Oaxaca de Juárez, Oax. 2 de febrero de 2018. El Gobierno del Estado a través de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO), informa que la brigada del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico Asociación Civil (CIRES A.C), arribó a la entidad para hacer el diagnóstico de los daños que provocaron los vientos generados por el Frente Frío Número 25 a la torre del equipo repetidor del Sistema de Alertamiento Sísmico de Oaxaca (SASO), ubicada en San Antonio Cuajimoloyas.

Para atender esta contingencia del sistema que sirve de apoyo a 11 entidades, de inmediato el Gobierno del Estado a través de la Coordinación Estatal de Protección Civil el día de ayer depositó a la cuenta del CIRES la cantidad de 3 millones 250 mil pesos, misma que en su momento será coinversión del 50 por ciento Estado y el 50 por ciento del Fondo Nacional de Desastres Naturales (FONDEN).

Para agilizar los trabajo, hoy se solicitó la declaratoria de emergencia para que se haga efectivo el acuerdo que promovió el Gobernador Alejandro Murat Hinojosa y el Secretario de Gobernación Alfonso Navarrete Prida, a fin que el FONDEN ministre los recursos que permitan atender la contingencia que se generó a la antena y sensores por las condiciones climatológicas que han imperado en los últimos días en la entidad.

Personal de la CEPCO desde el primer momento del daño envió brigadas para reparar la antena de Cuajimoloyas y esto ha sido nuevamente edificada en su totalidad y ahora corresponde al CIRES evaluar el equipo técnico para diagnosticar el daño en su caso y la rehabilitación que tendrá que hacerse de este equipo, así como de la torre de Corral de Piedra.

Asimismo los técnicos del CIRES realizarán la revisión del equipo repetidor ubicado en Humo Chico, Santiago Comaltepec que también fue afectada por las fuertes ráfagas de vientos que se presentaron.

El Gobernador Alejandro Murat ha girado instrucciones para que este sistema que mantiene la entidad y que subsidia y apoya otros estados entre ellos el de la Ciudad de México quede en óptimas condiciones y al 100 por ciento. Asimismo, ha planteado que el modelo de la alerta sísmica del país debe pasar del orden federal para costear los costos en cuánto a su desarrollo y mantenimiento.