El despliegue de la Guardia Nacional

Parte de Novedades…

Las imágenes de portada y con pie de foto diferentes en los medios impresos internacionales dicen mucho. Se observa a elementos de la Guardia Nacional, a la Borde Patrol (patrulla fronteriza o agentes de migración), los Minuteman (cazadores de inmigrantes), todos estos corporaciones se ven bien armados, estos últimos con fusiles M4 y con equipo de combate y comunicación. 
Mientras los elementos de la Guardia Nacional entrenados y equipados para el combate por las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, se observan con todo su equipo militar, mismo el que utiliza el ejército de ese país. Todos tiene un solo objetivo: cuidar la frontera sur con México, para detener a los inmigrantes de nuestro país y de  Centroamérica.
En plena recta final de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLCAN), el presidente estadunidense Donald Trump firmó una orden ejecutiva para desplegar efectivos de la Guardia Nacional a lo largo de la frontera con México hasta en tanto no se construya el muro.
El anuncio se dio en el marco de la estancia en Washington de los secretarios de Relaciones Exteriores y de Economía, de México, con el propósito de afinar los últimos detalles del acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá.
La orden precisa es que serán únicamente miembros de la Guardia Nacional quienes se coloquen a lo largo de la frontera, ya que el Ejército, por ley, no puede intervenir en asuntos internos ni en territorio nacional.
No es el primer presidente que adopta esta medida. Barack Obama recurrió en 2010 a la Guardia Nacional, una fuerza reservista que suele dedicarse a la seguridad de los Estados, para la vigilancia fronteriza, aunque en su caso el despliegue fue solo de mil 200 efectivos.
Antes que el demócrata, el republicano George W. Bush también envió a seis mil efectivos para complementar la función de las patrullas fronterizas.
El actual mandatario estadounidense lo hace en plena escalada de críticas a México, país al que acusa de pasividad en la llegada de irregulares a Estados Unidos, y alertando de una supuesta epidemia de entradas ilegales.
Trump ha estado criticando a caravanas de inmigrantes centroamericanos organizada por una ONG, que estaba cruzando México en dirección a la frontera estadounidense.
La Guardia Nacional de los Estados Unidos es una fuerza de reserva estadounidense constituida por voluntarios.
Actualmente cuenta entre tropas activas y reservas con más de  300 mil miembros. Pertenece a uno de los tres grandes cuerpos militares con que cuenta Estados Unidos: el primero son las Fuerzas Armadas  integrada por militares profesionales, el segundo es la reserva o tropas que no están en activo y se movilizan de ser necesario y la tercera, es la Guardia Nacional -constituida por voluntarios-, milicia que fue creada en 1636 para defender a las poblaciones locales.
Por ello, cada estado de esa nación, incluyendo el distrito de Columbia, cuenta con su propia Guardia Nacional. Las integran civiles que se alistan y pueden realizar sus actividades normales recibiendo entrenamiento militar a fin de apoyar a la población de su estado.
Sus integrantes reciben esta capacitación solamente un fin de semana al mes, además de dos semanas durante cada verano. Como ocurre con las Fuerzas Armadas, la Guardia Nacional cuenta con diversas ramas, desde infantería, policía militar y fuerzas especiales, hasta medicina y aviación.
Su máximo comandante es el gobernador de cada estado, que puede desplegar a su Guardia Nacional para atender emergencias en sus entidades. Por ejemplo, alteraciones del orden público, inundaciones y huracanes o tareas antidrogas y misiones de reconstrucción.
Esta guardia también puede ser desplegada por el presidente de Estados Unidos en casos de crisis o de guerra, incluso puede ser enviada a combatir al extranjero bajo el mando de un comandante militar en este caso de un general.

Para en listarse en la Guardia Nacional del Ejército, se debe tener entre 18 y 35 años (17 años con el consentimiento de los padres). Debe ser ciudadano estadounidense o residente permanente.
Se prefiere que tenga un diploma de escuela secundaria, pero también se puede aceptar un equivalente de educación secundaria como el examen de desarrollo educacional general.
También debe aprobar el examen de aptitud vocacional para las Fuerzas Armadas y un examen de aptitud física.
Todos los soldados de la Guardia Nacional deben completar un entrenamiento de combate básico de 10 semanas, en el mismo campo de entrenamiento al que asisten los soldados del Ejército a tiempo completo en su estado.
Sus miembros reciben un sueldo justo por todas las horas que pasan en entrenamientos, maniobras o movilizaciones.
La Guardia les permite a los miembros entrenar cerca de casa y, al mismo tiempo, mantener carreras civiles. Esto brinda una experiencia valiosa que beneficia a la persona en su hogar y mientras se encuentra en servicio.
El entrenamiento de la Guardia Nacional del Ejército puede proporcionarle una valiosa capacitación en el lugar de trabajo. Si a esta capacitación le suma cualidades como dedicación y responsabilidad,  tendrá una interesante combinación de características que todos los empleadores en el país del norte buscan.
Ya sea que el empleo como miembro del servicio en la Guardia refleje o complemente su carrera civil. Tal vez le pueda interesar también servir en el Ejército a tiempo completo. También tiene la oportunidad de servir a tiempo parcial a través de la Reserva del Ejército. Otro cuerpo armado que platicaremos en otra entrega de parte de novedades.


Por lo pronto, consideramos inadecuado el uso de esta corporación por parte del presidente norteamericano y el despliegue en la frontera con México, porque mediáticamente busca intimidad a los mexicanos que también cruzan hacia ese país en busca del sueño americano, y eso es absolutamente criminal, porque si primero se usa la presencia de la Guardia Nacional, después utilizarán las balas en contra de quienes se arriesguen a cruzar la frontera.

"Las opiniones expresadas aquí, no han sido sometidas a revisión editorial, son de exclusiva responsabilidad de los autores y pueden no coincidir con la de nuestro medio de comunicación o de nuestra empresa."