OAXACA

La responsabilidad por la muerte de más de 300 tortugas en las costas oaxaqueñas apunta a los pescadores locales que utilizan redes prohibidas, informó el delegado de Profepa en Oaxaca, Nero García.

Esto tras la recopilación de evidencias encontradas en la playa de Colotepec donde arrastraron los restos de las tortugas.

El funcionario descartó que se tratara de redes que soltaron barcos atuneros o camaroneros donde se enredaron y murieron las tortugas.

Es el tipo de red que no es de barcos atuneros, no es de barcos camaroneros, por lo que tiene que tratarse de redes que están prohibidas y que se usa para pesca más local de la zona. Lo que estamos esperando también es el reporte de la propia CONAPESCA porque los barcos atuneros, si se tratara del caso, tienen monitoreo satelital. Hasta ahorita no tenemos ningún tipo de evidencia de ese tipo”, comentó García.

Las tareas siguientes, después de esta grave mortandad de tortugas, dijo, será concientizar a los pescadores de la zona a no utilizar artefactos de pesca prohibidos por el daño ecológico que representa para las especies que quedan atrapadas y finalmente mueren.

Explicó que fue difícil determinar el número de especies que murieron atrapadas en las redes, debido a que muchas de ellas se encontraban en descomposición, por lo que sólo se informó que fueron más de 300.

 

Excélsior