El Arzobispo electo de Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, pidió a los familiares de las personas que fallecieron por el desplome de un helicóptero militar en Santiago, Jamiltepec, que tengan resignación y fortaleza ante estos hechos.

Dijo que siempre se debe estar preparado ante una muerte inesperada, puesto que el alma de las personas también llegan a Dios a la eternidad.

Por eso dijo, se le pide a Dios recibir a Hilario Pérez Acuña, Juana González Flores, Irma Alavés González, Citlalli Gonzales Alaves, rosa Elia González Velazco, Octavio Flores Velasco, Eva Gonzales flores, Lorenzo Zárate Sánchez y Yuli Zarate González, señaló.

Llamó a las personas a seguir manteniendo las acciones de unidad, de amor y de servicio, para que el pueblo deje de tener problemas sobre todo de violencia.

“Queremos que Dios enjugue las lágrimas de los familiares, porque son de amor, y se pide que las recoja, que los llene de fortaleza y de esperanza, pues la vida de los afectados no ha terminado”, dijo.