El oaxaqueño Sergio Alfredo. Chirino Sánchez sostendrá este  sábado, en el Gimnasio de los Trabajadores del Metro de la Ciudad de México, la pelea que podría marcar el rumbo de su joven y prometedora carrera.

El ex seleccionado nacional con una impresionante carrera amateur,  “Chirino Jr”, lleva como profesional, peleando en peso Pluma, una marca invicta tras haber ganado las nueve peleas que ha realizado al momento, y de ellas cuatro por nocaut.

Su empresa promotora, Zanfer, ha decidido que ya es tiempo de que pase a ser de promesa, a una auténtica realidad, y para ello, este sábado peleará en la pelea principal de respaldo, con el impacto de ser televisado por la Casa del Boxeo, Azteca 7, y en vías de convertirse en estelar en el corto plazo.
Sin embargo, no se le consiguió un rival a modo para su lucimiento.  Chirino Sánchez (9-0-0, 4 ko’s) se enfrentará en una guerra de gimnasios a otro bravo peleador capitalino como lo es Mauricio “Bronco” Lara (10-2-0, 5 ko’s), quien tiene el mérito de haberle quitado el invicto a cuatro adversarios, y aparte haber superado a un rival que subió al ring con marca de 9-1-0.

Sánchez nunca se ha enfrentado a un adversario con diez triunfos, y tampoco nunca ha peleado a ocho rounds, como está programado en esta ocasión. Es la hora de la verdad para el Chirino.

Este duelo respaldará a la pelea estelar, internacional, entre el jalisciense Ramón “Inocente” Álvarez, y el argentino Nicolás Luques Palacios. Álvarez buscará darle motivación y confianza a su hermano Saul “Canelo”, quien se prepara para enfrentar en 15 de septiembre a Gennady Golovkin, y Luques buscará estropear la fiesta y alargar la buena racha que boxeadores argentinos han tenido sobre peleadores mexicanos.