Los renglones torcidos de Peimbert

Oaxaca, Oax.- ¿Por qué ha sobrevivido Arturo Peimbert Calvo casi dos años de actual sexenio? La razón es muy simple: vendió impunidad a cambio de información de sobre ex amigo y protector Gabino Cué Monteagudo, con quien compartió amores de Viviane Michelle Morman, la que fue su esposa.

Y asegura que con ello ganó protección e impunidad –al ocultar información sobre un crimen cometido en un vehículo oficial–, por encima de diversas irregularidades que se han cometido en la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), entre ellas excesivos sueldos para amigos, para líderes de organizaciones sociales.

Excesivo favoritismo también hacia el Frente Popular Revolucionario, la organización Comuna, la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, entre otros. ¿Por qué razones? Porque les debe favores a ellos, pues son quienes los impulsaron para que fuera designado por dedazo como presidente de la DDHPO.

Les explicamos: En la 61 Legislatura eran diputados el ex líder de la APPO, Flavio Sosa Villavicencio y Pavel López Gómez, entonces perredista y presidente de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, quienes mediante módicas sumas de dinero de Finanzas del gobierno de Cué, respaldaron a Peimbert, quien había sido funcionario cercano de la oficina del entonces gobernador.

Tuvo también otra recomendación muy importante de una persona íntima para él, según narró el diario local Despertar en el año 2012:

“Dos personajes se cruzan en la vida de Arturo Peimbert Calvo. Los dos lo han marcado y han sido el origen de su fortuna y su forma de actuar. Uno de ellos está en el dorado exilio, después de ser el Rey Midas oaxaqueño que engrandeció a pequeños y lucró con los derechos laborales. Hubo un tiempo en que los jóvenes subían a los aviones comerciales para aterrizar en Cancún, buscando el padrinazgo de Sergio Castro López, como lo hizo en su momento Arturo Peimbert Calvo”.

Pues bien, así llegó Arturo Peimbert a la Defensoría que lo primero que hizo fue beneficiar a los familiares de Flavio Sosa y Pavel López, entre otros, a quienes colocó en puestos clave y con altos sueldos; lo segundo fue incrementar excesivamente el presupuesto de la Defensoría y también la estructura orgánica, para dar cabida a todos los activistas, incluyendo Razhy Gonzáles, que nada hizo por el gremio periodístico.

Lo tercero que hizo fue proteger a las organizaciones sociales, incluida al FPR con el hombre fuerte, Germán Mendoza Nube, a quien ha brindado todo el respaldo institucional y financiero para que se hiciera del caso de Nochixtlán 2016 y cobrara, literalmente, dinero para el Comité de Víctimas.

Esa protección y apoyo incluyó a Flavio Sosa y Comuna, quien fue beneficiado con chofer y guarura, así como un vehículo oficial, que tuvo un incidente el 29 de marzo de 2014 que incluyó asesinatos y drogas, sin que en ningún caso avanzaran las investigaciones; aquí lo que publicó en esa fecha la Jornada:

“Los activistas Ignacio García Maldonado y Emanuel López Martínez fueron asesinados la madrugada de este sábado cuando circulaban en la carretera federal 190 Oaxaca-Istmo, informó Joaquín Carrillo Ruiz, titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

“García Maldonado perteneció a la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) durante el conflicto político y social de 2006 y López Martínez fue policía estatal y escolta de Flavio Sosa Villavicencio, cuando éste fue diputado local del Partido del Trabajo.

“El procurador dijo que ordenó dar celeridad a la investigación de este doble crimen que fue cometido a las 3:30 de la madrugada cerca de Ciudad de las Canteras, en la agencia de Santa María Ixcotel, municipio conurbado de Santa Lucía del Camino.

“Ambos viajaban en un vehículo de la Defensoría de los Derechos Humanos de los Pueblos de Oaxaca (DDHPO). Uno quedó dentro de la unidad con impactos de bala en el cuerpo, el otro en la carpeta asfáltica, con un tiro en el lado derecho de la cabeza. En el lugar, elementos de la policía estatal y de la Agencia Estatal de Investigaciones recogieron 21 casquillos de bala. La DDHPO informó que el vehículo fue facilitado a la organización Comuna Oaxaca, de la cual era militante Ignacio García Maldonado” (http://www.jornada.unam.mx/2014/03/30/estados/027n1est). Lo que no se dijo entonces es que en el vehículo se hallaron drogas y, por supuesto, no hubo ni investigación ni castigo para nadie.

