EL UNIVERSAL

 

Va lento el rescate del patrimonio en el Istmo
Roselia Chaca / Corresponsal

cultura@eluniversal.com.mx

Santo Domingo Tehuantepec y Juchitán. —De las 103 iglesias dañadas en Oaxaca por el sismo de 8.2 grados el 7 de septiembre del 2017, 71 iglesias pertenecen a la Diócesis de Tehuantepec. De éstas, cuatro iglesias y el ex convento dominico del siglo XVI que se localiza en la ciudad de Tehuantepec son las que llevan mayores avances en su reconstrucción, mientras que en otras edificaciones como la Iglesia de San Vicente Ferrer y la Casa de la Cultura de Juchitán las obras están suspendidas.

Recuperación de ex convento dominico. El complejo conventual del siglo XVI en Santo Domingo Tehuantepec, integrado por un claustro o ex convento, el templo de Santo Domingo, la capilla abierta, el patio atrial, el campanario y su anexo que funciona como obispado, se encuentran en la primera etapa del proyecto de reconstrucción, con un avance de 30%. Las obras están a cargo del Instituto Nacional de Antropología e Historia y del Instituto del Patrimonio de Oaxaca.

El ex convento que mandó a construir en 1544 el último rey zapoteca, Cosicopi, es el más dañado (70 % de su estructura), por lo que está apuntalado desde septiembre de 2017.

A casi un año del sismo, apenas concluyó la primera etapa del proyecto que consistió en: protección de los frescos por parte de restauradores del INAH, el apuntalamiento de las naves y contrafuertes, nivelación de espacios, elaboración del proyecto integral y traslado de objetos de valor histórico para su resguardo.

Luis Díaz Jiménez, director de Patrimonio Edificado del Ayuntamiento de Tehuantepec, informó que en esta primera etapa se echó mano de los recursos del seguro del Fondo de Desastres Naturales ( Fonden), que va desde los 6 a los 16 millones de pesos, el resto se irá liberando según avancen las siguientes etapas programadas, por lo que la recuperación final de todo el complejo conventual está programado en cinco años.

El ex convento, a pesar del apuntalamiento, ha resentido y sufrido nuevos daños menores (cuarteaduras) por los 20 mil sismos que se han registrado en el Istmo de Tehuantepec en el último año. Está programado que en octubre inicie la segunda etapa: trabajos de construcción.

Invierten 12 mdp en cuatro iglesias. De los 14 monumentos históricos catalogados por el INAH en Tehuantepec, en las iglesias de San Sebastián, Santa Cruz de Guichivere, San Juan y San Jerónimo inició la reconstrucción con una inversión de 12 millones de pesos, 3 para cada una. Esperan concluir las labores en hasta año y medio a partir de octubre.

En Santo Domingo Tehuantepec se dañaron, en distintos grados, un total de 225 inmuebles catalogados como históricos y culturales por el INAH, de las cuales 30 apenas están intervenidas bajo el proyecto piloto “Protección a la vivienda con valor patrimonial” del Ayuntamiento.

San Vicente, en ruinas. Después del Palacio Municipal, el segundo edificio que sigue en ruinas pero de pie en Juchitán es la iglesia de San Vicente Ferrer, con su campanario izquierdo apuntalado con una enorme estructura de fierro.

Tiene daños en 90% de su edificación, por lo que está apuntalada toda la nave principal y el altar, sólo a una tercera parte se le removió el aplanado, sobre todo en fachada y atrio.

El inmueble del siglo XVI ha sufrido nuevas grietas en toda su estructura a lo largo del año por los sismos registrados y, por ahora, la obra está suspendida ante el cambio de administración federal y la lenta liberación de los recursos.

El director de Cultura del municipio, Michel Pineda, dijo que la principal iglesia de Juchitán sigue en la etapa de apuntalamiento y dictaminación de daños, por lo que los trabajos de construcción no han comenzado. Las 22 imágenes con valor patrimonial ya fueron resguardadas en la iglesia del Señor de Esquipulas.

