Si la denuncia de ayer por parte del Gobernador de Chihuahua, Javier Corral, no tiene fines electorales,  ¿entonces qué fue? porque llevó a representantes del PRD y del PAN, justo los dos partidos que más promovieron la conformación del famoso Frente Ciudadano y la hizo en la Ciudad de México con la cobertura de la prensa nacional. Que nadie se diga sorprendido, a partir de hace varias semanas, todo lo que hagan los políticos de este País tiene fines electorales. Aunque nos salgan con la manga del muerto.

OTRA MÁS DE LA SCT
Nos cuentan que Rodrigo Ramírez Reyes, Oficial Mayor de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes anda incontrolable. Su extraño comportamiento ha llegado al grado que ya existen varias investigaciones internas sobre su gestión, que se ha caracterizado -de acuerdo a sus colaboradores más cercanos- en excesos, malos manejos, dispendio y desorden de la de por sí ya polémica dependencia. A ver si no resulta que le hayan un socavón en las finanzas como el Paso Exprés de Cuernavaca. Atentos.

SIN MORENA
El pacto de civilidad al que llamó el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México se firmó sin la participación del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Y es que en voz de la propia Claudia Sheinbaum ese pacto no es necesario si se cumple con la Ley. Y la verdad es que tiene razón pero en época electoral y por lo rijoso que se ha puesto el asunto una muestra de política podría haber sido firmar y ponerse atento a que se cumpliera. Pero no fue así. Veamos que sigue.