El expresidente Vicente Fox cree que los acuerdos comerciales con marihuana aumentarán la economía tanto de México como de Estados Unidos.

El expresidente mexicano Vicente Fox está plantando una semilla en lo que respecta a los acuerdos comerciales: quiere agregar marihuana al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Actualmente, Vicente Fox forma parte del directorio del productor de marihuana medicinal con sede en Vancouver, Khiron Life Sciences Corp., y cree que el cannabis debería tratarse como cualquier otra forma de producción, según Bloomberg.

México legalizó la marihuana medicinal en 2017, y Fox predice que la planta recreacional será legal en el país el próximo año. Él apoya la idea y dice que podría ayudar a frenar la violencia de los carteles de drogas.

“Podemos cambiar a los delincuentes en hombres de negocios, podemos cambiar a los no contribuyentes clandestinos e ilegales en una industria, un sector de la economía”, dijo Fox a Bloomberg el jueves. “Creo que debería ser parte del TLCAN y eso es lo que estoy persiguiendo”.

Monterrey: de ciudad industrial a meca de la marihuana medicinal

Pero esa posibilidad hace que los cultivadores de marihuana como Jamie Warm sea inoportuno.

Warm, el CEO de Henry’s Original, una compañía de cannabis con sede en Mendocino, California, cree que hacer de la marihuana parte del TLCAN podría ser devastador para la agricultura estadounidense.

“La agricultura estadounidense colapsó porque se subcontrató en todas partes”, dijo a HuffPost. “¿Cómo es eso justo? Pero el cannabis es un cultivo del que las granjas pequeñas han dependido para obtener ingresos”.

Aunque la industria del cannabis está creciendo, Warm dijo que también se ha vuelto más corporativa, dificultando las barreras de entrada al mercado para los pequeños agricultores.

Permitir el cannabis de otros países podría cortar la industria de raíz ya que “los agricultores estadounidenses tienen que lidiar con las regulaciones ambientales y las protecciones de los trabajadores que otros países no tienen”.

Lex Corwin, el fundador de Stone Road Farms en Los Ángeles, también ve grandes problemas con la propuesta de Fox.

“El TLCAN es un acuerdo comercial federal y la marihuana es federalmente ilegal, por lo tanto, la marihuana no puede incluirse hasta que se legalice a nivel federal”, dijo a HuffPost.

Pero incluso si el cannabis se vuelve legal a nivel federal, Corwin no cree que deba incluirse en los acuerdos comerciales internacionales.

“Los pequeños agricultores y productores están luchando lo suficiente con la regulación excesiva de California y el marco legal en constante cambio”, argumentó. “Si agregamos la marihuana cultivada en el extranjero a bajo costo a la ecuación, sería una sentencia de muerte para muchas empresas estadounidenses de marihuana y las decenas de miles de trabajos bien remunerados que ofrece esta industria”.

La propuesta de despenalizar la marihuana ‘huele’ bien a pacientes con Alzheimer

Kenny Morrison, presidente de la Asociación de Productores de Cannabis de California, tiene la esperanza de que los fumadores de marihuana prefieran la calidad por encima de la marihuana barata, pero agregó que la marihuana mexicana legalmente disponible podría tener un impacto en la industria.

“Siempre habrá un mercado para el cannabis artesanal de California, pero ¿podría México perturbarlo en gran medida? Sí, sucedió con la col rizada, ¿por qué no con el cannabis?”.

Algunas personas de la industria de la marihuana piensan que un acuerdo TLCAN podría considerarse en el futuro, pero no en el clima actual.

Matthew Nathaniel, gerente general de Heavy Grass, una compañía de cigarrillos electrónicos con sede en Los Ángeles, dijo que los acuerdos comerciales podrían ser el futuro de la producción de cannabis, pero agregó que México, Canadá y Estados Unidos están demasiado lejos en lo que respecta a la legalidad.

“Además, ninguno de los tres tiene un sistema regulatorio comprobado, y los tres tienen problemas en las primeras etapas de desarrollo del mercado”, dijo a HuffPost. “Todavía hay mucho por hacer antes de que un acuerdo de esta escala sea una realidad”.

Boletín: Bienvenidos a ‘Un toque de información’

Pero mientras muchos en la industria de la marihuana son reacios a incluir los cultivos de marihuana en el TLCAN, algunos inversionistas creen que los beneficios superan la desventaja potencial.

Wil Ralston, presidente de SinglePoint, una empresa de tenencia de tecnología y cannabis que cotiza en bolsa, cree que permitir la importación y exportación de cannabis legal crearía un gran crecimiento en la industria.

“Si bien entiendo que podría haber preocupaciones por parte de los agricultores estadounidenses, veo un acuerdo como el que Vicente Fox propone para expandir el tamaño potencial del mercado estadounidense para las exportaciones, además de abrir una nueva y lucrativa cadena de suministro entre las empresas estadounidenses y mexicanas”, le dijo a HuffPost.

Mientras tanto, Leslie Bocskor, presidente de Electrum Partners, una firma de servicios de asesoría especializada en cannabis medicinal y recreativo, dijo que está seguro de que la marihuana no se agregará al TLCAN en el corto plazo, y también lo está sugiriendo el tipo.

“El presidente Fox sabe que la administración Trump nunca agregará el cannabis al TLCAN en este momento”, dijo Bocskor a HuffPost. “Sin embargo, él sabe que el momento para tener esta conversación por primera vez es ahora”.

HuffPost.