E L S I L E N C I O

¿Te gusta el silencio? Haz un breve repaso de tu día, y analiza cuánto tiempo estuviste hoy en silencio, solo contigo mismo, sereno, tranquilo, disfrutando de ti mismo, o mejor aún, ¿lo has hecho alguna vez? Si tu respuesta es positiva, enhorabuena, el silencio es la plataforma ideal para escucharte a ti mismo, para relajarte y disfrutar de ti. Desafortunadamente vivimos en un mundo con mucho ruido, pero es que quizás, huimos del silencio, nos da miedo estar con nosotros mismos, no podemos estar quietos, tenemos que llenar nuestro día de actividades y de sonidos, ya que el silencio puede ser insoportable, porque ahí estás solo tu y tus pensamientos, y tu ansiedad y tus preocupaciones y tus miedos, por eso hay que llenar cualquier silencio con lo que sea, ya que cualquier cosa es mejor que escucharte a ti mismo, a tus quejas y pesares, a todo lo que no has hecho y deberías de haber hecho ya, a todas tus recriminaciones, a tu yo punitivo y hostigador, y claro, ¿Quién quiere escuchar a ese yo?

¿Pero que pasaría si cambiamos a ese yo? ¿Qué pasaría si nos centramos en lo positivo de nuestro día? ¿Que pasaría si en lugar de recriminarnos por lo que no hemos hecho, nos felicitamos por lo que sí hemos hecho? ¿Qué pasaría si nos centramos en lo que sí tengo y en lo que sí puedo hacer? ¿Qué pasaría si dejo atrás el pasado y me ocupo del hoy? ¿Qué pasaría si cada día me digo a mi mismo las cualidades que tengo? ¿Qué pasaría si respiramos profundo y llenamos nuestro ser de energía positiva? Pasaría entonces que estarías trabajando en tu salud mental, pasaría que dejarías de dejar de mover las piernas o las manos constantemente, pasaría que tendrías menos dolores físicos, pasaría que te relajarías y sonreirías más, buscarías más momentos de silencio para estar contigo mismo, pasaría que estarías en concordancia con el universo, con la naturaleza, pasaría que tomarías las mejores decisiones en tu vida, pasaría que controlarías tus pensamientos, pasaría que podrías dormir, pasaría que serías responsable de tu persona, pasaría que serías feliz.
Todo es cuestión de práctica, si practicas el pensamiento positivo, tu vida será positiva, no les digo que sea fácil, porque desafortunadamente somos expertos en pensar de forma negativa, en encontrar el pelo en la sopa, en interpretar de forma negativa, en echarle la culpa a los demás de lo que nos pasa, por eso puede ser difícil, pero tú decides cuando empezar a practicar el pensamiento positivo y por ende, tus sentimientos y tus acciones serán también positivos, y así te aseguro, que vivirás mucho mejor, todo es cuestión de práctica.

"Las opiniones expresadas aquí, no han sido sometidas a revisión editorial, son de exclusiva responsabilidad de los autores y pueden no coincidir con la de nuestro medio de comunicación o de nuestra empresa."