El Instituto Nacional Electoral (INE) comenzará en septiembre el proceso de liquidación de los partidos Nueva Alianza y Encuentro Sociales, los cuales el pasado primero de julio no obtuvieron al menos 3 por ciento de la votación en algunos de las tres comicios federales –Presidencia, Senado y diputados– y por tanto perdieron el registro, informó el consejero Ciro Murayama.

Desde julio pasado, con los primeros resultados, el instituto realizó una intervención preventiva de las finanzas de ambos partidos.

Sin embargo, con base en criterios emitidos por la sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Nueva Alianza y Encuentro Social continuarán recibiendo sus prerrogativas hasta diciembre, aunque de manera acotada. En contraste, ambos institutos políticos ya no tendrán acceso a promocionales de radio y televisión, al tiempo que no contarán con representaciones en el Consejo General del organismo.

Murayama señaló que estas partidas que se les entregarán –las cuales ya no manejarán los órganos partidistas, sino los interventores designados– sólo tendrán como destino el pago de liquidaciones de los trabajadores, adeudo con proveedores, impuestos y multas impuestas por el INE.

Al detallar el procedimiento, dijo que en los próximos días la Secretaría Ejecutiva del INE elaborará el acuerdo por el que se ordena la extinción de los dos partidos, el cual deberá ser aprobado por el Consejo General.

Puntualizó que este acuerdo se elaborará hasta ahora ya que los resultados y la resolución de los recursos interpuestos relacionados con los comicios federales han quedado firmes y no hay posibilidad legal de modificar su condición.

El consejero puntualizó que los partidos podrán mantener el registro y las prerrogativas a escala local en aquellas entidades donde el pasado primero de julio hayan obtenido al menos 3 por ciento de la votación.

Al mismo tiempo, Murayama refirió que Nueva Alianza y Encuentro Social podrán participar en 2019 en el inicio del proceso de creación de nuevos partidos políticos. No hay ninguna disposición que lo impida, y si bien ambos procesos podrían ser coincidentes –liquidación y creación–, confió en que en esta ocasión el INE pueda realizar la extinción de los partidos más ágilmente que en el pasado.

 

La Jornada