– “No me quitaste la gimnasia. Amo este deporte, y eso es más fuerte que la maldad que hay en ti y en los que permitieron esto”, dijo la campeona olímpica a su agresor en la corte (Reuters)

La campeona olímpica Aly Raisman enfrentó ayer al médico que se declaró culpable de abuso sexual y le advirtió que el testimonio del “poderoso ejército” de 140 sobrevivientes lo atormentará en prisión.

Unas 80 mujeres y niñas víctimas de los abusos de Larry Nassar, cometidos bajo la excusa de que les brindaba tratamiento médico, desfilaron por el tribunal en la audiencia de sentencia que comenzó el martes. Muchas veces sin poder contener las lágrimas, las víctimas describieron los abusos de Nassar.

No me quitaste la gimnasia”, dijo Raisman. “Amo este deporte, y eso es más fuerte que la maldad que hay en ti, y en los que permitieron que lastimaras a tanta gente”.

La junta de la Universidad Estatal de Michigan, donde trabajaba Nassar, pidió a la fiscalía del estado que investigue las gestiones que hizo la universidad cuando se presentaron denuncias contra el médico. Y es que arrecian los reclamos para que la presidenta de la institución Lou Ann Simon renuncie o sea despedida.

Raisman dijo que si tan solo un adulto hubiese creído a las jóvenes que denunciaron a Nassar y hubiese “tenido el valor y el carácter para hacer algo, se hubiese podido evitar esta tragedia. Y otras jamás te hubiesen conocido, Larry, deberías estar preso desde hace mucho”.

Nassar se declaró culpable de abusar sexualmente de niñas en su oficina en la universidad, en su casa y en un club de gimnasia en Michigan. Ya había sido sentenciado a 60 años de prisión por otro caso federal de pornografía infantil, por lo que el exmédico de 54 años pasará el resto de su vida tras las rejas.

Adrenalina