Columna 76. Conflicto médico en Oaxaca.

Crónicas Oaxaqueñas.

Oaxaca, Oax.- Un tema que está en boca de todos en Oaxaca y en muchas partes del país en estos momentos es la detención el pasado 6 de abril del presente año, del médico Traumatólogo Luis Alberto Pérez Méndez a solicitud de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca que lo acusa de homicidio doloso tras la muerte de un pequeño de tres años de edad que había caído de un tobogán rompiéndose el codo, los hechos ocurrieron el 27 de noviembre del año pasado, es decir, han pasado cuatro meses y días, tiempo suficiente para que se lleve a cabo una investigación y peritajes sobre la actuación de cada uno de los involucrados, por supuesto a petición de la familia del niño que falleció tras un accidente que aparentaba ser como muchos otros, casi de rutina y de días para su recuperación total.
No es sencillo hacer un análisis imparcial de la situación, soy hijo, hermano, cuñado y ahijado de médicos, amigo, compadre y compañero de escuela de muchos otros galenos, representante en Oaxaca de una casa proveedora de material y equipos utilizados en gabinetes particulares y en el Sector Público de Salud, por otro lado, fui amigo personal del Cronista de la Ciudad de Oaxaca, el fallecido Lic. Rubén Vasconcelos Beltrán y padre del Fiscal General, Lic. Rubén Vasconcelos Méndez, por lo tanto, en mi carácter de investigador y escritor de una columna que relata lo que sucede en el Estado de Oaxaca, debo ser lo más objetivo posible, analizar con detenimiento las opiniones, revisar antecedentes y separar comentarios y versiones que mezclen hechos.
La procuración de justicia es una actividad muy complicada, desafortunadamente estamos muy acostumbrados a solicitar que se haga, como dijera la frase popular, “en los bueyes de mi compadre”, Oaxaca es una tierra sin ley donde todo el mundo hace lo que quiere y nadie espera que le alcance la justicia, la sociedad oaxaqueña ha sido vapuleada en sus derechos por décadas con marchas, plantones, abusos, peculado y enriquecimiento inexplicable por parte de funcionarios de gobierno y lo que usted guste y mande, parecería una batalla perdida donde la única solución era subirse al tren de la corrupción, entrarle a la nómina gubernamental o conseguir un amigo dentro del sistema para poder hacer negocios al amparo del abuso y la impunidad.
La designación del Doctor Rubén Vasconcelos Méndez como Fiscal General llamó la atención por ser un distinguido miembro de la sociedad oaxaqueña, su labor como encargado del correccional para menores de Oaxaca fue impecable y novedosa, al grado que modificó en todo el país la manera de tratar con ellos y su reincorporación a la sociedad, ya en la Fiscalía General se consiguieron logros que nunca antes se habían visto, la detención de funcionarios de primer nivel del sexenio anterior acusados de haber abusado de los recursos públicos en perjuicio de todos los oaxaqueños, es decir, un ex Secretario de Salud y dos ex Secretarios de Finanzas, es la primera vez desde que tengo memoria.
En cuanto al enfrentamiento entre sindicatos CTM y Libertad, que afectan a todos por igual con sus abusos, balaceras, cierres de calles, presiones a constructoras o auto constructores que inicien una obra para la designación de un contrato de acarreo de materiales impidiendo los trabajos, ha logrado la Fiscalía la detención de decenas de sus miembros de cada uno de los sindicatos por delitos cometidos, en cuanto al grupo 14 de junio, comandado por don Panchito, fueron detenidos cerca de quince cabecillas, solo falta la detención de su líder quien se ha hecho ojo de hormiga, sin embargo esa organización delictiva está totalmente desactivada.
La Fiscalía acaba de lograr la detención del autor de un desmembramiento que ocurrió en Cinco Señores, algo que no se había visto en territorio oaxaqueño, la investigación los llevó a tierras yucatecas y hasta allá se trasladaron para atrapar a este presunto responsable y ofrecer justicia a una familia oaxaqueña que se vio enlutada por un asesinato por demás cruel y despiadado, en resumen, estamos viendo la actuación de la justicia sin importar el grado de impunidad al que estuvieran acostumbrados, ni el poder económico que tuvieran, se supone que eso es lo que queremos los oaxaqueños, alguien que no se venda al mejor postor, que tenga autonomía e independencia en su actuar y que proteja el interés superior de todos los oaxaqueños por encima de grupos caciquiles y de poder.
Tanto los juzgados dependientes de una Fiscalía como en otras instancias que no están bajo su jurisdicción como son los Tribunales Estatales y Federales, pueden ser susceptibles a que les permee la corrupción, habrá personas acusadas de cometer un delito que sepan encontrar una rendija de dónde agarrarse en su defensa, cada dependencia deberá encontrar quien la dirija en apego a la ley buscando dar confianza a nosotros los ciudadanos que se va a otorgar justicia en base a las leyes y no a un dinero que les ayude a pasar algo por alto, al analizar el proceder de la Fiscalía en los últimos meses se puede apreciar que estudian cada caso con detenimiento y actúa sin miramientos de ninguna especie.
En el caso del niño fallecido, seguramente hubo una denuncia de los padres, el dolor que deben sentir por la pérdida de su hijo debe ser inmenso y el daño irreparable, en los más de cuatro meses que han transcurrido es muy posible que se haya estudiado el caso con peritos médicos especialistas de la PGR y analizado la ley profundamente hasta determinar que sí hubo una culpabilidad, no siempre la autoridad puede abiertamente decir a la opinión pública el avance de sus investigaciones, recordemos que no hace muchos meses a nivel nacional, un Fiscal fue removido de su cargo por dar detalles de la investigación en curso de una empresa petrolera internacional acusada de entregar ilegalmente dinero a directivos de Pemex.
No es adecuada la descalificación ligera y los juicios de valor que mucha gente hace con la mano en la cintura del Fiscal, no se puede saber de momento si existen o no fundamentos legales para asegurar que hubo una mala práctica del especialista médico, un juzgado y seguramente los tribunales lo determinarán y esa justicia no se le puede negar a la familia del niño difunto, todos sabemos que los médicos llegan a un quirófano a salvar vidas con la mejor de las intenciones, haber salvado un médico cientos de vidas con gran profesionalismo como parte de su trabajo, y no me refiero a este caso en específico, no compensa que se pierda una por un error humano que pudo ser prevenido y que sea demostrable.
Es correcto que el gremio de los médicos se una ya que es la otra cara de la moneda, también quieren justicia, adicionalmente saben que de proceder la demanda y haber sentencia condenatoria, se abre una puerta que podría perjudicar a todos en el futuro, mucho está en juego, veremos cómo se resuelve este delicado entramado.
Los comentarios continuarán la próxima semana.
Si desea contactarme favor escribir a jpr.cronicas@gmail.com
Facebook: Jaime Palau Ranz
Twitter: @jpranz

"Las opiniones expresadas aquí, no han sido sometidas a revisión editorial, son de exclusiva responsabilidad de los autores y pueden no coincidir con la de nuestro medio de comunicación o de nuestra empresa."