Oaxaca. A pesar de los acuerdos firmados por la dirigencia de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSSA) de levantar el paro de actividades que mantienen desde hace más de un mes, unidades médicas de tercer nivel continúan cerradas en Oaxaca.

Un claro ejemplo es el hospital general doctor “Aurelio Valdivieso”, que mantienen sus puertas cerradas ante la exigencia de la certeza laboral de sus trabajadores por parte de los Servicios de Salud, mismo que únicamente atiende urgencias y hospitalización.

Y es que el paro estalló luego de que el entonces titular de los Servicios de Salud, Juan Díaz Pimentel anunciara el despido de 2 mil 300 trabajadores, mil de ellos supuestamente contratados ilegalmente en el anterior gobierno de Gabino Cué.

Así como también la suspensión del pago de la primera quincena de enero a los trabajadores regularizados y formalizados de la institución, debido a la falta de recursos.

y es que su argumento del ex funcionario fue que se desviaron presupuestos destinados al pago de impuestos y vivienda de los trabajadores de base, para cubrir salarios, esto durante los dos sexenios anteriores.