* Quitan a Jesús Romero López de Comisión Instructora
* Divide Benjamín Robles a la coalición con Morena y PES
* Jesús Rodríguez Socorro, la carta fuerte para el municipio

El fuego amigo está dentro del propio PRD y está a punto de echar a perder al sol azteca, en pleno proceso electoral, donde no pinta nada bien el panorama para la coalición opositora que conformó este viernes con Acción Nacional y el Movimiento Ciudadano.

Se trata ni más ni menos que de dos diputados que se sienten estrellas del perredismo en el Congreso local, por el único mérito de saber negociar sus posiciones y votos, de acuerdo con sus conveniencias financieras.

En tan sólo un año, Toribio López Sánchez y Horacio Antonio Mendoza, el primero presidente de la Comisión de Programación y Presupuesto, una representación muy importante en cuando a negociación y prebendas, y el segundo presidente de la Comisión de Derechos Humanos y la de Asuntos Legislativos, han cambiado su modo de vivir.

Uno de ser un pasante de Derecho y representante de transportistas en la Mixteca, con cargos partidistas menores, y el otro asesor de uno que otro diputado y funcionario, además haber sido tesorero municipal de Santa María Atzompa, donde por cierto se ha registrado saqueos al erario, con administraciones perredistas.

Pues bien, insuflados, ambos se han atrevido incluso a desafiar al presidente de su partido, Raymundo Carmona, quien vez tras vez los ha llamado a incorporarse a tareas partidistas en unidad; además su coordinador Carlo Antonio Altamirano los ha convocado a respetar las decisiones de la fracción parlamentaria en el Congreso, pero no.

Toribio López y Horacio Antonio presumen ya camionetas de lujo, propias y del Congreso, así como propiedades en Xoxocotlán; dinero a raudales, que gastan con algunos medios de comunicación; viajes y placeres en los mejores restaurantes, sin acordarse de las comunidades o ya no digamos de sus comunidades de origen; el primero, de San Miguel El Grande, Tlaxiaco, y el segundo de Natividad, Ixtlán.

Incluso han desafiado a su propia dirigencia estatal, al negociar a espaldas de su partido posiciones con otros partidos, como Morena, donde guiñan el ojo en caso de no ser favorecidos para ser diputados federales.

Los dos invierten cuantiosos recursos para eso precisamente: forjar una imagen artificial de negociadores, grandes políticos, experimentados perredistas, para que sean tomados en cuenta. Pero, si no es así, amenazan, se irían donde les reciban su dinero y su “poder” legislativo, es decir Morena, donde ya están varios de sus compañeros con quienes mantienen continuos acuerdos, como es el caso de Jesús Romero López y Alejandro Aparicio Santiago.

Pero lo que distingue a ambos es su escasa productividad legislativa; han optado por la grilla, incluso en contra de sus compañeros de partido, a fin de lograr sus propósitos.

O les dan la diputación federal o se van a Morena, es la amenaza latente, lo cual ha encendido los focos rojos en el PRD estatal y nacional, pero no precisamente porque son cuadros de valía, sino porque detectaron que son dos individuos que negocian todo a espaldas del perredismo y en consecuencia traicionando a su partido.

¿Qué pasaría si se van del PRD? Quizá se sanearía y el partido y entonces sí podría tener mayor competitividad, al no tener fuego amigo del cual cuidarse. Al tiempo.

NIMIEDADES
1.- En la última sesión de la LXIII Legislatura, el pleno determinó cambiar a dos integrantes de la Comisión Instructora, que encabeza María de Jesús Melgar. Uno de ellos se trata ni más ni menos que de JESÚS ROMERO LÓPEZ, el actual presidente de la Mesa Directiva. Primero, según nos relatan nuestras fuentes, por excesivo protagonismo; segundo, por negarse a firmar el procedimiento de juicio político en contra de GABINO CUÉ y tercero porque tiene más pactos con el PRI que con su bancada de Morena, por lo cual sus propios compañeros pidieron su cambio, que aprobó el pleno.

¿Qué más le sabrán al amigo de Ulises Ruiz Ortiz, que de manera cariñosa le llama “Charbelín”?

2.- Muy criticada la estridencia del senador BENJAMÍN ROBLES MONTOYA el pasado viernes, por llevar acarreados, porra, bandas de música y hacer un mitin frente a las oficinas del IEEPCO, cuando se fue a registrar la coalición con PT-Morena-Encuentro Social. Fue la propia dirigente Nancy Ortiz quien mostró su extrañeza por no haber sido informada acerca de las pretensiones del aún senador petista; lo que ella no sabe es que Robles Montoya lo hizo para atraer reflectores hacia su esposa Maribel Martínez, a quien a fuerza quiere hacer candidata de algo.

3.- Uno de los primeros que reveló su determinación de aspirar a un cargo de representación popular fue JESÚS RODRÍGUEZ SOCORRO, quien el viernes presentó su renuncia a la Secretaría de Economía, cargo con el que le honró su amigo el gobernador Alejandro Murat el pasado 1 de diciembre. Pues bien, el empresario y ex presidente de la Canacintra está decidido a conquistar la candidatura y por lo pronto no tiene ningún señalamiento a su paso por el gobierno estatal, sino por el contrario únicamente resultados positivos en el apoyo económico a damnificados por el sismo, en la atracción de inversiones para Oaxaca y en lograr que se consolidara y decretara la Zona Económica Especial en el Istmo. Seguramente que con esos antecedentes logrará el ansiado cargo y posteriormente la propia presidencia municiapal de la capital, bajo las siglas del PRI.