Lorenzo Rafael

Más de un centenar de casas en Santa María Huazolotitlán presentaron daños debido al terremoto que afectó la región de la Costa el viernes pasado.

Sus habitantes, como en todas las poblaciones de esta zona, viven atemorizados debido a las réplicas que continúan presentándose, además, porque incrementan los daños que se tienen.

Muchos pensaron el día de los hechos que todo terminaría ahí, porque el movimiento fue demasiado intenso, además que tuvo una duración considerable.

Alejandrina Torres afirmó que siente angustia cada vez que la tierra se sacude de nuevo, pues no saben si terminará pronto o causará más estragos.

La mitad del techo de su casa se vino abajo, por eso tienen que dormir en el patio, a cielo abierto para evitar más riesgos, pues no quiere que nada le pase a sus hijos y nietos.

Ya hizo un reporte que ha enviado a las autoridades municipales sobre las afectaciones, esperando que este sea entregado a las autoridades federales y estatales, para ver la forma en que le puedan ayudar.

Pidió que esto se revise lo más rápido que se pueda, ya que la mayoría no tiene recursos para hacer reparaciones, además tienen que trabajar para mantener a sus familias.