Y la Casa de Cultura… A un costado de la iglesia está la Casa de la Cultura, complejo arquitectónico que en 1972 reconstruyó el artista Francisco Toledo. Presenta daños en 70% de su estructura y un avance de 30% de los trabajos por parte del Despacho de Arquitectos Root Studio, contratado por el INAH.

Este caso está en la etapa de remoción de todo el aplanado para verificar los daños, apuntalamiento e impermeabilización del techado para que no se filtre el agua de lluvia. Si el nuevo gobierno federal retoma lo más pronto posible los trabajos, la conclusión será en cinco meses.

Vidal Ramírez, director de la Casa de Cultura, siente nostalgia cada vez que llega al lugar. La paz que respiraba cada vez que ingresaba en el complejo se perdió.

“Lloro cada vez que voy a la Casa de la Cultura. Llevo más de 10 años como director, es mi segunda casa, amo este lugar y es doloroso verlo en ruinas. Quisiera que avanzaran en su recuperación, pero eso no es posible. Sólo me queda el saber que se levantará un día y todos lo celebraremos.”

Vidal informó que el INAH ya tiene un diagnóstico del inmueble que presentará al nuevo gobierno federal. “Los trabajos están lentos, primero comenzaron a trabajar por 40 días, luego suspendieron dos meses, luego regresaron un mes y ahora suspendieron por el cambio de administración, así pues no se avanza. Aun así nos armamos de paciencia porque queremos ver otra vez de pie este hermoso edificio, de los pocos edificios hermosos que tiene Juchitán”.

Tras el sismo de hace un año, el INAH resguardó en cajas cientos de piezas arqueológicas, en una bodega de madera en el mismo lugar.

 

AMLO tiene lista la ayuda directa para víctimas de sismos
Misael Zavala

politica@eluniversal.com.mx

El próximo 19 de septiembre, Andrés Manuel López Obrador presentará su plan de reconstrucción nacional tras los sismos de 2017, mismo que contempla, en una primera etapa, ayuda directa a los afectados con una inversión de 45 mil millones de pesos.

Según el documento de propuesta para la reconstrucción que planea el presidente electo —al que tuvo acceso EL UNIVERSAL—, se hará un censo de personas afectadas por los terremotos del año pasado, para conocer el número exacto y comenzar con la construcción de viviendas dañadas en Chiapas, Oaxaca, Morelos, Estado de México, Tabasco y la Ciudad de México.

Se plantea que los recursos salgan de programas de austeridad y reconducción del gasto: “En nuestra propuesta, esos recursos saldrían de un plan de austeridad y una redistribución del gasto, por esto incluimos dentro del Plan de Nación 2018-2024, la planeación adecuada para darle seguimiento o en su caso iniciar la reconstrucción de las regiones afectadas en el país y de la infraestructura dañada”, destaca.

También se reconstruirá la infraestructura carretera, de transporte, educativa y de salud, y el patrimonio histórico y cultural.

“Se contempla invertir 45 mil millones de pesos de ayuda directa a la población damnificada, entre otras medidas, para reactivar la economía”, precisa la propuesta.

El plan será presentado por López Obrador el próximo miércoles 19 de septiembre, a un año de los sismos, en los municipios de Ixtepec y Juchitán, Oaxaca, dos de las localidades más afectadas por los temblores del año pasado.

Según información que toma como base los datos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), hay 180 mil 731 viviendas con afectaciones, de las cuales 50 mil 610 tienen daño total (28%).

En Oaxaca, la entidad más afectada, son 63 mil 336 viviendas con desperfectos, de las cuales 21 mil 823 sufrieron avería total (34%).

Más de 5 mil escuelas resultaron destruidas o dañadas, al igual que más de 400 templos religiosos históricos.

El plan integral de desarrollo toma como base el presentado por los legisladores de Morena en la anterior 63 Legislatura de la Cámara de Diputados, el cual indica que la reconstrucción tendría un costo de 302 mil millones de pesos para atender las necesidades de la población.

Según el documento, la fase más compleja, larga y costosa es la recuperación, pues significará la edificación de vivienda para los damnificados, cuidando que no pierdan su estructura comunitaria, de barrio o colonia, y que no se retroceda a los niveles de vulnerabilidad anteriores, sino buscando que estos se reduzcan.

