(Gracias a los “asesores” de Lorena Merino y Jorge Albino por la campaña de publicidad en nuestra contra porque, ahora, todo mundo está interesado en leer las denuncias por corrupción, tráfico sexual de niñas triquis y tráfico de armas, que realizan ambos vivales que traicionan a su raza)

* La coalición PRI, PVEM, Panal, apoyada por el PAN, PRD, lograron arrebatar siete diputaciones de representación proporcional al Movimiento de Regeneración Nacional.
* El IEEPCO debió considerar la sobrerrepresentación de la coalición Morena, Partido del Trabajo y Encuentro Social, en función de sus triunfos unitarios y no individualmente.

La disputa por la gobernanza y gobernabilidad de Oaxaca en los próximos más de cuatro años pasa, necesaria y obligadamente, por la integración de la LXIV Legislatura del Congreso del Estado.
Hábilmente, el representante de la coalición PRI, PVEM, Panal, Jorge González Ilescas, apoyado por el PAN, PRD, logró arrebatar siete diputaciones de representación proporcional a Morena.
La oportuna interposición de los Juicios para la Protección de los Derechos Políticos Electorales del Ciudadano ante el IEEPCO permitió al Tribunal Estatal Electoral resolver de manera contundente. Asimismo, los medios de impugnación reencauzados por el Tribunal Electoral como Recursos de Apelación y de Inconformidad, fortaleció la resolución apegada a derecho con dos votos a favor.
Se revocan las constancias de asignación de 7 diputados de representación proporcional, emitidas a favor del partido Movimiento de Regeneración Nacional, detallados en la sentencia emitida.
Se vincula al Consejo General del Instituto Electoral local, para que en un plazo máximo de 72 horas, expida y entregue las constancias de asignación de diputados de representación proporcional correspondientes, a las fórmulas de candidatos descritas en el punto tres de los efectos de la resolución.
En los 14 medios de impugnación los actores impugnan el acuerdo del Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca IEEPCO-CG-70/2018 de ocho de julio de dos mil dieciocho.
El acuerdo calificó y declaró la validez de la elección de diputaciones por el principio de representación proporcional y determinó la asignación a cada partido político, otorgando sobrerrepresentación al Partido Morena con 8 curules que no le corresponden en el proceso electoral ordinario 2017-2018. 
A juicio del Tribunal Electoral, el IEEPCO debió considerar la sub o sobrerrepresentación de los partidos políticos Morena, Partido del Trabajo y Encuentro Social, en función de sus triunfos coaligados obtenidos como unidad y no individualmente,.
Al no haber hacerlo así, conllevó a una inadecuada asignación de diputaciones por el principio de representación proporcional, en detrimento del derecho de participación política de las minorías. Así lo ha establecido en diversos precedentes de acciones de inconstitucionalidad la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Es el primer encontronazo del PRI-gobierno de Alejandro y José Murat con Andrés Manuel López Obrador, por la anhelada mayoría absoluta del Partido Morena en el Poder Legislativo de Oaxaca.
En este “choque de trenes” los Murat lograron descarrilar el “carro completo” que presumían los lopezobradoristas en Oaxaca. Es la victoria de la primera batalla de una larga guerra por venir.
El gobernador Alejandro Murat no puede darse el lujo de perder la mayoría relativa en la LXIV Legislatura local con la suma de votos de sus aliados, porque perdería apoyo para gobernar.
De entrada, el mandatario estatal tendría serios y graves problemas para lograr la aprobación de los montos asignados a los Tres Poderes del Estado en el Presupuesto Anual de los mismos.
Pero lo más preocupante para él es y debe ser la aprobación de la Cuenta Pública de los ejercicios anuales de su gobierno y que se convertiría en una de las mayores amenazas para su estabilidad.
Enloquecidos por la soberbia de la borrachera triunfalista, los pejistas tuvieron una mala lectura e incurrieron en un grave error al dar la consigna de “votar parejo” por los candidatos de Morena.
Agravado lo anterior por el hecho que autoritario y dictatorial que es Manuel López Obrador ordenó imponer a sus incondicionales de Morena como candidatos del PT y de Encuentro Social.
Esta maniobra llevó a violar la legislación electoral a Morena al incurrir en la sobrerrepresentación al simular la obtención de diputaciones plurinominales individualmente por partido coaligado.
Olvidaron la perversa genialidad de los gobernadores del PRI que durante la primera y segunda alternancia panista, se atrincheraron en las entidades federativas para enfrentar a Fox y Calderón.
En ese entonces, como seguramente lo harán ahora, con justa razón invocaron respeto a la soberanía de los estados integrantes del Pacto Federal, así como a la autonomía de los municipios.
Con fecha 23 de agosto de 2018 el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca revocó las constancias de asignación de Diputados locales por el principio de Representación Proporcional para el partido Movimiento de Regeneración Nacional, y ordenó al Consejo General del IEEPCO la emisión de nuevas constancias a favor del PRI, PAN, PRD, PVEM y Panal, respectivamente.
La resolución tiene como razonamiento el hecho que independientemente de qué partido en específico hubiera postulado a los ahora diputados electos de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PES, PT), en realidad, todos sus diputados electos por el Principio de Mayoría Relativa tienen como origen partidista a Morena.
De ahí que al ganar 24 de los 25 distritos electorales locales, y tomando en consideración el principio constitucional que establece que ningún partido puede tener más de 25 diputados en el Congreso del Estado, se hace evidente que había una desproporcionada representación a favor de Morena, que había recibido ocho diputaciones por el principio de Representación Proporcional.
Del mismo modo, se consideró que el costo en votos para esta elección fue desproporcionado a favor de Morena, ya que mientras Morena necesitaba alrededor de 30 mil votos para obtener una diputación, el PRI necesitaba más de 70 mil, y el Partido de la Revolución Democrática más de 120 mil votos.
Esta desproporción se había consumado con la asignación que originalmente había realizado el órgano electoral, y que ahora se corrigió con la sentencia del Tribunal Electoral, el cual asignó tres diputaciones plurinominales más al PRI respecto a las que originalmente se le habían asignado, una al PAN, una al PRD, una a Nueva Alianza y una al Partido Verde.
De este modo, Morena y sus aliados quedan obligados a ceñirse al principio constitucional de no contar con una sobrerrepresentación mayor a la establecida de 25 diputados en total para cada partido, y se equilibra la integración de las demás fuerzas políticas para respetar la pluralidad y la conformación democrática del Órgano Legislativo en Oaxaca.