El Valle de Oaxaca (Segunda Parte)

Ahí es donde empieza la historia del Jardín  de la Constitución y la íntimamente ligada banda de música del estado, integrada con los músicos Oaxaqueños, los extranjeros y filarmónicos del ejército Francés expedicionario, así como  también los filarmónicos que pertenecían a los conservadores que comandaba el general Carlos Oronoz  vencido el 31 de octubre de 1866 por don Porfirio Díaz, al tomar la Ciudad de Oaxaca, las crónicas refieren que quienes se integraron al batallón Guerrero como músicos, cobrando como soldados de tropa, con el concebido privilegio que tenían al ser filarmónicos, su cuartel (antiguo colegio de San Bartolomé en el siglo XVI) se ubicaba en la esquina de la calle de Macedonio Alcalá y la 1ª. de M. Bravo de esta ciudad de Oaxaca (en él se encuentra hoy en día el Restaurant “La hostería”), propiedad del estimado Dr. Manuel Canseco Castillo. De ese cuartelito salían todas las tardes una audición en la que el pueblo se regocijaba, su primer director lo fue el maestro Bernardino Alcalá, hermano de Macedonio,  Bernabé, Manuel, Nabor y José, todos ellos hijos del primer matrimonio de Don Gabriel Alcalá,  a Bernardino  le toco dirigir la banda de música semi militar el 15 de marzo del  año de 1868, algo importante  que debemos tomar en cuenta es lo que al respecto menciona la historia de Oaxaca, que los extranjeros, que fueron perdonados por Porfirio Díaz o bien por haberse casado con Oaxaqueñas, se quedaron a vivir en Oaxaca, como ciudadanos libres, tal es el caso del segundo director de la banda el talentoso maestro Francisco  Sackar, quien   siendo   director   de   origen   extranjero      -Austriaco-  en su dirección vio desaparecer el batallón Guerrero y vio nacer el Batallón Guardia Nacional al cual se incorporó su Banda que seguía siendo de Guerra y que dirigió magistralmente durante todo el año de 1869, coincidentemente fue el año de la composición del Vals “DIOS NUNCA MUERE” y fallecimiento el día  24 de agosto de 1869 de su autor “Macedonio Alcalá”, el maestro Sackar también vivió el cambio de baja de la banda en el batallón y la alta de esta en el cuerpo de artillería del Estado, todo sucedió en el periodo en el que fue su director (1869-1876), para el año de 1876 la dirección regresó a un Oaxaqueño, el maestro Bernabé Alcalá, uno de los seis  hermanos, quien era miembro y presidente de la sociedad Santa Cecilia, sin embargo un padecimiento que fue mal atendido lo llevó a la tumba el 9 de febrero de 1880, quedando la banda sin su tercer director, por lo que el gobierno del estado nombró provisionalmente  como encargado, al maestro José D. Castro, quien  duró unos meses ya que el día 1 de abril de 1880 fue nombrado director de la Banda  el músico José Alcalá, nombramiento hecho por el gobernador Francisco Meixueiro (1876-1881) quien fue el que inicia la construcción del primer Kiosco construyendo la base (zócalo) para ser concluido con capacidad para 30 músicos, e inaugurado por don Porfirio Díaz, ya siendo gobernador  del estado en el año de 1882.

