Oaxaca, Oax.- Rómulo Alberto Palacios Trejo, trabajador de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), se desangró pues a raíz de un accidente laboral en la pasada administración, se le negó la seguridad social para recibir atención médica.

Indicó que le tuvieron que amputar 2 dedos del pie izquierdo, por lo que se habían firmado acuerdos para darle atención y seguridad social.

Señaló que al término de la pasada administración ya no tuvo ninguna atención, por lo que acudió a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, en donde se le indicó que se habían violentado sus derechos.

Lo enviaron a la clínica de San Antonio de la Cal, en donde se le prometió recibir atención médica, le pidieron un comprobante del ISSSTE, el cual aún está en trámite y por ello le comienzan a descontar los servicios.

Afirmó que al hacer la denuncia lo intentaron hasta sacar de su consultorio, por lo que demandó la intervención nuevamente de la Defensoría, por lo que se acordó que se le brindaría la atención que se requería.

Han hecho cambios de directores de la clínica de San Antonio de la Cal, por ello no se han respetado los acuerdos, tomaron la clínica y demandaron su salida, además que no se permitiría su ingreso.

Por ello, se extrajo sangre para demandar atención, pero en esta protesta se puso mal de salud y por ello tuvo que ser llevado al hospital civil.