Oaxaca, Oax.- El pasado viernes  3 de agosto, como parte de su política de puertas abiertas  para que las organizaciones sociales, grupos organizados, escuelas y comunidades conozcan la operación de Minera Cuzcatlán, el Grupo de Mujeres Empresarias y Constructoras del Estado de Oaxaca OMEC, realizaron un recorrido por las principales áreas operativas de la empresa.

Durante el recorrido, las mujeres emprendedoras conocieron de manera directa lo adecuado en las condiciones de seguridad, tecnología, trato a los trabajadores  y principalmente el uso responsable de los programas ambientales en la unidad minera San José.

Al bajar y conocer el interior de la mina, son ellas las que han referido que Minera Cuzcatlán no obtiene de corrientes o yacimientos subterráneos el agua para las operaciones en la mina.

Como parte del testimonio Lucía Hernández Pérez de la Comunidad de Tamazulapam del Espíritu Santo, de la Región Mixe, comentó que este tipo de visita ayuda a promover un cambio paradigma de lo que se piensa sobre la minería en el estado, además de resaltar la labor social que la  empresa  realiza en la comunidad mediante programas educativos  y  de participación de las mujeres en los proyectos productivos que proveen productos y servicios la mina.

Mediante la visita a la planta de procesos, se aclararon dudas respecto al uso de sustancias nocivas para la separación del mineral, además de comprender que durante el proceso industrial se usa un circuito cerrado en el uso de agua lo que evita se desperdicie.

Isaura Janeth Granado Ordoñez presidenta de la Organización de Mujeres Empresarias y Constructoras del Estado de Oaxaca, señaló en entrevista la importancia de que en el estado de Oaxaca existan inversiones que generen derrama económica, haya inclusión para  los jóvenes y principalmente para  las mujeres, que es el fin que buscan como organización.

La vista finalizó en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Ocotlán de Morelos, en donde comprendieron el papel que la empresa ha jugado para rehabilitar esta planta y obtener el agua para sus operaciones sin afectar a las comunidades, compartiendo el agua tratada con el municipio  y resolviendo problemas de salud y contaminación en Ocotlán y los pueblos vecinos.