El gobierno de Don Porfirio Díaz Mori en su tercera ocasión (1 de Diciembre de 1881 al 27 de Julio de 1882) logró éste kiosco y en un cuarto periodo (1 de diciembre de 1882 al 3 de Enero de 1883) su consolidación, ésta 4ª.  fue benéfica para Oaxaca ya que es la única ocasión en la que un presidente  de la República regresa a gobernar su Estado, todo dentro del periodo llamado el Porfiriato (1877-1911) con la breve interrupción de Manuel González  (1880-1884) que el propio Porfirio hizo elegir como su sucesor en la presidencia.
En Oaxaca la banda de música volvía a tener cambios el propio gobernador decidía el 31 de diciembre de 1882 cesar a Don José Alcalá el más joven de esta familia de músicos y darle el giro definitivo de militar a Banda del Estado, con un presupuesto anual de $7,100.00, incluyendo el gasto de una agrupación civil que no dejó de usar el uniforme militar, ni dejó de tocar las marchas militares, ésta quedaría oficialmente en 1887, bajo la dirección de Don José María Velasco, quien empezó a dirigirla en 1883 y concluyó su dirección bajo contrato el 31 de julio de 1892, sucedió en la dirección a partir de agosto de ese año el maestro Gabriel Garzón, fungía este músico en la dirección cuando se dio la orden de que la Banda volvería ser militar y dependiera del regimiento de artillería, por lo que Garzón recibió el grado de subteniente de la guardia nacional, la decisión vino del gobernador Gregorio Chávez a raíz de la inauguración del ferrocarril mexicano del sur, acontecimiento importantísimo en la vida de Oaxaca, en todos los aspectos y con una visita prolongada a partir del 13 de noviembre de 1892, ya que en enero del año siguiente Doña Carmelita inaugura el colegio “Casa de Cuna”, que se ubicaba en el ex convento de San Agustín (Calle de Guerrero, esquina con Armenta y López, de la ciudad de Oaxaca de Juárez),

