Oaxaca, Oax.- “Educación primero al hijo del obrero, educación después al hijo del burgués”, “Educación primero al hijo del obrero, educación después al hijo del burgués”, fueron las consignas de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) con las que abrió su ayuno en el Zócalo de la Ciudad.

Lo anterior, como medida de presión y de protesta para exigir al Gobierno del Estado contratación de docentes para más de 10 mil alumnos de las 8 regiones del Estado.

Este ayuno se tenía contemplado desde las 8 de la mañana de este jueves hasta las 7 de la noche, sin embargo, será interrumpido al medio día ante el ofrecimiento de una mesa de diálogo con las autoridades responsables de la Educación, no obstante los mentores  advirtieron que de no haber respuestas a sus demandas, estos reanudarán al ayuno por tiempo indefinido.

En esta acción participan docentes de educación básica de 3 mil escuelas y supervisores de las diversas zonas escolares de la entidad, luego de las nulas respuestas a sus demandas, entre ellas, la contracion de normalistas para cubrir a los idóneos que manda el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), a las comunidades recónditas y que por no adaptarse al contexto por las condiciones del lugar dejan a los alumnos abandonados.