POR SÓCRATES A. CAMPOS LEMUS.
La sobreinformación sin contenido, las amenazas del extranjero, la violencia interna, parece son los elementos para distraernos y que no veamos lo que en la realidad está aconteciendo. Hoy en día nos hablan de que en una casa de California, Estados Unidos, ¡horror”! encontraron a trece niños, unos encadenados y con desnutrición, y yo me pregunto: ¿cuántos niños mexicanos viven si no encadenados, en la realidad, en la pobreza, la marginación y la desnutrición? y cuántos nos alarmamos de tal situación y nos quedamos callados, siendo cómplices de ello, porque al final de cuentas es muy sencillo hablar de los demás y no solucionar nuestros problemas y conflictos. También nos hablan de que los rusos entran en la escena electoral en México y que se alían con el “que ya sabes quién”, pero la realidad es que los rusos estarán hasta la fregada de lejos y los gringos a un pasito para que nos sigan jodiendo. los gringos son los que mandan y controlan el país, y si eso fuera cierto, por supuesto que con los ánimos bélicos de Trump. pues ya nos habrían invadido y eliminado a “ya sabes quién”. y para que no pensemos que todos andan entre algodones y en las transas y andanzas de la política y los negocios, ahora resulta que el Ayatola Anaya y el mesías Corral, hacen unos escándalos pero no presentan las condiciones de transas y de andanzas que traen con varios gobernadores, y por ejemplo, mientras esos escándalos ocurrían en Chihuahua, pues nos imponían a la señora del ex gobernador de Puebla como su candidata al gobierno del estado, y con ello nos quedamos pensando en que ahora la política no solo es un enorme negocio, sino una forma de heredar el poder y los negocios para que no se descubran las transas y las andanzas de los que han manejado los bienes y los fondos públicos de los poblanos, para darles puro camote, y utilizarlos, para hacer sus negocios privados…
Desde hace años se pretende imponer la famosa “ola azul” para ganar posiciones políticas en el sureste de México de parte de la ultraderecha nacional, y es que todos saben que ahí están los recursos y por supuesto, las gentes más jodidas que aceptarán cualquier nivel de ingresos y no chistarán más, porque el hambre es cabrona y más vale pan en la boca que ver cientos al soñar. En el sureste están los recursos petroleros, los eólicos, el agua, los mineros, los agro alimentos, los forestales y cuentan con mucha mano de obra barata y reprimida y esclavizada desde hace muchos años… ahí, en la realidad, se pueden tal como lo demuestran los que en verdad conocen, hacer grandes negocios con pocas inversiones y pueden ingresar a la política ejerciendo un alto nivel de demagogia y de promesas, usando pocos recursos, sobre todo cuando  muchos municipios se pueden controlar los proceso electorales, porque con el sistema de “usos y costumbres”, con pocos recursos se garantizan el poder en cientos de municipios… y de ahí, el control de los pasos del narcotráfico, su producción y el gran nivel de consumo del huachicol robado por las huestes poblanas y distribuidos en Veracruz, Oaxaca, Chipas, Estado de México, y de ahí las grandes sumas de dinero en efectivo y sin control que manejan los políticos y los operadores poblanos para imponer a la dinastía poblana en el poder…
“Inocente pajarito que te dejaste engañar” es lo que en cada proceso electoral vemos los mexicanos, y no acabamos de aprender, porque tenemos, por hambre, horror y terror, por cobardías y miedos, una memoria corta que todo se nos olvida, hasta los favores y las ofensas…
Muchos analistas aseguran que este proceso electoral, pactado con las fuerzas “políticas institucionales y negociadas con los que en verdad mandan y controlan el poder, como son los empresarios, financieros, narcotraficantes, comerciantes y representantes de los grupos económicos de los estados, que todo se encamina a que se garantice un control de cualquier movimiento de protesta que pueda desarrollarse ante la falta de credibilidad y de confianza a las instituciones y a los partidos políticos, al encabronamiento por la desocupación, los impuestos altos, los saqueos y robos de los fondos públicos, del entreguismo de los bienes públicos a los “inversionistas privados y extranjeros”, la inseguridad, los miles y miles de asesinatos, los desaparecidos, los encarcelados, los desplazados, por la falta de asistencia en la salud y en la educación que tienden a la privatización y a los altos cobros y ventas de nuestro líquido vital, el agua, a las empresas comercializadoras y a las que nos cobran cuando las redes y las instalaciones las hemos pagado los mexicanos, por los altos costos de los combustibles, por los aumentos de precios, en fin, razones hay de más para ese encabronamiento y esa falta de confianza en los políticos y sus grupos, así, las razones para cualquier movimiento de protesta incluyendo los encabezados por la derecha como se hace en Chihuahua, dizque para encabezar la lucha y la nueva revolución pacífica en contra de la corrupción y la manipulación del poder, pues todo puede suceder, pero lo que es suficientemente claro es que las protestas de la derecha no sufrirán represiones, pero si se les ocurre a los trabajadores protestar en contra del charrismo y de la explotación sindical y a los campesinos luchar por sus tierras, agua, minerales, precios justos y crédito, y a los estudiantes demandar empleos y buena educación, con toda seguridad les dan en la madre, los reprimen y les aplican la máxima: ENTIERRO, DESTIERRO O ENCIERRO. todos pueden protestar y gritar, con eso no dañan los intereses de los grandes grupos ni ponen en riesgo los intereses de los millonetas, ni de los políticos, ni de los curitas, ni de los dirigentes obreros, ni de los narcos, ni de los policías… que griten, pero que no lleguen a ofender al poder y a lesionar sus intereses, en sus bolsillos, porque entonces, no importa que sea “ya sabes quién”, les dan en la madre a los que luchen por una vida mejor, más justa y más humana, más patriótica y más soberana… que griten, pero que no se movilicen… engarrótenseme hay…