Para esa etapa se tiene contemplado tomar un conjunto de criterios básicos, fundamentados en el respeto y la participación continua de las familias y las comunidades, y en el aporte y la participación de los especialistas, con cuyos consejos y supervisión se pueda llevar a cabo la recuperación de las localidades en las mejores condiciones posibles y deseables.

Albergues de bambú. El proyecto toma como ejemplos la experiencia de la Unión de Cooperativas Tosepan en apoyo a una comunidad severamente dañada por los sismos, donde antes de comenzar a construir las viviendas, los habitantes de Santa Cruz Cuautomatitla, en el municipio de Tochimilco, Puebla, realizaron albergues familiares emergentes con bambú: “El costo de cada albergue familiar emergente es de 35 mil pesos con una superficie cercana a los 40 metros cuadrados”, precisa.

Posteriormente, el costo de cada vivienda de 57 metros cuadrados con estufa ecológica y módulo de lavado de ropa y trastos integrados, es de 169 mil pesos.

El proyecto sostiene que la reconstrucción completa llevará años.

La propuesta de Andrés Manuel López Obrador para la reconstrucción es que cada damnificado vigile la aplicación de presupuestos, supervise las ayudas y el cumplimiento de las obras.

 

Cruz Roja transparentará 594 mdp de donativos por sismos
Juan Carlos Zavala

Tras la emergencia de los sismos de septiembre pasado, la Cruz Roja Mexicana ha recibido donativos por 594.4 millones de pesos: 500 en efectivo y 90.4 en especie, informó en entrevista con EL UNIVERSAL su presidente, Fernando Suinaga Cárdenas.

En el más reciente de sus reportes al Sistema de Administración Tributaria (SAT), con corte al 30 de abril de 2018, la organización informó donativos recibidos por 558.3 millones de pesos, y su presidente indicó que aún continúan recibiendo recursos en efectivo.

Indicó que los rendimientos o intereses obtenidos por la recaudación de donativos era de 8.6 millones de pesos al 30 de abril, y actualmente están cercanos a los 15 millones de pesos.

Ayer, EL UNIVERSAL dio a conocer que cuatro de las cinco organizaciones que concentraron 38% de los 3 mil 904 millones recaudados por donaciones para los damnificados, no informaban los intereses generados por estos recursos.

“Para nosotros es muy importante la transparencia, porque la Cruz Roja vive de la confianza de la gente. Este incremento en los donativos se dará a conocer al SAT una vez que defina la fecha para la entrega de los reportes de las donatarias autorizadas”, señaló Suinaga Cárdenas.

Agregó que la organización transparentará ante el SAT porque es el organismo que los regula, y detalló que ellos trabajan a partir de tres ejes, a los que han destinado los recursos recaudados.

El primero de estos ejes es la acción humanitaria, que consiste en la entrega de alimentos y artículos para el hogar que, dependiendo de las necesidades de las poblaciones afectadas, se continúan entregando. En este rubro, dijo, se han ejercido 280.6 millones de pesos.

El segundo es el fortalecimiento de actividades de atención a desastres, como trabajo humanitario del voluntariado. A este rubro se destinaron 12 millones 92 mil pesos.

El tercero es la reconstrucción de la infraestructura física de la Cruz Roja Mexicana que resultó afectada por los sismos de septiembre de 2017, particularmente en los estados de Oaxaca, Chiapas y Puebla; así como la construcción de centros comunitarios en las poblaciones afectadas que servirán para la capacitación de la sociedad civil en primeros auxilios y en el tema de resiliencia.

“Se contemplan 20 localidades de Oaxaca, Chiapas, Morelos y Puebla, en las que anteriormente se ha intervenido en acciones de rescate y que han resultado afectadas por los sismos de septiembre. Ya hay más de 86 mil personas capacitadas”, afirmó.

Suinaga Cárdenas aseguró que se han entregado más de 5 mil 611 toneladas de ayuda humanitaria y beneficiado a más de un millón 402 mil personas.

