Lecciones de vida

Y uno se pregunta: ¿qué esperan?

Todo está muy claro, no sólo es que nuestros gobernantes y nuestra clase política se hayan comido y bebido el futuro de México en nombre de bastardas y bajas intenciones, sino que además ese futuro, el que le pertenece a los jóvenes, a los dueños del país, ahora está en manos de aquellos que realmente no creen que el mañana vaya a existir.

Parece que este 2018 hay 14 millones de millennials que tienen entre 18 y 24 años, y podrán salir a votar por primera vez. Parece que ésta es su era, su época, su mundo y su dominio.

No hay ninguna duda de que el hoy y el mañana les pertenece. No hay ninguna duda de que cuando una parte del país se derrumbó, los primeros que salieron a ayudar a las calles fueron ellos.

Y por eso mi gran pregunta es: ¿por qué no además de salir cuando se caen las casas, los edificios, los tabiques y los cimientos, también lo hacen cuando se caen las instituciones, la decencia y la promesa del mañana?

¿Qué esperan?

Porque ir por la vida dando testimonio de todo lo que falla, de todas las injusticias, de todo con lo que nos engañan y todo lo que nos quitan, puede llegar a ser un ejercicio hasta cierto punto alentador en un determinado momento, pero a su vez es absolutamente demoledor para nuestro presente y nuestro futuro quedarnos sólo en eso.

No basta con rechazar, porque eso no impedirá que nos maten, que nos abusen o que nos engañen. No basta con descalificar, porque descalificándolos no impedimos que nos roben. No basta con saber que se puede tomar el lugar de los actuales dirigentes y sólo seguir permitiéndoles que acaben con el país y con el pueblo.

¿Qué esperan?

¿Cuál es su plataforma? ¿Qué le diremos a nuestros hijos? Y lo que es peor, si todos esos jóvenes llegan a tener hijos -porque ahora muchos no lo consideran ante el mundo tan complicado en el que vivimos- cómo contestarán a la pregunta que les cuestione ¿por qué no ocuparon el poder?

Y una vez más insisto: ¿qué es lo que todos ustedes están esperando?

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*