Los ingresos y gastos reportados por los precandidatos, Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade y Ricardo Anaya, no corresponden con la intensidad de su actividad política desplegada, y tampoco han declarado de dónde provienen los recursos que utilizan, afirmó el consejero electoral, Ciro Murayama.

Durante su participación en la presentación del segundo Informe de Ingresos y Gastos del Proceso Electoral Federal Ordinario 2017-18 de la Precampaña, con corte al 01 de enero de 2018, Murayama explicó que aunque hay operaciones registradas en el Sistema Integral de Fiscalización, los ingresos no concuerdan con los gastos.

“Hay ingresos por apenas 660 mil pesos y gastos por 5.1 millones”, dijo.

De acuerdo con un comunicado, del total de ingresos, “poco más de 650 mil pesos corresponden al precandidato de Morena por concepto de transferencias de recursos federales, y casi 7 mil pesos de aportaciones de militantes y simpatizantes que recibió el precandidato del PAN.

“El precandidato del PRI, hasta ahora, no asentado en el Sistema Integral de Fiscalización de dónde provienen los recursos que utiliza en su precampaña”, detalló.

Los gastos los tres precandidatos, agregó Murayama, “exceden en 4.5 millones de pesos los ingresos reportados, es decir, gastan sin documentar la fuente de los recursos que están utilizando.

“Si observamos los gastos reportados por los precandidatos, de esos 5.1 millones: 842 mil corresponden al precandidato del PAN, 656 mil a Morena y 3.6 millones al precandidato registrado por el PRI y Nueva Alianza”.

Ante esto, el consejero exhortó a los aspirantes a la presidencia describan y documenten el origen del dinero que se está empleando.

“A grandes rasgos, se están gastando 223 mil pesos por día, pero de acuerdo a la clasificación del gasto, dos precandidatos, Anaya y López Obrador, sólo han reportado gastos operativos.

“Si nos atenemos a lo que informan a la autoridad, no han gastado un solo peso en propaganda ya sea en Internet, en espectaculares, medios impresos o gastos de producción en spots de radio y televisión, aunque hay spots pautados por el INE, porque los propios partidos los entregaron y los mandaron producir”.

Otro tema que llama la atención de Murayama es que ninguno de los tres precandidatos ha sumado a su contabilidad gastos por propaganda utilitaria: playeras, banderines, gorras, entre otros, “cuando son elementos que se aprecian en todos sus actos de precampaña”.

A pesar se esto, el consejero apuntó que aún es tiempo de corregir y de nutrir la rendición de cuentas a través del Sistema Integral de Fiscalización.

“La fiscalización no es un capricho del INE, es un instrumento para recuperar la legitimidad de la actividad política de cara a la ciudadanía. Aprovechémoslo oportunamente: que no se nos vuelva un bumerang de desprestigio, sino una oportunidad de cercanía con la gente”, insistió.

Asimismo, el funcionario aclaró que los aspirantes por una candidatura independiente no podrán obtener su registro si no presentan su informe de ingresos y gastos.

“Quien cumpla el número de apoyos requeridos, quien cumpla con la distribución territorial que pide la ley, pero no presente su informe, no aparecerá en la boleta y en eso vamos a ser tajantes”, advirtió

Aristegui Noticias