Oaxaca, Oax.- En vísperas del Día de Reyes este 6 de enero, las familias se preparan en Oaxaca para la tradicional partida de la Rosca de Reyes a  pesar de los precios que se han ido por los cielos.

Alrededor de este pan, en forma redonda las familias se reúnen para tomar un pedazo y ser partícipes de un agradable momento, aunque también esperan que no les toque el “niño” pues de ser así les corresponderá hacer el gasto de la Candelaria.

En esta temporada los panaderos generan una producción de hasta una tonelada de harina para la creación  de las ricas roscas, según el tamaño del negocio venderán en estas fechas desde mil a 10 mil roscas.

Los precios oscilan por pieza desde los 30 a los 250 pesos según el tamaño de este pan que va adornado de cerezas, higo, además de azúcar o fruta.

Esta es una de las mejores  temporadas para los panaderos, luego de un año de estancamiento económico por el alza a los precios de los insumos.

Para este año 2018, don Juan panadero de la comunidad de Tlacolula señala que la industria no contempla incremento,  mantendrán los precios del pan aún con el encarecimiento del azúcar, huevo y otros ingredientes.

Las compras de la rosca ya se realizan en los principales mercados de la capital y hasta en las calles. Los panaderos locales han solicitado que las y los oaxaqueños no  compren en tiendas transnacionales y que consuman lo local.