El triunfo de los seleccionados mexicanos bien merecido se lo tienen, con sudor, esfuerzo y mucha garra lograron lo impensable. Pero desde la comodidad de su trinchera, los cuatro candidatos presidenciales quisieron sacar raja política. López Obrador comparó su hipotético triunfo en las urnas con la victoria de la Selección, Meade dijo que tanto en el futbol como en los procesos electorales “no hay invencibles”, Anaya hizo campaña en pleno partido y El Bronco comparó al sistema partidista con el equipo teutón. Roja para los cuatro.

VOTO CONSCIENTE
La iglesia católica en México hizo ayer un llamado a que los ciudadanos de todo el País voten de manera consciente el próximo primero de julio. De manera cuidadosa en el Semanario desde la Fe lanzaron el llamado en el que aseguran que un buen cristiano tiene pensar bien su voto en medio de todos los ataques qué hay entre los candidatos y partidos. A lo que habrá que estar atentos ahora es a que la Iglesia no le suba de tomo a sus mensajes y vaya a interferir en la elección.

NADA ESTÁ DICHO
En Jalisco nada está dicho, Enrique Alfaro, candidato a la gubernatura de la entidad por Movimiento Ciudadano comenzó el proceso con una amplia ventaja, pero el efecto Obrador en todo el país ha hecho que el morenista Carlos Lomelí se le acerque al momento del cierre. Mientras Lomelí sentencia “voy a ganar la elección”, Alfaro busca opciones y pide apoyo a los maestros de Jalisco. Si el candidato del MC no se hubiera peleado con López Obrador, nada de esto le estaría pasando.