Ahora que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó que las comisiones del Congreso de la Unión representan un gasto millonario y poco productivo en todo el 2016, uno esperaría que a diputados y senadores les diera pena y salieran a dar una explicación y comprometerse a ponerse más chambeadores. Pero no, aunque 19 de las 62 comisiones no se les turnó ningún asunto, sí, leyó usted bien, ningún asunto en todo un año, el gasto total de todas las comisiones superó los 590 millones de pesos.

¿PARA QUÉ LOS INVITAN?
A pesar de que se le extendió la invitación, Yeidckol Polevnsky, presidenta en funciones de Morena no acudió al llamado que hizo el titular de Segob Alfonso Navarrete a los dirigentes de los partidos para dialogar sobre la seguridad de cara a las elecciones. No es la primera vez que Morena se ausenta de este tipo de acuerdos. A principios de año, este partido se negó a firmar el pacto de civilidad convocado por el gobierno de la Ciudad de México tras los enfrentamientos entre militantes de Morena y el PRD. Con estos antecedentes, seguramente las autoridades lo pensarán dos veces antes de invitarlos pues ya conocen la negativa de antemano.

LAS TRABAS A MANCERA
El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera tendrá que librar dos obstáculos antes de llegar al Senado de la República -por cierto a través de las listas del PAN- para continuar con su carrera política. Uno será la impugnación ante las autoridades electorales que interpondrá el panista Gustavo Madero. Y el otro que la COPARMEX Ciudad de México le está pidiendo que no se vaya hasta que se garantice la viabilidad de la Ley de reconstrucción y la comisión encargada. Atentos.