Todo lo que se sabe sobre el submarino desaparecido en Argentina

– Hay 44 personas a bordo, entre ellas la primera mujer al mando de un submarino en América Latina

Con 44 personas a bordo, el submarino de la Fuerza Armada argentina, ARA San Juan, desapareció hace cuatro días -el pasado miércoles 15 de noviembre- mientras realizaba ejercicios de vigilancia de pesca ilegal en el golfo de San Jorge. La última comunicación de la nave fue a 240 millas mar adentro, es decir 432 kilómetros mar a dentro.

La noticia trascendió el jueves cuando el Comando Naval de Tránsito Marino empezó el operativo de búsqueda. Desde entonces, Argentina, Brasil, Estados Unidos, Reino Unido, Brasil y Chile han hecho un amplio despliegue medios -en el que incluso participa la NASA- para poder dar con la localización de la nave.

Hasta la noche del sábado, según apuntan las fuentes oficiales, los equipos de rescate habían rastreado sin éxito más del 80% del perímetro trazado en la zona en la que se perdió la pista del submarino. Al quedar un 20% de la superficie por rastrear se activó el protocolo para iniciar la búsqueda en la profundidad del mar.

Este mismo día, el ministerio de Defensa del país aseguró que se habían detectado siete señales de emergencia cerca del lugar donde desapareció. A pesar de no haber logrado establecer contacto, por lo que no se puede asegurar de dónde provienen las llamadas, Defensa apunta a que podría tratarse de la tripulación del submarino.

Por otro lado, la Armada descarta que las necesidades básicas sean una preocupación: “De por sí el submarino lleva víveres mínimo para 15 días más de los estipulados de viaje. No hay acá un tema para preocuparse de supervivencia por agua, comida o aire”, explicó el portavoz.

La hipótesis de las autoridades
La realidad es que todavía no se sabe lo que le ocurrió a la nave mientras hacía su labor de vigilancia y las autoridades argentinas no descartan ninguna hipótesis. Sin embargo, el portavoz de la Armada, Enrique Balbi, explicó que puede haberse tratado de un “problema de comunicación” o un “black out de baterías”.

El clima de la zona es complicado. “El mar estaba muy bravo, con olas altas, y es posible que haya buscado mayor profundidad y por eso perdió el contacto”, apuntó una fuente al diario Clarín. De hecho, las condiciones meteorológicas no han mejorado y la búsqueda se ha complicado por los fuertes vientos y el movimiento del agua.

El despliegue para el rescate

– Desde la Base Naval de Mar del Plata, salieron los buques científicos Austral y Puerto Deseado y la corbeta Espora. Y la corbeta Granville. (4 barcos)

– La Marina de Estados Unidos desplegó un avión marítimo P-84 Poseidón con 21 tripulantes. (1 avión)

– Desde Río de Janeiro zarpó el navío de Socorro Submarino Felinto Perry (K-11). (1 barco)

– Desde Malvinas, los británicos mandaron su avión Hércules. (1 avión)

– Participan las corbetas ARA Rosales y ARA Drummond, el destructor ARA Sarandí, un avión Tracker de guerra antisubmarina y un B-200 de vigilancia marítima, todos medios de la Armada. (3 barcos y 2 aviones)

Submarino desaparecido: la Armada envió psicólogos a Mar del Plata para contener a las familias

– Desde la base naval Puerto Belgrano salieron otros tres barcos: uno logístico, el Patagonia, y dos corbetas, la Robinson y la Parker. (3 barcos)

– También el Hércules TC-69 de la Fuerza Aérea, recientemente modernizado y en operaciones desde 2016. (1 avión).

– Y un avión P-3 Orion de la NASA, que cumplía una misión de investigación en la Antártida. (1 avión).

El submarino

El ARA San Juan fue construido en 1985 y, entre diciembre de 2007 y junio de 2014, el Complejo Industrial y Naval Argentino (Cinar) llevó a cabo lo que se llama una “reparación de media vida”.

Algo que se considera una de las obras más complejas de la industria naval: se pusieron a punto todos los sistemas claves y se llevaron a cabo 625 trabajos y obras entre los que estuvo un replacado y la reparación integral de las 960 baterías gracias a las que funciona.Tras este periodo, la nave volvió al mar.

La tripulación

Dentro de la nave viajaban 44 personas de las cuales las autoridades no han hablado de sus identidades. Sin embargo, los familiares y seres queridos de 13 de ellos han publicado en redes sociales información sobre los desaparecidos.

Entre los nombres que han trascendido está el de la primera mujer en estar al mando de un submarino en América Latina, Eliana María Krawczyk. Junto a ella, viajan Hernán Rodríguez, Esteban García, Javier Gallardo, Mario Toconás, Fernando Mendoza, Luis Carlos Nolasco, Marcelo Enriquez, Jorge Valdez, Ramiro Arjona, Cayetano Vargas Cáceres, Ricardo Gabriel Alfaro, Fabricio Alejandro Alcaraz, Roberto Medina.

Vanguardia

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*