Oaxaca, Oax. Lo incierto del 2018 hace que los oaxaqueños ya se preparen con todo en vísperas del inicio de un nuevo año, las tiendas esotéricas lucen llenas, lo mismo que en las calles.

 Vestir prendas íntimas de color rojo para atraer el amor o el amarillo para el dinero, aventar lentejas, sacar las maletas a dar un recorrido por las calles, comprar velas de abre caminos o de abundancia son tan sólo algunos rituales para recibir este 2018.

La crisis económica y la falta de oportunidades de trabajo o simplemente para mantener su nivel de vida o buscar una ayudadita ha obligado a los oaxaqueños y oaxaqueñas  a comprar una serie de productos para realizar mandas o agradecer por lo que se tiene.

Aunque algunos han mostrado su escepticismo, muchos abarrotan las tiendas en donde se expenden veladoras , perfumes, lentejas, amuletos y demás.

En el Mercado Benito Juárez,  se observan canastas con 12 velas o docenarios, cada una de estas deberá ser encendida cada primero de mes para atraer la fortuna, el costo es de 150 pesos.

En el negocio denominado “Los Remedios”, María señaló que los precios son accesibles además de que los productos son altamente demandados en esta época para atraer amor, fortuna, abundancia.

“Todos los años siempre estamos acá y si hay ventas”, dijo la mujer quien en este mismo sentido señaló que las hierbas para limpias también son altamente demandadas.

Sin embargo, algunos oaxaqueños y oaxaqueños han considerado que no basta vestirse de rojo como Santa Claus para atraer el amor o la fortuna, hay que salir a buscarlos y trabajar para obtenerlos, dijeron.

A pesar de que los papás de Diana Ivette Martínez González consideraban que tener y aventar lentejas en año nuevo era de buen augurio, la joven aseguró que no realiza algún ritual.

Hace unos días leí que para la suerte hay que moverse, dijo Luciano Romero  quien aseguró que no cree en estos rituales.

En las redes sociales, algunos usuarios han recomendado también que no sólo hay que vestir prendas íntimas de color rojo o amarillo también verde por aquello de los gasolinazos.