargo, AMLO supera a Ricardo Anaya por siete puntos porcentuales, y por 11 a los pretendientes del PRI, de los cuales el mejor posicionado es Miguel Osorio, secretario de Gobernación.

Sin la estructura del PAN ni el apoyo de los 12 gobernadores de ese partido, Margarita Zavala tiende a desfondarse y a serle más útil al PRI, cuya estrategia consiste en pulverizar el voto para retener la Presidencia a cualquier costo. Para no caer en ese juego, Emilio Álvarez Icaza retiró su candidatura independiente. Otro factor en contra de Zavala es su esposo. Calderón no es el peor de los presidentes –Fox lo superó–, pero el saldo de su gestión es negativo y en el PAN tampoco dejó el mejor de los recuerdos. “El poder desgasta, sobre todo cuando no se tiene”, advierte Giulio Andreott. Ergo, Calderón atomiza a Margarita.

Jugadas de la Vida
Si el consorcio de supermercados Walmart fuera un país, sería el octavo socio comercial de China, por sobre países como Rusia, Australia y Canadá.
Twitter: @ldojuanmanuel

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*