Ahora la Selección Mexicana también depende del buen comportamiento de sus aficionados para avanzar en la Copa del Mundo.

La investigación disciplinaria que abrió la FIFA por el grito ‘¡eeeh putooo!’ que emitieron los aficionados mexicanos durante el partido del pasado domingo contra Alemania, dejará una multa de 500 mil dólares a la Federación Mexicana de Fútbol; sin embargo, el castigo podría no terminar ahí pues ya existe un aviso de “riesgo deportivo”.

El organismo internacional señaló que si el sábado durante el partido Corea del Sur vs México el grito vuelve a aparecer, se hará a un lado lo económico y se pasará al terreno deportivo conforme al reglamento, lo que significa que la Selección Mexicana podría perder puntos y por lo tanto, reducir sus posibilidades de continuar en la justa mundialista.

Para el debut del Tri en Rusia 2018, la FIFA envió tres observadores antidiscriminación al Estadio Luzhniki como parte del sistema de monitoreo antidiscriminación implementado por la Federación.

Desde Brasil 2014, la FIFA abrió un expediente por esta situación, pero decidió no actuar; y en noviembre del año pasado, el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) le dio su respaldo, al calificar el grito como “discriminatorio”.

*Huffington Post