Aclaró que la Cruz Roja no interviene en reconstrucción de viviendas y tampoco entrega donativos a través de terceros.

A un año del 7-S, 8 mil damnificados de Oaxaca y Chiapas sin apoyo

estadosuniversal.con.mx

A un año del sismo de 8.2 grados que sacudió el sureste mexicano el 7 de septiembre de 2017, hay más de 8 mil damnificados que no han recibido apoyo para la reconstrucción de sus viviendas: 3 mil en Chiapas y más de 5 mil en Oaxaca.

En Chiapas, donde el sismo dejó 16 muertos y un total de 46 mil 773 viviendas con daños, son al menos 3 mil los damnificados a quienes el gobierno estatal no les ha liberado los recursos para la reconstrucción de sus casas, pese a que fueron catalogadas como pérdida total.

La razón, explica Luis Fernando Bautista Castellanos, secretario técnico de la Comisión Especial de Reconstrucción del Congreso estatal, es que aun cuando la Federación aportó mil 588 millones de pesos para la reconstrucción, el gobierno estatal no ha entregado los recursos de coparticipación que le correspondían.

“La Federación canalizó los fondos, pero realizó ajustes, y los entregó de manera diversificada para que de esos fondos tocara a todos los afectados, porque el gobierno chiapaneco no deposita aún los 620 millones 722 mil pesos acordados”, dijo Bautista en entrevista con EL UNIVERSAL

Para que el gobierno estatal deposite los recursos faltantes, primero volverá a verificar las 46 mil 773 casas con daños, pues en conjunto con la Sedatu se percataron de que “hay viviendas que aunque fueron reportadas no sufrieron realmente daños”, argumentó el funcionario estatal.

Bautista Castellanos indica que, de acuerdo con la Sedatu, los recursos federales del Fondo de Desastres Naturales ( Fonden) se usaron para atender 32 mil 700 viviendas con daños parciales y 14 mil 73 con pérdida total, grupo en el que se incluyen las 3 mil que aún están pendientes de rehabilitación en 16 municipios.

Los daños en Oaxaca. En el caso de Oaxaca, donde el terremoto dejó un saldo de 82 muertos y 65 mil 632 viviendas dañadas, la cifra de damnificados que aún no reciben recursos para volver a levantar sus hogares es de al menos 5 mil personas, sólo en el Istmo de Tehuantepec.

De acuerdo con lo que ha denunciado la alcaldesa de Juchitán, Gloria Sánchez, la mayoría de ellas debido a que inicialmente, tras el sismo del 7 de septiembre estas viviendas fueron catalogadas con daño parcial, pero luego de más de 20 mil réplicas terminaron por vencerse.

Según la autoridad municipal, estas personas fueron incluidas en una segunda verificación en marzo pasado, tras el terremoto que azotó a Pinotepa Nacional, el tercero que golpeó a Oaxaca en menos de un año, pero hasta ahora los recursos para sus viviendas no han sido liberados.

El delegado de la Sedatu en Oaxaca, Elpidio Concha Arellano, confirmó en entrevista con EL UNIVERSAL que las casas de estos 5 mil damnificados, concentradas en ocho municipios del Istmo, fueron incluidas en el total de viviendas afectadas, tras una petición del gobierno estatal y que fue aceptada por la Secretaría de Gobernación, y ya se incluyeron en la verificación de daños realizada en marzo pasado.

El funcionario afirma que el próximo mes comenzarán a entregarse los recursos a estos 5 mil damnificados, quienes recibirán como apoyo materiales de construcción en lugar de tarjetas. Sin embargo, el delegado explicó que de esas 5 mil, son mil 800 las viviendas consideradas con pérdida total, y el resto se clasificó como daño parcial, y en una tercera categoría como daño menor.

“No hay por qué alarmarse, esté o no esté el actual gobierno federal se entregarán los apoyos. De hecho ya están disponibles 80 millones de pesos para atender a estos damnificados”, asegura el delegado.

Retraso. Además de estos 5 mil damnificados, hay otras 3 mil 846 viviendas que, según el titular de Secretaría de las Infraestructuras, Fabián Herrera, están “por iniciar la reconstrucción” y no lo habían hecho por falta de recursos.

