Entre surcos y Mezcal

Oaxaca, Oax.- Hoy, como en ningún anterior proceso electoral, el registro de candidaturas entre todos los partidos políticos contendientes, conduce de manera obligada al análisis de múltiples factores entre sus militantes y simpatizantes. Competir, con posibilidades reales de triunfo, requiere de la mayor objetividad posible para la adecuada selección de los mismos. Esta necesidad, resultado de la exigencia e incidencia determinante entre los electores, los ha guiado por parejo a impulsar  internamente una nueva misión con amplia perspectiva ciudadana.
En la actualidad, todo candidato participante requiere transmitir confianza, seguridad y fortaleza. Propiciando equilibrios y generando consensos. Siendo congruente, con auténtico compromiso social y  sólida imagen personal.
Hacia el interior de su instituto político, lo anterior se traduce en un elemento de opinión fundamental. Y hacia los electores en general, cualquier candidato de partido político o independiente, poseer estas características le representa un factor de percepción imprescindible.
En el Comité Directivo Estatal del PRI Oaxaca, conforme al análisis y comportamiento estadístico de los últimos procesos electorales, aunado al ordenamiento emitido por parte de todos los órganos electorales respecto a la igualdad y equidad de género en el número de las candidaturas en disputa; desde el momento en que hizo pública la convocatoria para el registro de aspirantes a pre candidatos en  los distintos cargos de elección popular, se logró apreciar claramente ese armonioso replanteamiento de selección que en procesos anteriores no constituían obligación legal de cumplimiento.
Sujetarse con estricto apego a los requisitos establecidos por las leyes electorales vigentes, es por sí mismo un primer reto a superar con éxito. Configurando, mano con mano, ese marco solidario entre pares. Imprimiéndole en cada trazo necesario, esa profunda pasión distintiva  y la orgullosa convicción característica de los militantes priistas en pro de  la unidad. Siendo la unidad, esa gran aliada indivisible, la única capaz de concretar la mayor cantidad posible de victorias.
Contrario a lo que reiteradamente señalan los detractores permanentes al PRI, este es un partido que en la praxis política ha dado muestra constante de renovación y extraordinaria capacidad de adaptación. Un instituto, con la más amplia estructura de representación política en todo el territorio nacional; con un trabajo de base permanente y constante. La ideología  e institucionalidad de sus postulados, nunca ha sido una condicionante impostergable para encauzar y evolucionar hacia los procesos de vanguardia que nuestra sociedad requiere. Ese PRI que, desde su origen mismo, siempre ha sido el gran rival en toda contienda política. 
Una vez que la comisión de procesos internos dictamine y dé a conocer la lista definitiva de sus abanderados, hasta entonces podrán ser denominados pre candidatos. Esperando las fechas que el calendario electoral establece para su inscripción y registro como candidatos oficiales.

En estos momentos, cuando no se cuenta con la certeza de quienes serán todos los candidatos con registro oficial para contender por cada uno de los diversos cargos de elección popular a celebrarse el primer domingo de Julio, resultaría una grave irresponsabilidad aventurarse a vaticinar resultados favorables o adversos hacia cualquier persona o coalición política en particular.
Sin embargo, ante la inminente procedencia hacia algunos registros únicos de inscripción, si podría anticipar que el PRI Oaxaca será protagonista principal en todas las contiendas; manteniendo muchos de los municipios y distritos electorales que actualmente representa. Y también, ante las circunstancias previas al día de la elección, la posibilidad de conquistar nuevas e importantes posiciones.
Aún falta tiempo. Un plazo tan breve o tan extenso conforme se despierte el interés y el ánimo colectivo de los electores. El inicio de las campañas, cada vez más cercano, será un termómetro con variantes diarias. El mensaje de los candidatos, fundamental para atraer a ese número tan importante de electores indecisos. Ni que decir de la motivación, identidad y confianza; que requieren proyectar los líderes y dirigentes de partido. Una campaña priista, sin la pasión ni la convicción de su militancia, jamás podrá alcanzar ese nivel de competitividad que se requiere desde el primer día. Para concluir, el comportamiento de las autoridades en funciones, mediante los aciertos o errores de su quehacer público y privado; también jugaran un papel importante.
Grandes retos, sin duda. Pero las expectativas, fincadas en la unidad partidista y con una adecuada estrategia de campaña, generan desde ahora ese aliento necesario con optimismo moderado.
La risa es la mejor medicina. Pero el Mezcal tampoco necesita receta.
La semana pasada, comentaba sobre la importancia que representa para todo consumidor de Mezcal saber que la bebida a consumir cuenta con las certificaciones necesarias y con ello garantizar la calidad del producto.
Hoy, me permito sugerir una visita obligada a la Mezcalería In Situ; ubicada sobre la Avenida Morelos número 511, a unos pasos del centro histórico de la ciudad capital de Oaxaca de Juárez.  Donde de manera personal, lo podrá atender el ya internacionalmente conocido y reconocido Maestro Ulises Torrentera. Una visita obligada para probar exquisitos mezcales y aprender más sobre esta mágica bebida.
Gracias, como siempre, por la gentileza de su lectura.