Lo quiero para antier

Cuántas veces ha pasado por su cabeza una gran idea (no siempre) para realizar una acción publicitaria emergente con la finalidad de buscar mayor flujo de transacciones en su empresa sin importar cual sea su tamaño, servicio y/o producto que oferte, poniendo literalmente en aprietos a terceros, llámese diseñadores, comunicólogos, mercadologos y que decir de los impresores que son los que continuamente tienen que cubrir las demandantes necesidades de tiempo de entrega.

Afortunadamente existe una herramienta que puede erradicar este tipo de prácticas, mejor conocidas como “bomberazos”,  dicha herramienta es mejor conocida como mercadotec-nia, la cual se define como un conjunto de técnicas y estudios que su principal objetivo es aumentar la demanda de un producto dentro de un nicho de mercado en específico. Dicho esto, lo ideal es siempre al final de cada año y a principios del mismo, poder realizar un “plan de mercadotecnia” el cual en la actualidad es una herramienta esencial si se desea lograr un crecimiento sostenido y participación dentro de un entorno cada vez mas competitivo y de constante evolución.

Toda empresa que desee volverse líder en su ramo, debe tener presente que alcanzará el objetivo solamente si aprende a adaptarse a su mercado, esto básicamente por que el consumidor ya no es el de antes, ahora tiene acceso a mayor información, contacto con un sin fin de opciones, calidades, precios, tiempos reducidos de entrega, atención y servicio al alcance de su mano prácticamente, de ahí que la improvisación no tiene cabida en las marcas que buscan ser líderes en su ramo, de ahí su importancia.

Para dicho plan de acción que radica básicamente en un documento, es importante el poder desarrollar la situación actual de la empresa, sus objetivos a corto, mediano y largo plazo, fijar metas claras y alcanzables,  en las que todos los integrantes de la empresa se sumen trabajando en equipo y con el rumbo claro y bien definido, logrando inclusive equipos de trabajo mas participativos y comprometidos con la filosofía, visión y misión de su promesa de valor.

Para ello es importante tener claro y definir la situación actual de su empresa, siendo en todo momento objetivos y realistas, valorar como se encuentra el sector, la competencia, el mercado como ha ido transformándose, así como su posicionamiento de marca con respecto a sus competidores, haciéndose las siguientes preguntas:

1. Qué opinión tienen mis actuales clientes de mi empresa.
2. Qué opinión tienen mis no clientes de mi empresa.
3. Realmente el mercado me tiene en la mente como opción o no soy conocido.

Dichas preguntas prácticas son el inicio de muchas tomas de decisiones con respecto al plan de mercadotecnia semestral o anual con el que se debe contar y para ellos existen diferentes herramientas de investigación que le ayudarán a conocer dichos resultados, para posteriormente fijar la estrategia en objetivos cuantitativos (tangibles) tales como nuevos clientes, aumento de ventas, facturación, apertura de nuevas sucursales el otro objetivo es el cualitativos (intangibles) tales como mayor posicionamiento de marca, liderazgo en el marcado, preferencia y recomendación.

De ahí que su plan de negocio cuente con una estrategia clara, alcanzable, pero principalmente medible, que cuente con una estrategia de comunicación y posicionamiento, segmentación. Para posteriormente definir el plan de acción, calendarización y por último la cereza del pastel, supervisión., tomando en cuenta que siempre habrá que estar atento a corregir en el camino imprevistos de último momento.

"Las opiniones expresadas aquí, no han sido sometidas a revisión editorial, son de exclusiva responsabilidad de los autores y pueden no coincidir con la de nuestro medio de comunicación o de nuestra empresa."