Por: Deimos Sánchez

Rosario Marín, ex tesorera del Gobierno de Estados Unidos, consideró que la decisión del Presidente Donald Trump de abandonar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con México y Canadá, es irrazonable.

Expuso que el tratado está estipulado como una Ley avalada por el Congreso del País Norteamericano, y revertirla traería consecuencias económicas para el vecino país del Norte.

Lo anterior, derivó luego de que Trump en el año pasado anunció si posición en el sentido de que daría por terminado el TLCAN  si no logra una nueva negociación beneficiosa para Estados Unidos.

La ex funcionaria estadounidense de origen mexicano, explicó que las consecuencias a las que se enfrentarían es que si México quiere exportar pagaría una tarifa, pero Estados Unidos por hacer este mismo proceso tendría que pagar el doble de lo que México pague y eso ni el mismo Donald Trump lo sabía.

Por tanto, reiteró que si el presidente del Partido Republicano quieres desistir de esta negociación  con México y Canadá tendría que primero pasar por el Congreso y esto tendría un amparo judicial que llegaría hasta la Suprema Corte de Justicia.

Es por ello, dijo que con todo esto que está pasando el TLCAN debe ser una oportunidad para actualizarlos, sobre todo para dejarles claros a los tres países las consecuencias que este tratado tiene si alguien quiere desistir.

“Cuando el TLC se hizo hace casi 20 años no existía el comercio por el internet, por eso hay que actualizarlo. Así como Canadá quienes ciertas cosas y México quiere ciertas cosas se debe de negociar”, indicó.

Rosario Marín, nacida en México, ex alcaldesa de Huntington Park en California y líder migrante, fue la 41 Tesorera de los Estados Unidos desde el 16 de agosto de 2001 hasta el 30 de junio de 2003, presidida por el presidente George W. Bush.