El periodo de transición en San Luis Potosí se está convirtiendo en un artefacto explosivo a punto de estallar. Y es que además de que al equipo de Xavier Nava le están negando gran parte de la información, ahora descubrieron que durante el mandato del perredista Ricardo Gallardo se le cambió el uso de suelo a un enorme terreno -obvio propiedad de Gallardo- cercano a una zona natural protegida. La sospecha es que por las dimensiones se quiere realizar un desarrollo inmobiliario. El equipo jurídico y de asesores de Nava está ya preparando la estrategia para echar abajo el “negocito” que a todas luces será un escándalo.

PREOCUPACIÓN EN EL SENADO
Harto preocupados andan los senadores desde ayer que se dieron cuenta de que ya no contaban con el vehículo que les proporcionaba la Cámara alta. Y es que la mayoría ya se hacía con el coche y con el chofer, pero ahora lo que sucede, y lo platicaron incluso entre senadores, es que ahí está el chofer sin nada qué hacer y en espera de que su patrón se compre su vehículo.

Y EN SAN LÁZARO EMPLEADOS A LA DERIVA
Si las cosas en el Senado andan raras con aquello de la austeridad en la Cámara de Diputados están todavía peor. Y es que con la salida de decenas de diputados del PRI al menos 600 trabajadores sindicalizados no tienen funciones y están a la deriva. Corre el rumor de que no serán trasladados a otro trabajo y por eso la incertidumbre y malestar reinan en el Palacio Legislativo. Atentos.