Traidores y apátridas en el IMPI fuera el director de normas. También traidor.

FORO OAXAQUEÑO DE JUSTICIA

POR LA DEFENSA DEL MEZCAL, VAYAMOS Y TOMEMOS EL IMPI

Binniguidxi nga hribaaqui ti shaíque

Oaxaca.- El ocho de agosto de dos mil dieciocho, muchos ochos, el diario oficial de la federación publicó la ampliación de la denominación de origen Mezcal a muchos municipios más de los estados de Aguascalientes, Morelos, Estado de México y más del Estado de Puebla.

Acrecentamiento de la denominación de origen que no sabe a mezcal, sabe a traición.

Me había abstenido en dibujar unas líneas con respecto a este tema. Tema por el que han corrido chorros de tinta y bayts como nunca. Por el mismo, al parecer, el Estado mando a “auditar” lo menos, la Notaria a mi cargo, con los resultados por todos conocidos, entre ellos que vuelva a tomar letras de material impreso. Los caminos del Señor son inescrutables.

La publicación que causo mayor enojo en el ámbito Oaxaqueño, no fue de tantos y todos los demás estados, NO, el enojo es por el siguiente párrafo:

III- RESOLUTIVOS
PRIMERO.- Se incluye a los municipios Almoloya de Alquisiras, Amatepec, Coatepec Harinas, Ixtapan de la Sal, Luvianos, Malinalco, Ocuilan, Sultepec, Tejupilco, Tenancingo, Tlatlaya, Tonatico, Villa Guerrero, Zacualpan y Zumpahuacán del Estado de México, dentro del ámbito geográfico de protección de la Resolución mediante la cual se otorga la protección prevista a la denominación de origen Mezcal, para ser aplicada a la bebida alcohólica del mismo nombre, publicada en el Diario Oficial de la Federación, el 28 de noviembre de 1994.
Diario Oficial de la Federación del ocho ocho del dieciocho. Así es. El Estado de México es ahora parte de la denominación de origen Mezcal, aunque todos sabemos que ahí no se produce mezcal; por lo menos de manera ancestral, con continuidad desde la colonia, a la fecha.

Es muy claro, para el Instituto Mexicano de Propiedad Industrial, no existen las comunidades indígenas de Oaxaca, ni de ninguna parte.

El estado de Oaxaca es eminentemente indígena. Las normas constitucionales y legales obligan al IMPI a REALIZAR CONSULTA EN MATERIA INDIGENA CUANDO UNA NORMA GENERAL Y OBLIGATORIA COMPROMETA LA VIDA TRADICIONAL E INSTITUCIONAL, ASI COMO LA CONVIVENCIA DE LAS COMUNIDADES INDIGENAS, ¿Lo sabrá el IMPI? Sabrá de nuestro Guidxihuala’dxi’.

El Instituto Mexicano de Propiedad Industrial pareciera no mexicano. En otras ocasiones, hemos visto como ese mismo IMPI se convierte en defensor de las marcas extranjeras, sobre todo de las gringas. Ese Impi es agringado. Se cubren con el tema de que este país vive de la inversión americana. Ni lo niego ni lo confirmo sino todo lo contrario, pero antes que eso, este país es mexicano, y ¡sí señores!, eminentemente indígena, y para una reforma inclusiva de ese tamaño, el Impi debió de hacer una consulta a las comunidades indígenas de este Estado de Oaxaca, así como a las de Michoacán, Tamaulipas, Guerrero, Durango, San Luis Potosí, Zacatecas, Puebla, por lo menos.

No me toca juzgar, pero esa publicación, sonó a desafuero, agandaye pasado de lanza, grande de hocico, discriminatorio, ofensivo, una convocatoria a la lucha, por lo menos la de los luchadores de la inmortal Sonora Santanera.

