Oaxaca. La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo el sábado que fue instada a abandonar un restaurante en el estado de Virginia en la noche anterior porque trabaja con el presidente Donald Trump.

“La pasada noche, la propietaria del Red Hen en Lexington, VA, me pidió que me fuera porque trabajo para @POTUS y me fui educadamente”, afirmó Sanders en la cuenta oficial de la Secretaría de Prensa en Twitter.

“Sus acciones dicen mucho más sobre ella que sobre mí. Siempre intento tratar a la gente de la mejor forma posible, respetuosamente, incluidas las personas con las que disiento, y seguiré haciéndolo así”, agregó la funcionaria.

No fue posible contactar de inmediato a representantes del Red Hen y su página web no parecía estar funcionando. Varias personas criticaron al restaurante por la decisión en su página en Yelp.

Esta misma semana, la secretaria del Departamento de Seguridad Interior, Kirstjen Nielsen, fue confrontada por manifestantes en un restaurante mexicano en Washington D.C.

Las personas le gritaron a Nielsen “¡Vergüenza! ¡Vergüenza!” en momentos en los que el gobierno de Trump intenta defender su política migratoria de línea dura en la frontera con México.

Nielsen decidió abandonar el restaurante. (Reporte de Idrees Ali y David Brunnstrom; editado en español por Carlos Serrano)