Por otro lado, este domingo, la agencia JM dio a conocer los recovecos de otro sedicente luchador social, Maurilio Santiago Reyes, quien dice defender los derechos de los pueblos indígenas, pero ha sabido colocar a sus amigos y familiares en la nómina gubernamental, principalmente en la Defensoría:

“En un escandaloso tráfico de influencias, el presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (CDHAPI), Maurilio Santiago Reyes, uno de los candidatos a integrar el Consejo Ciudadano de la Defensoría, colocó a sus dos hijas y dos sobrinos en diversas áreas de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

Santiago Reyes ocupa el segundo lugar en la lista de 20 aspirantes al Consejo Ciudadano de la DDHPO, convocado por la Comisión Permanente de Derechos Humanos de la LXIII Legislatura del Congreso del Estado, según la convocatoria, todos ellos pasarán a la siguiente etapa de análisis de los perfiles.
“En el tráfico de influencias, el asesor del Comité de Víctimas 19 de Julio de Nochixtlán, también es señalado de aparecer en la nómina de la DDHPO y con el apoyo del ex gobernador Gabino Cué Monteagudo logró colocar a sus dos hijas y a dos sobrinos en diversas áreas de ese organismo”.

Pues bien, todo este pequeño, muy pequeño contexto, sirve para ilustrar que nuevamente Peimbert vuelve a la cargada, no solamente para repetir y conservar el puesto de presidente, sino para recomendar a varios activistas sociales, incluyendo Maurilio Santiago, y varios más, incluso o está influyendo para que en el Consejo Ciudadano, que está por renovarse, repitan en el cargo varios de ellos, como Bernardo Rodríguez  Alamilla y Héctor Lorenzo Estrada, además de impulsar al perredista Emilio Degyves Montero, por citar algunos nombres.

La pregunta es: ¿lo permitirá el actual Congreso del Estado y las organizaciones sociales? ¿Seguirán avalando los excesos de Peimbert y su excesiva protección a organizaciones sociales que un día sí y otro también desestabilizan Oaxaca?

NIMIEDADES

1.– ¿A qué viene López Obrador a Oaxaca? ¿A agitar al magisterio?

Hablando de desestabilización, el próximo fin de semana estará en Oaxaca ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, a quien diversos sectores sociales, principalmente los que están hartos de los desmanes de la Sección 22, critican por venir nuevamente a alentar los enconos y a proteger las arbitrariedades del magisterio. Guelatao será el foro en que el candidato de Morena hará público su respaldo a los maestros, sin importar si son de las fracciones del SNTE que encabeza Elba Esther Gordillo o los radicales de la CNTE. Eso sí, vendrá a alentar más divisiones, más paros de maestros, que por cierto iniciarían el día 15, unos días después de su visita a Oaxaca; se confirmará, pues lo que aquí se ha dicho reiteradamente: Morena, el magisterio, la violencia y López Obrador, siguen siendo uno solo y, paradójicamente, están unidos en contra de la niñez oaxaqueña y del país.

2.- Excesivos pleitos y odios en redes sociales que nada abonan a elecciones

Las redes sociales se han convertido en un excelente vínculo de comunicación según la plataforma que se utilice, sean los más populares como  Whatsapp, Facebook o Twitter. Sin embargo ahora en el proceso electoral, se han convertido también en un peligroso vínculo de desestabilización, mentiras, chantajes, irritación social; el caso más reciente son los escritos por el columnista Ricardo Alemán, que desató una ola de violencia, en pro y en contra, que a nada positivo lleva al país, pues esa violencia cibernética corre el riesgo en convertirse en realidad, como lo sugirió Alemán. ¿Cuándo los candidatos presidenciales pedirán a sus seguidores que se serenen y eviten polarizaciones? Porque si no, esto va a terminar mal, muy mal.

"Las opiniones expresadas aquí, no han sido sometidas a revisión editorial, son de exclusiva responsabilidad de los autores y pueden no coincidir con la de nuestro medio de comunicación o de nuestra empresa."