Oaxaca,Oax. El empresario y filantrópico Alfredo Harp Helù consideró que los edificios dañados por los sismos podrían tardar hasta 10 años para ser reconstruidos.

Y es que el filántropo dijo que  los  movimientos telúricos evidenciaron no sólo la falta de mantenimiento en algunos sino el mal trabajo que se realiza en este aspecto.

Acompañado por la  presidenta de la fundación, María Isabel Grañén Purrùa  precisó que se logró la aportación de más de 241 millones de pesos  de los cuales se aplican  172 para la reactivación de la economía de las zonas afectadas.

al ser cuestionado sobre los recursos donados por fundaciones y ciudadanos para las zonas afectadas por los sismos, el filántropo consideró  que los gobiernos estatal y federal deberán de transparentar los recursos utilizados durante la reconstrucción por los sismos de septiembre del 2017.

En este sentido manifestó que la fundación que lleva su nombre, cuenta con 700 millones de pesos que continúan destinándose a diferentes causas como la reconstrucción de casas, monumentos históricos entre otros.