“…respetable publico ¡lucharan 2 de 3 caídas sin límite de tiempo!
En esta esquina el santo, el cavernario
Y en esta otra blue demon y el bulldog

La arena estaba de bote en bote, la gente loca de la emoción
En el rin luchaban los cuatro rudos ídolos de la afición…”

Se olvidó el Impi de la redacción del artículo 2 de la Constitución General de la República, y en materia local, del 16 de la Constitución particular de nuestro Estado, así como de un sinnúmero de tratados internacionales. Pero esas normas que obligaban a la dependencia a la consulta indígena, no existen para el Instituto Mexicano de Propiedad Industrial, por que como los señores son de otro planeta, no existen los indios. Originarios americanos si pudiéramos llamarlos quizá con mayor claridad. Definitivamente el actual IMPI, en contubernio con el Director General de Normas de la Secretaria de Economía Federal, han incurrido en responsabilidad, también penal y no solo administrativa.

Creemos con justicia que el acto de desagravio sería revocar ese acuerdo. El Impi no puede hacerlo, quizá sí la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Hace nada el Consejo Mexicano Regulador de la Calidad del Mezcal, se dirigió al titular del poder ejecutivo estatal, solicitando que por conducto de la Consejería Jurídica local (yo conozco muy bien la Consejería, hace muchos años cree esa institución y fui el primer consejero del Estado) Acudiera en representación de los indígenas de Oaxaca en controversia constitucional.

Hoy sigue en pie la invitación. Pero hacemos otra invitación.

Vayamos con todos los indígenas interesados mezcaleros y magueyeros a manifestarnos a las instalaciones chilangas del IMPI. ¿Por qué no?

Demandemos penalmente al Director del IMPI y del Director General de Normas de la Secretaria de Economía Federal, auténticos apátridas y vende patrias, no de ahora, de enenantes. ¿Recuerdan las una y otra y otra y otra y otra auditoria al comercam?

¡Hágalo Oaxaca! Tomen las calles de la gran ciudad, háganse sentir, háganse presentes.

Les puede resultar ilógico que en mi calidad de estudioso del derecho le diga a alguien que tome una calle. Bueno en Oaxaca es un deporte cotidiano, diario.

Pero no es eso. Convoco a llamar la atención de la Suprema Corte de la Nación de la única forma que nos hace caso, haciéndonos presentes y diciéndoles a los Ministros que existimos, que somos seres humanos, indígenas y productores de maguey y de mezcal y si, en efecto, existimos, y si en efecto, somos México, aunque  más de tres les re patee.

El signo es un hecho, en la proposición impresa la reciprocidad cartularia resultó imposible la interlocución con el Impi. Oídos de piedra, intereses en dólares.

Controversias planteadas en la corte suscribiéndolas el síndico municipal (San Juan del Rio, Tlacolula), resultaros sin futuro. La Corte nos tiene que ver, vayamos a destilar mezcal en el zócalo de México, en vez de ofrecer en el calpulli del templo mayor de la Gran Tenochtitlan un corazón, ofrendemos lo que mejor sabemos hacer, mezcal.

Y de una vez digámosle, algunas buenas razones en zapoteco y mixteco al dueño del Impi.

Invitemos al Titular del Poder Ejecutivo a que nos Acompañe a la Gran Ciudad de México Tenochtitlan, Galaahui’ guidxi, a que conduzca a sus gobernados que son indios, y que con la personalidad jurídica del Estado, presente con nosotros las Controversias Constitucionales que estamos, por honor, obligados a Esgrimir. Por el Honor, puede, y debe, arriesgarse la libertad …y la vida!. Que sea nuestro Bishoze guidxi, es que procede.

Demos la batalla. También pueden venir los diputados que bastante caros salen. Es una fiesta de honor del pueblo de Oaxaca la que se propone.

Nos vemos próximamente en el Impi, en la Corte y haciendo Mezcal en el Zócalo de Galaahui’ guidxi  México Tenochtitlan.

"Las opiniones expresadas aquí, no han sido sometidas a revisión editorial, son de exclusiva responsabilidad de los autores y pueden no coincidir con la de nuestro medio de comunicación o de nuestra empresa."