Otra demora es que existen otros 400 damnificados que no han recibido su tarjeta del Fonden, reconoció el gobernador Alejandro Murat. De acuerdo con la coordinación estatal de Bansefi, los motivos son incumplimiento del beneficiario a la cita de entrega, errores en los datos o inexistencia de los domicilios. La entrega de tarjetas culminó el pasado 7 de agosto.

 

Universidades de nueve entidades registran severas crisis financieras
Corresponsales de EL UNIVERSAL

Los trabajadores académicos y administrativos de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos decidieron iniciar un paro debido a la falta de pago de la catorcena, provocada por la crisis financiera que enfrenta la institución al tener un déficit de mil 682 millones de pesos.

Esta no es la única universidad que enfrenta graves problemas económicos, pues se suman las máximas casas de estudios de Chiapas, Tabasco, Sinaloa, Nayarit, Michoacán, Zacatecas, Oaxaca, Veracruz y Estado de México, según informó el rector morelense Gustavo Urquiza.

En ese sentido, informó sobre su visita al Senado de la República para pedir el apoyo del gobierno federal y la SEP en el rescate financiero de esas instituciones, cuyo déficit asciende en total a más de 19 mil millones de pesos.

Sin embargo, el rector de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), José Manuel Piña Gutiérrez, negó ser parte de ese listado y aseguró que hasta el momento no tienen ningún problema para cumplir con el pago y prestaciones de susdiferentes sindicatos.

“Hasta el día de hoy, afortunadamente no hemos tenido ninguna huelga; hay buena comunicación con los sindicatos y con los estudiantes, y hasta el día de hoy la Universidad del Estado está trabajando normalmente”, apuntó.

Mientras que en Oaxaca, Sinaloa, Michoacán, Zacatecas, Veracruz y Nayarit, las autoridades universitarias confirmaron atravesar por crisis financieras.

Este jueves, el rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Medardo Serna González, los sindicatos de empleados y profesores marcharon en Morelia para exigir un presupuesto digno de cara al ejercicio fiscal 2019. Medardo Sena sostuvo que tan solo para terminar este año, la UMSN requiere de por lo menos mil 50 millones de pesos.

Por su parte, el titular de la universidad de Sinaloa, Juan Eulogio Guerra Liera, afirmó que requiere de 560 millones de pesos para garantizar salarios, aguinaldos y otras prestaciones, sin que las autoridades federales den una respuesta a las gestiones realizadas.

Citó que casos como las Universidades de Oaxaca y Zacatecas, en breve, tendrán dificultades económicas para seguir operando.

La Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) confirmó que a partir de noviembre enfrentaría dificultades para pagar salarios y aguinaldos, ante el retraso en la entrega recursos presupuestales y la insuficiencia financiera que enfrenta cada año.

El rector Eduardo Bautista Martínez informó a EL UNIVERSAL que a la fecha, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no les ha liberado 135 millones de pesos del ejercicio 2018, por lo cual han enfrentado complicaciones para realizar los pagos mensuales.

En tanto, la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) arrastra un adeudo acumulado de hace varios años por un monto que supera los mil 875 millones de pesos. Mientras que el rector de la Universidad Autónoma de Nayarit, Ignacio Peña, señaló que a pesar de que la institución enfrenta probkemas económicos descartó cualquier tipo de paro por el momento.

Explicó que los ajustes presupuestales realizados les han permitido tener solvencia para el gasto corriente hasta la primera quincena de noviembre, pero no tendrán recursos para pagar la últimas tres quincenas del año y las prestaciones de fin de año, por lo que siguen solicitando más recursos al gobierno federal.

 

PT pide a Segob informe detallado del sismo 7S

politica@eluniversal.com.mx

El grupo parlamentario del Partido del Trabajo (PT) en la Cámara de Diputados impulsa un punto de acuerdo en el que le solicita al secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, hacer público un informe sobre la ayuda proporcionada a los damnificados del terremoto que ocurrió el pasado 7 de septiembre de 2017.

