Lorenzo Rafael

Luego de la designación de Pedro Vásquez Villalobos como arzobispo de Oaxaca, el ahora administrador diocesano, José altos Chávez Botello, aseguró que en la vida siempre se tiene que estar preparado para dar el siguiente paso.

Aseguró que los cambios siempre son para reafirmar la confianza en la voluntad de Dios, la guía del Espíritu Santo, pues el es quien elige a los pastores para cada etapa De la Iglesia.

Ahora deberá pensar en las actividades que deberá hacer, algunas no se hacen porque se tienen responsabilidades mayores.

Uno tiene que aprender a saber que no se puede dejar perfecto todo, se tiene que pensar en la humanidad, no pensar en hacer lo que no se puede, dijo.

Aseguró que hace falta mucho por hacer en Oaxaca, como impulsar los valores pues estos se van perdiendo y se puede verificar en las condiciones que se tienen.