Fueron cinco años de dirección, con sonados aplausos  y algunos contratiempos que no gustaron, sin embargo fue en media década que aumentó el número de ejecutantes estableciendo un calendario de estudio que no existía, se nombró un secretario y se inició el acervo musical que es rico en partituras, también se conformó un archivo sobre todo lo referente a la música y a las actividades inherentes al cuerpo, así nació la audición nocturna, como un calendario, con la obligación de tocar sin excusa, 5 veces por semana y se empezó a dar las audiciones  vespertinas en el paseo Juárez, en la Alameda, en el Jardín Morelos,  y en las múltiples fiestas cívicas, 5 de febrero, 24 de febrero, 21 de marzo, 5 de mayo, 15 de septiembre –La América- el 16 de septiembre –desfile- etc.
En las postrimeras del siglo XIX, estando en el gobierno el Sr. Nicolás Garrido, que cubría las constantes ausencias del gobernador constitucional general Martin González, hombre de todos las confianzas de Don Porfirio Díaz, y quien gobernó de 1894 a 1902, fue nombrado el Músico German Canseco el 1 de mayo de 1897, se caracterizó este director por su calidad en la conducción, y en la academia por lo que sus integrantes mejoraron sensiblemente su calidad ejecutoria, nos dice al respecto el cronista e historiador
Don Jorge Fernando Iturribarria,  – Bajo su batuta se emprendió la buena ejecución de partituras de músicos célebres con obras de mayor aliento, italianos, franceses y alemanes- hasta aquí Iturribarria.
Para mí en lo personal  con este director (1897-1915) fue una etapa brillante ya que con el apoyo del culto gobernador el Lic. Emilio Pimentel (1902-1906) con reelección de (1906-1910) y del 1 de diciembre de 1910 al 4 de mayo de 1911, con motivo de la renuncia de Díaz y los convenios de ciudad Juárez, Pimentel  con su renuncia al cargo se anticipó a los acontecimientos, entrando como gobernador interino el 22 de mayo de ese año del general Brigadier Félix Díaz Prieto, quien renunciaría el 3 de junio, asi mismo como interino lo sustituye como Gobernador el Lic. Jesús Acevedo.
Como decía líneas  arriba con Emilio Pimentel la banda del Estado formó músicos brillantes, fue una época de esplendor ya que la banda vio acrecentado su archivo y renovó su instrumental importándolo el gobierno de Pimentel de Alemania, con lo que alcanzó su afinación y homogeneidad.
Hacia 1915 la llamada “Soberanía” fue trágica para Oaxaca en todos los aspectos, educativos, sociales, políticos, económicos y culturales, pues a raíz de la llegada del ejército Carrancista, viene al mando de la división 21 el joven general Jesús Agustín Castro (3 de marzo de 1916 al 31 de marzo de 1917), en tan solo 6 años, Oaxaca tuvo 8 gobernadores, Félix Díaz, Heliodoro Díaz Quintas, Benito Juárez Maza, Constantino Chapital, Alberto Montiel, Miguel Bolaños Cacho, Francisco Canseco, José Inés Dávila y Jesús Agustín, interrumpiría ésta lista de Oaxaqueños, éste Carrancista  ya que él era de Durango, y llegaría a ser secretario de guerra y marina, con don Venustiano Carranza, así como con en el gabinete del general Lázaro Cárdenas figuro como secretario de la defensa nacional.
La banda, nuestra querida banda de música del estado a partir de 1915 tuvo como director interino a Don David Baltazar, retomando la dirección el maestro German Canseco quien la dirige por otros 14 años, hasta 1929 continuó en la dirección de esta ya prestigiosa banda con batuta en la mano el músico  mayor Moisés Baltazar, que destacaba como instrumentista y buen músico, a propósito en ese año de 1929, el 11 de enero fallece en esta ciudad el inspirado compositor de música don Cosme Velásquez, él es el autor de entre muchas de una danza “Siempre pensando en ti”, estrenada en un baile ofrecido en la Villa de Etla al gobernador del estado el General  Félix Díaz Mori, en el año de 1869, también compuso el   Schottisch “Ausente de mi Madre”, dedicado a la señora Francisca Rodríguez de Zertuche, con arreglos de M. Ríos Toledano, lo menciono porque eran estas piezas musicales parte del repertorio de la banda de música de nuestro Estado de Oaxaca.
Siguieron en la dirección los maestros Agustín Hernández Toledo, Prospero A. González, aquí se interrumpe el hecho de que la banda al tener 78 años de ser  auspiciada por el gobierno del Estado, pasó al municipio siendo gobernador Manuel Sánchez Cano, medida que al igual que los impuestos fue antipopular a su salida del gobierno, la banda regresó al estado, siendo un lapso pequeño del 16 de abril de 1946 al 30 de junio de 1947,que estuvo en calidad de municipal, mas sin embargo el gobernador Eduardo Vasconcelos Pérez con sensibilidad la reintegro al estado, en este periodo  fue su director Anastacio García Santos,  año desastroso para la banda, sin interés del gobierno, sin preparación, sin recursos, pues para el Ayuntamiento de la ciudad era una carga económica, fuera de su alcance, recordemos que el Gobernador interino  -1947-1950- tenia bien gravado el nombre de culto, ya en 1933 era secretario de gobernación y en 1934 secretario de educación en el gobierno de Abelardo L. Rodríguez, entre otros muchos cargos, el Lic. Vasconcelos decide nombrar en 1947 al zaachileño Amador Pérez Torres, quien muy recientemente había tenido éxito con su Danzón Nereidas en la Capital de la República, era militar con grado de capitán, por  lo que Don Eduardo gestiona ante la secretaria de la defensa nacional que se le comisionara para tomar la dirección de la banda, fue una época de buena música, de Danzones, de inspiración Bohemia, ya que el llamado Dimas fue por ese motivo un corto tiempo director, en diciembre de 1948 nombra el gobernador Vasconcelos a un músico de una calidad extraordinaria y de elegancia aprendida en los Estados Unidos de Norteamérica, el maestro Don Diego Innes, director.

Continuará…..

Oaxaca, Oax., a 04 de febrero  de 2018.
Jorge Alberto Bueno Sánchez.
Cronista de la Ciudad de Oaxaca.
Miembro de la S.M.G.E.
Miembro del S.C.M.

"Las opiniones expresadas aquí, no han sido sometidas a revisión editorial, son de exclusiva responsabilidad de los autores y pueden no coincidir con la de nuestro medio de comunicación o de nuestra empresa."