Oaxaca, Oax.- Un peligroso y explosivo cóctel se acaba de elaborar en Oaxaca: el magisterio de la CNTE, el SNTE de Elba Esther Gordillo, Ulises Ruiz Ortiz, Partido Morena, Andrés Manuel López Obrador y un personaje conocido como “El Chucky”, por su malévolo actuar, identificado como Jorge Franco Vargas.

¿El motivo? Hacer que gane las elecciones el candidato presidencial de Morena, sea como sea, con los métodos que sean, con las herramientas y las tácticas necesarias, con la fuerza de todo lo que sea, aquí no importan ideologías ni principios; es más, acaban de sepultar el apotegma de AMLO: “No mentir, no robar y no traicionar al pueblo”.
¿Ha oído usted el término kafkiano? Franz Kafka fue un escritor de origen judío nacido en Bohemia y que escribió en alemán. Su obra está considerada una de las más influyentes de la literatura universal y está llena de temas y arquetipos sobre la alienación, la brutalidad física y psicológica, los conflictos entre padres e hijos, personajes en aventuras terroríficas, laberintos de burocracia y transformaciones místicas.
Justamente de este personaje nació el término kafkiano, que en términos generales define a situaciones absurdas o aberrantes; complicadas o de experiencias frustrantes.
Ese término se le podría dar a lo que hoy vive el Partido Morena, cuyo lema principal implementado por Andrés Manuel López Obrador es “No mentir, no robar, no traicionar al pueblo”.
Pues bien, nada de esas frases se acopla hoy a lo que es Morena, un amasijo de intereses mezclados con el magisterio, con perredistas, con un sector de resentidos priistas –como el que encabeza Ulises Ruiz–, grupos subversivos, y toda clase de lumpen que puede servir ahora aun propósito: desestabilizar Oaxaca para hacer creer que Andrés Manuel será la salvación de nuestro estado y de nuestro país.
Hemos detallado en incontables ocasiones cómo la Sección 22, violando sus propias normas, se ha pronunciado en su Asamblea Estatal por el “proyecto alternativo de nación”; hoy, el magisterio y particularmente el ala radical de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación está literalmente volcada a la desestabilización y a los conflictos para seguir “decepcionando” al pueblo y que consideren que un Mesías vendrá a solucionar nuestros problemas; por eso el paro laboral indefinido que pretenden a partir del 28 de mayo, tiene esa intención, y nada que ver con un pliego petitorio, que ya de sí ya ha sido atendido hasta la saciedad por parte de las autoridades estatales y federales.
¿Recuerdan cómo se expresaba la Sección 22 de Elba Esther Gordillo? “Charra, represora, corrupta…” y más. ¿Y sabe qué pasó? Es aliada de López Obrador, quien la defiende a capa y espada, a pesar de estar encarcelada por probables actos de corrupción a nivel nacional, además de haberse enriquecido indiscriminadamente; pero eso no sirvió para que AMLO tenga en su equipo a familiares a de la lidersa del SNTE.
Ulises Ruiz es otro de los ingredientes. En revancha por no haber logrado cargos para él o para su gente, se alió con el PRD y el PAN y puso a sus candidatos, como son los casos de Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva y Manuel García Corpus, por poner unos ejemplos. Y ahora mete las manos en Morena, a través de Jorge Franco Vargas.
¿Quién es Franco? Pues un priista de toda la vida, que uso su brazo represor contra la Sección 22 en el año 2006, al ordenar el desalojo del magisterio aquel fatídico 14 de junio. Es el represor, en palabras de los maestros, autor de las “caravanas de la muerte”, sobre quien pesa diversos asesinatos y desaparicioes, junto con Ulises Ruiz. Es el enemigo acérrimo de la APPO, que encabezó Flavio Sosa Villavicencio, quien paradójicamente ahora está en Morena.
Y sin empachos, Franco Vargas ha encabezado reuniones en el Partido Encuentro Social, donde ha incluso querido ser candidato a diputado o a presidente municipal.
El martes comenzó a circular un video donde se le ve dando instrucciones sobre votar masivamente a favcor del “proyecto de nación” de López Obrador e incluso instruye a Armando Contreras Castillo, otro ex funcionario de Ulises Ruiz, ex perredista y morenista, para que esté a la cabeza de ese proyecto de promover el voto. Ya sabe usted que el PES es aliado de Morena y del PT, donde por cierto está otra rémora, Benjamín Robles Montoya.
¿Qué le depara a Oaxaca? Lamemtablemente más violencia y crispación social, para hacer creer que el actual gobierno es un inútil, sin proyecto, sin recursos, y que sólo “Morena puede salvar al pueblo”. ¿Usted le cree a los morenistas? No se alarme si le decimos que verá más violencia en nuestro estado, todo, todo, todo, con tal de que gane López Obrador.