Benjamín Robles (PT) presentó una propuesta en la Gaceta Parlamentaria en la que pide conocer a detalle los planes de reconstrucción y reactivación económica de las regiones que resultaron afectadas.

“Se solicita al secretario de Gobernación que publique un informe detallado de la ayuda proporcionada a los damnificados y deudos del terremoto que ocurrió el pasado 7 de septiembre de 2017 y que señale los planes de reconstrucción y reactivación económica de las regiones afectadas”, detalla el punto de acuerdo.

Ayer, EL UNIVERSAL publicó que, a un año de los sismos de septiembre, no hay datos para documentar el rastro de al menos 2 mil 767 millones de pesos ni de los 3 mil 904.5 millones que 677 donatarias recibieron de ciudadanos mexicanos y extranjeros y de la iniciativa privada, dichos recursos serían destinados a ocho estados.

De acuerdo con una revisión realizada por EL UNIVERSAL a los reportes de Transparencia por Donatarias de Sismos de septiembre 2017, —con corte al 31 de mayo de 2018—, publicados por el Sistema de Administración Tributaria (SAT), de 3 mil 904.5 millones de pesos que recaudaron organizaciones autorizadas para recibir donativos, sólo hay documentación para seguir el rastro de mil 137 millones de pesos.

Benjamín Robles explica que durante la semana del domingo 3 al sábado 9 de septiembre de 2017, Oaxaca sufrió afectaciones por varios fenómenos naturales. Primero a consecuencia del embate de los huracanes Irma, José y Katia, que provocaron lluvias torrenciales, inundaciones y desborde de ríos.

Sin tiempo para recuperarse de este fenómeno natural, la medianoche del 7 de septiembre el terremoto más devastador en los últimos 100 años en México afectó a Oaxaca y Chiapas. El Istmo de Tehuantepec fue catalogado como urgencia nacional.

El total de personas fallecidas en esa semana sumó una centena, aunado a los daños por las lluvias que provocaron el desgajamiento de cerros en los municipios de Santiago Choápam y Huautla de Jiménez.

En la sesión de ayer, diputados de Morena, PAN y PT emitieron comentarios sobre este sismo y solicitaron que el tema se aborde en la próxima sesión, dada la relevancia que adquirió por el número de personas damnificadas y muertas.

Transparencia en recursos. En tanto, el senador del PRD Miguel Ámgel Mancera pidió destinar los recursos del programa de austeridad del Senado para apoyar la reconstrucción de vivienda de los damnificados por los sismos de 2017.

Mancera solicitó también que haya transparencia en el uso de la ayuda que se concentró en el dinero.

Planteó que 70% de los casi 600 millones de pesos que se proponen ahorrar en la Cámara Alta sean destinados a acciones de reconstrucción de vivienda, y que el restante se utilice para la recuperación de escuelas.

 

MILENIO

‘El día de la unión’ donará taquilla a damnificados
Ivett Salgado

Ciudad de México / 06.09.2018 09:43:07

El próximo 13 de septiembre llegará a las salas de cine El día de la unión, la película que desde hace más de 10 años plasmó Kuno Becker en papel y que hace unos meses llegó a la etapa final de su producción para recordar a los mexicanos que perdieron la vida en el sismo del 19 de septiembre de 1985, y apoyar con una donación a quienes se vieron afectados durante el sismo del año pasado.

“La película se estrena el 13 de septiembre y es muy importante esta fecha, porque Videocine (la empresa responsable de la distribución) donará sus ganancias generadas este día en las taquillas y se usarán para la reconstrucción del mercado de Juchitán”, dijo Becker sobre el dinero que llegará al estado oaxaqueño que, a un año de la tragedia, está por debajo de 50 por ciento de su reconstrucción.

Pero la donación de la taquilla del estreno no será la única acción que tome la producción y Kuno para ayudar a quien lo necesita: “Es importante que la película no solo inspire, sino que también se convierta en algo concreto, por eso estoy proponiendo una iniciativa en la Asamblea, para que este día se convierta en un día oficial, memorial, para que se recuerde a las víctimas”, explicó.

