“Significado del Escudo Episcopal de Mons. Pedro Vázquez Villalobos”

Oaxaca, Oax.- Ya estamos a menos de 3 semanas de la toma de posesión del VIII Arzobispo de Antequera-Oaxaca, Mons. Pedro Vázquez Villalobos. En esta ocasión, gracias a la información proporcionada por don Octavio Flores, hablaremos sobre el significado de los símbolos del escudo episcopal de Mons. Vázquez Villalobos, el cual toma elementos tanto de la heráldica antigua, como de la moderna y ha sido diseñado por el Pbro. Gerardo Orozco Orozco, de la Diócesis de San Juan de los Lagos.

    En la parte superior del escudo, enmarcando el conjunto del blasón, como distintivo de la dignidad episcopal aparece un capelo o sombrero religioso (que en la heráldica moderna es sustituido por la mitra); del cual penden hacia ambos lados una serie de borlas verdes con terminación de cuatro.

    El blasón tiene un campo amarillo, llamado oro, que simboliza el Sol, así como a la virtud teologal de la fe, sobre el cual destacan cuatro elementos:  1) La Estrella que representa la figura de María Santísima como esperanza de la Nueva Evangelización, pues Ella nos guía a puerto seguro. 2) El pez, que es la figura de la Eucaristía, pues la palabra griega Ichthys significa “pez” y forma un acróstico de Jesús Cristo, Hijo de Dios Salvador; por eso las primeras comunidades cristianas tomaron la figura del pez para identificarse, además que hace referencia a San Pedro como pescador de hombres y es de ese apóstol de quien Mons. Pedro Vázquez ha tomado su lema episcopal. 3) Las 3 montañas representan a las 3 Sierras que pasan por la región de la Verde Antequera (la Sierra Madre del Sur, la Sierra Madre de Oaxaca y la Sierra Atravesada). Y en el centro, por ser la Patrona de la Arquidiócesis, está la Imagen de Nuestra Señora de la Soledad.

    El Palio Arzobispal aparece detrás del blasón y asomándose un poco. Es una especie de banda de lana blanca, en forma de collarín, de la cual caen 2 tiras cortas en sentido vertical, sobre el pecho y la espalda; tiene 6 cruces de seda negra (dos al frente, dos detrás y una de cada costado). Es usado, a modo de escapulario, por los Arzobispos como símbolo de su autoridad y jurisdicción; recordándonos que el Obispo debe poseer vida, ciencia, doctrina y poder.

    Detrás del blasón, como remate, se encuentra el báculo, que es una de las figuras propias del pastor; por tanto, nos recuerda la misión del Obispo de pastorear a su pueblo. Este báculo es una asta terminada en su parte superior en forma de voluta, como símbolo de la jurisdicción episcopal.

    En la base del Escudo, desplegado sobre un listón y a manera de sostén de todo, se encuentra el lema episcopal que asumió desde que fue consagrado Obispo: “Domine, Tu scis quia amo te”, que significa: “Señor, Tú sabes que te amo”. Este lema ha sido tomado del Evangelio de San Juan, Capítulo 21, versículo 17; cuando San Pedro, su santo Patrono, reitera a Jesucristo su amor, luego de ser 3 veces cuestionado al respecto (lo que nos remite a las 3 negaciones) y es el mismo número de veces Cristo le pide que apaciente y cuide a su rebaño.

    Pidamos al Espíritu Santo que, con la misma claridad y fortaleza con la que desde Pentecostés San Pedro y los demás apóstoles defendieron y guiaron la Iglesia, eso mismo haga Mons. Pedro Vázquez por esta porción de la Iglesia que le ha sido confiada; y que este rebaño, que somos los bautizados y formamos la Iglesia, sepamos reconocer la voz de nuestro pastor y seguirle, sumándonos con decisión al trabajo pastoral. ¡Que así sea!.

LUBIA ESPERANZA AMADOR.

lubia_ea@hotmail.com