CIUDAD DE MÉXICO.- El mercado cambiario mexicano cerró la última jornada de la semana en baja frente al dólar, cortando una racha de dos días de ganancias consecutivas, luego de que se publicara en Estados Unidos que en enero se crearon más empleos de los esperados, lo que apunta a que la Reserva Federal continuará subiendo la tasa de interés este año.

El dólar interbancario cerró en 18.5395 unidades, de acuerdo con datos del Banco de México. En el día, el peso perdió 0.90 por ciento.

En el balance semanal, la moneda mexicano logró una marginal alza de 0.07 por ciento.

En ventanilla bancaria, el billete verde se vende en 18.80 unidades, cifra mayor a la registrada el jueves como cierre por Citibanamex de 18.70 unidades.

La moneda mexicana cedió terreno luego de tocar en la sesión previa su mejor cotización desde el 4 de octubre del año pasado (18.3725 unidades), de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

Las presiones sobre el peso procedieron del dato del empleo de enero y los salarios en Estados Unidos, los cuales aumentaron al ritmo anual más rápido desde que terminó la recesión.

Las nóminas no agrícolas aumentaron 200 mil puestos, en comparación con la estimación mediana de los economistas para un aumento de 180 mil, después de un aumento revisado desde 160 mil adelantos, según cifras del Departamento del Trabajo este viernes.

El informe acerca al país al empleo máximo, uno de los objetivos de la Reserva Federal, y establece un tono sólido para la contratación de este año tras los continuos aumentos en las nóminas en 2017.

Otro de los factores que frenó la recuperación del peso fue la apreciación que tuvo el dólar frente a una canasta de 10 divisas, gracias al alentador informe sobre las nóminas no agrícolas de enero en Estados Unidos.

El índice dólar sube 0.86 por ciento frente a una canasta de 10 divisas.

La caída en los pecios del petróleo desde máximos de cuatro años que alcanzaron en la sesión previa son otro referente que imprimía presión bajista sobre la divisa mexicana.

El barril del WTI de referencia en Estados Unidos cerró en baja de 0.53 por ciento, a 65.45 unidades; mientras que el Brent de Londres pierde 1.54 por ciento a 68.58 dólares.

 

El Financiero