Se extinguen oficios en Oaxaca y nadie hace nada

*Todos pueden escribir la historia del Estado, afirma Spíndola

Alberto Ortiz 

Carlos Spíndola Pérez Guerrero, historiador advirtió ayer que en Oaxaca se extinguen los oficios tradicionales, sin que nadie haga algo por conservarlos.

Entrevistado luego de que dictara una charla sobre la ‘Breve Historia de Oaxaca’, consideró muy delicado que lo comercial se ponga sobre lo propio en el estado.

“Las nuevas generaciones no aportan, tampoco continúan con lo tradicional, lo cual pone en riesgo la identidad de nuestro estado’, afirmó ayer.

Reunido con ciudadanos en El Centro Cultural Reforma dijo que lo comercial es dañino para lo auténtico y la cultura.

Consideró importante que en las festividades de Oaxaca se respeten las tradiciones, para no verlas afectadas o verlas con distorsión.

Pérez Guerrero, puso como ejemplo las fiestas de la Guelaguetza, mismas que no deben verse como algo comercial, sino como una festividad auténtica de las comunidades indígenas y que es vista y vivida por miles de personas.

Otro aspecto que destacó es la desaparición de los oficios como, los afiladores, el vendedor de obleas, curtidores y los carteros, quienes sobreviven por la entrega de paquetes y mensajería de empresas.

Por lo que convocó a su conservación y práctica, debido a que en muchos casos se van perdiendo por el olvido y desinterés.

El ponente externó que todos en la sociedad tiene algo que aportar a la historia de Oaxaca y no necesariamente tiene que ser un gran político o personaje.

1 Comentarios

  1. El nuevo oficio de moda es luchador social y/o funcionario torpe.
    Las nuevas tradiciones son: bloqueos, marchas, plantones y malversaciones.

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*