– Representantes de Amnistía Internacional advirtieron que persisten fallas en atención a migrantes. 

Cd. de México.- La instalación de pantallas que transmitan información sobre cómo solicitar asilo en estaciones migratorias todavía no entra en vigor, señalaron representantes de Amnistía Internacional (AI).
 

“Investigadores de Amnistía Internacional nunca hemos visto con nuestros propios ojos esas pantallas, pero estaríamos aplaudiendo la implementación de esas medidas”, comentó la investigadora del organismo, Madeleine Penman.

Durante la presentación del informe “Ignoradas y sin protección, la mortal devolución de personas centroamericanas solicitantes de asilo desde México”, la subdirectora de programas de Amnistía, Raquel Aguilera, aseguró que este lunes sostuvieron una reunión con el Comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Ardelio Vargas, a quien entregaron el informe en mano.

En esa reunión, precisó Aguilera, el Comisionado les informó que estaban por instalar las pantallas en los centros de detención de migrantes, es decir que esta medida aún no se encuentra vigente, como sugería la respuesta del INM al informe de Amnistía, difundida la mañana del martes.

“El Comisionado comentó que iba a tomar el informe con toda rigurosidad”, destacó.

Sobre las 2 mil personas que en su respuesta el INM dice que canalizó a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), Penman afirmó que es un esfuerzo insuficiente si se compara con que cada año son detenidas al menos 150 mil personas en estaciones migratorias.

“Tal vez 50 por ciento de esta población está en necesidades de protección”, indicó.

Dijo que si bien las autoridades hacen esfuerzos importantes, sigue sin haber una protección adecuada, sobre todo porque falla la humanidad en el trato hacia los seres humanos.

Asimismo, afirmó que el principio de no devolución es vinculante para los estados, y al violarlo, se puede llevar a cualquier corte internacional o a comisiones de derechos humanos.

Sin embargo, precisó, esto sería muy difícil, pues en el caso de los migrantes deportados por el INM, no tienen ningún documento que acredite que fueron repatriados.

Las representantes del organismo reconocieron que para elaborar el informe hubo apertura en todo momento por parte del INM.

* Reforma / Silvia Garduño