Este año, ICA decidió ceder los derechos a terceros para concluir por fin dos autopistas en Oaxaca, una de ellas se inició hace 18 años.

En noviembre pasado, la empresa solicitó formalmente ceder los derechos de la concesión de Barranca Larga-Ventanilla (que busca conectar los Valles Centrales de Oaxaca con Huatulco) al Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), que ahora como concesionario licitará las obras faltantes para su conclusión, aseguró la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) vía correo electrónico.

Desde 2016, precisó la SCT, ICA regresaría esa concesión de 30 años. Lo mismo ocurriría con la carretera que irá de Mitla al Istmo de Tehuantepec, pero fue hasta 2017 que lo hizo.

Sobre la carretera Mitla-Istmo de Tehuantepec, asignada a la constructora en 2010, pero en desarrollo desde hace 18 años, SCT dijo que tendrá como nuevo concesionario a Ideal, de Grupo Carso, propiedad de Carlos Slim, que ya era socio en este proyecto.

“ICA (ya) no tiene derechos ni obligaciones sobre la autopista”, sostuvo.

Sin embargo, la Secretaría no aclaró si ICA tuvo que pagar por dejar la construcción de las carreteras, aunque hace un año afirmó que no sería así.

Barranca Larga-Ventanilla, en proceso de construcción desde 2009 y anunciada en 2008, requerirá una inversión superior a los 5 mil millones de pesos.

La emproblemada ICA expresó este año que estancó el avance del desarrollo de la vía de 104 kilómetros y cuatro carriles por considerarla inviable financieramente.

Barranca Larga-Ventanilla tiene un avance físico de alrededor del 55 por ciento y Mitla-Tehuantepec de aproximadamente 70 por ciento.

Ambas serán concluidas a finales de 2018, pero debieron estar al menos en 2015.

 

Reforma