– El dinero se usó para el pago de nómina de trabajadores de los SSO, según un informe de la Subdirección General de Administración y Finanzas de la dependencia.

– Contraloría investiga las irregularidades, confirman los SSO.

Oaxaca, Oax.- Los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), durante la administración de Germán Tenorio Vasconcelos, desviaron recursos públicos para la atención médica de recién nacidos y para pacientes con enfermedades de alto costo, como el cáncer, VIH/SIDA, trastornos pediátricos y trasplantes, entre otras.

El dinero se usó para el pago de nómina de trabajadores del sector salud y la irregularidad fue detectada por la Subdirección General de Administración y Finanzas de los SSO. El desvío de recursos asciende a 105 millones 621 mil 435.33 pesos de los programas Seguro Médico Siglo XXI, Seguro Médico para una Nueva Generación y del Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos.

Según el informe, el acuerdo para usar los recursos para el pago de la nómina – la cual tiene en crisis financiera al sector salud con un déficit anual de mil 1 mil 700 mil pesos – fue firmado el 12 de diciembre del 2014 por Tenorio Vasconcelos en su calidad de secretario de Salud; el extinto Rafael Pérez Gavilán Escalante en ese entonces subdirector General de Administración y Finanzas de la dependencia, y el ex subdirector General de Innovación y Calidad, Héctor González Hernández.

Además de ellos, también estuvieron ex funcionarios de menor rango, entre ellos el director de Administración, Rubén Celestino Poetillo Mijangos; el director de Asuntos Jurídicos, Martín Mario Méndez Ruiz y el director de Planeación y Desarrollo, Lilio Hernández Santiago.

Del Programa Seguro Médico Siglo XXI y Seguro para una Nueva Generación fueron 41 millones 256 mil 501.68 pesos. Los cuales se desglosan en Seguro Médico Nueva Generación recurso 2012, 23 millones 563 mil 403.88 pesos; Seguro Médico Siglo XXI Intervenciones febrero – octubre 2013, 4 millones 72 mil 481.40 pesos; Seguro Médico Siglo XXI Intervenciones noviembre – diciembre 2013, 3 millones 950 mil 517.40 pesos; Seguro Médico Siglo XXI Intervenciones cierre 2013, 8 millones 866 mil 70.34 pesos; Seguro Médico Siglo XXI febrero – mayo 2014, 804 mil 28.67 pesos.

El objetivo de este programa “es contribuir a la disminución del empobrecimiento por motivo de salud a través del aseguramiento médico universal de los niños menores de cinco años de edad, sin seguridad social.

“El aseguramiento médico se realiza a través del financiamiento de acciones preventivas, estudios de laboratorio y gabinete, atención médica ambulatoria y del segundo y tercer nivel de atención contempladas en el Catálogo Universal de Servicios de Salud o el Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos y a su vez una cobertura adicional en padecimientos no contemplados en el Sistema de Protección Social en Salud”, detalla el Consejo Nacional de Evaluación (Coneval).

Mientras que los recursos del Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos que presuntamente fueron desviados, ascendieron a 64 millones 364 mil 933.65 pesos; de los cuales debieron destinarse 26 millones 527 mil 721 pesos al hospital civil “Dr. Aurelio Valdivieso” de recursos de 2013; al Centro de Oncología y Radioterapia 16 millones 945 mil 886 pesos de recursos de 2013 y 5 millones 157 mil 865.45 pesos de recursos de 2011.

El Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos es el financiamiento para la atención de los beneficiarios del Seguro Popular que sufran enfermedades de alto costo y que provocan “gastos catastróficos”, es decir que pueda poner en riesgo su vida y patrimonio familiar. El Fondo es administrado por un Fideicomiso el cual proporciona recursos monetarios a los prestadores de servicios acreditados para otorgar servicios médicos de alta especialidad a las personas afiliadas al Seguro Popular.

Entre las enfermedades se encuentran cuidados intensivos neonatales, trastornos pediátricos: quirúrgicos, congénitos y adquiridos, enfermedades metabólicas (hemofilia y enfermedades Lisosomales en menores de 10 años), cáncer en menores y mayores de 18 años, VIH/SIDA (tratamiento ambulatorio), infarto agudo del miocardio en menores de 60 años, hepatitis viral rónica Tipo C (20 a 50 años), trasplantes y alteraciones cromosómicas.

Donato Casas Escamilla, encargado de los SSO, dijo que la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental de Oaxaca, es quien está encargada de las investigaciones sobre estos desvíos de recursos.

Afirmó las áreas administrativas de los Servicios de Salud de Oaxaca han rendido sus informes, cumpliendo con su obligación legal de aportar la información para la integración de las investigaciones respectivas, ante los requerimientos de las autoridades investigadoras,

“En ese contexto, cabe destacar que serán las autoridades competentes quienes en su momento procesal oportuno, emitan las resoluciones relacionadas con responsabilidad tanto en materia administrativa disciplinaria e incluso en el orden penal, y este Organismo estará atento a las mismas, para que se cumplan las determinaciones respectivas”, respondió a EL UNIVERSAL sobre el desvío de estos recursos públicos para el pago de la nómina.

* El Universal / Juan Carlos Zavala