El Arzobispo de Oaxaca, José Luis Chávez Botello, afirmó sobre el proceso electoral se esperaba una mayor conciencia ciudadana, ya que falta mucho por recorrer sobre la responsabilidad de la sociedad.

Afirmó que falta más cuestionar en este campo, abrir ventanas y luz en la política ya que la iglesia no solo espera de los candidatos sino la función principal de los partidos de abonar para que la conciencia crezca en el país.

Indicó que el llamado al electorado y autoridades es que todos los que tienen autoridad en el campo de las elecciones deben de tomar las medidas preventivas para ayudar y no se presenten anormalidades.

Por otra parte, dijo que la celebración de los muertos es un llamado y se tiene que analizar porque llama, se rescata la vida y lo bueno en cambio, lo que no es autentico divide y se seca, dura poco tiempo, las aparentes bondades no duran mucho tiempo

Afirmó que muchos buscan tener pronto dinero, satisfacciones sin hacer nada así se cultiva la ambición del dinero, se daña la fe, la esperanza y el amor porque se caen los pilares fundamentales.

El grave deterioro de la familia, la educación y la vida social pero los raíces de la vida aún están vivas, esto se palpa en septiembre, es el grito de construir una vida mejor, destacó.

Como en el terremoto esto es un llamado a quitar el escombro social, se necesita un trabajo sostenible por todos y quitar todo para reconstruir el tejido social.
Dijo que el camino doloroso de Oaxaca marcado desde hace décadas por la ambición es para avivar los oídos del corazón y escuchar lo que dice Dios.

“Todos apreciamos nuestra casa y pueblo volver a nuestras raíces para fortalecerlas nos hace bien, es tiempo de orar y discernir sin engañar ni engañarnos encontrar a Jesús es nuestro gozo”, indicó.