Para reconstruir en pantalla los estragos causados por el sismo del 85 fue necesario el trabajo de 900 personas. El actor estuvo a la cabeza y se nutrió del talento de Rodrigo Mariña (fotógrafo), Ricardo Arvizu (efectos especiales) Rafael Mandujano (escenográfo) y Luisa Guala (decoración), pero el elemento clave de esta historia fue la productora Anna Roth (Apocalypto y Titanic).

 

EXCELSIOR

 

En Juchitán nos dejaron solos, dice edil a un año del sismo de 8.2

OAXACA

A un año del sismo del 7 de septiembre que devastó la región del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca, la presidenta municipal de Juchitán, Gloria Sánchez, señaló que en las labores de reconstrucción y remoción de escombros, los gobiernos federal y estatal los dejaron solos.

Hoy estamos solos en el levantamiento de escombros, toda la gente que no ha terminado, que vive en callejones, en lugares difíciles de poder entrar, están sacando sus escombros. Hoy en día estamos solos, no hay nadie, ni del estado ni de la federación que esté apoyando”, afirmó la edil.

También la reconstrucción de escuelas del Istmo de Tehuantepec no va ni a la mitad; a un año del terremoto el gobierno de Oaxaca reportó que, de 3240 planteles dañados, sólo se han concluido mil 816.

En Juchitán, las autoridades locales reportaron 142 planteles afectados.

Uno de estos es la secundaria técnica número 50, donde todavía los alumnos reciben clases a la intemperie.

A raíz de la presión de padres de familia se inició la demolición de nuestra institución, quedamos nosotros a la intemperie, aun así los trabajos educativos se siguieron llevando a cabo y ya llevamos casi alrededor de un año de estar sufriendo las inclemencias del tiempo”, afirmó José Juan Carrasco López, director de la secundaria.

Según cifras del Sexto Informe de Gobierno del presidente de México, Enrique Peña Nieto, en Oaxaca se destinaron más de siete mil 300 millones de pesos con cargo al Fonden para atender los efectos de los sismos del 7 y 19 de septiembre, y el avance físico es de apenas del 34 por ciento.

 

Con simulacro, misa, ofrenda floral… recordarán a víctimas del sismo de 8.2

OAXACA.- El municipio de Juchitán de Zaragoza, encabezado por la alcaldesa Gloria Sánchez López, izará este viernes la bandera nacional a media asta, al cumplirse el primer año del sismo de 8.2 que devastó la región del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca.

Durante el acto solemne conmemorativo, programado a las 8:30 horas en la explanada del Palacio Municipal, el cabildo también colocará una ofrenda florar en honor igualmente de los fallecidos, informó el coordinador de Protección Civil de Juchitán, José Antonio Marín López.

Más tarde, a las 11:49, se realizará un macro simulacro con hipótesis de sismo de 7.5 grados en escuelas, comercios y dependencias públicas.

Durante la jornada del viernes 7 de septiembre se espera el pronunciamiento de los legisladores federales y locales en relación a la reconstrucción de los pueblos del Istmo de Tehuantepec.

Marín López resaltó que el sismo de 8.2 grados que sucedido el año pasado fue una experiencia dolorosa para los juchitecos, porque murieron hermanos y paisanos.

Fue una tragedia, que llegó después de los fuertes vientos de enero, la posterior sequía, las fuertes lluvias y las inundaciones de junio”.

Consideró que esta experiencia dolorosa sirvió para una renovación de la cultura de la prevención personal, familiar y en el trabajo, pero también en la forma de construir.

Ahora ya hay más conciencia de qué hacer antes, durante y después de un sismo”, dijo.

Por su parte, el obispo emérito de la Diócesis de Tehuantepec, Arturo Lona Reyes, celebrará la misa en memoria de las 36 personas fallecidas por el terremoto, esto a las siete de la noche.

De igual manera el administrador de la Diócesis de Tehuantepec y párroco de San Vicente Ferrer, Lucio Santiago, destacó que la celebración eucarística abrirá nuevamente la herida en el pueblo juchiteco, debido al dolor causado por la muerte de las víctimas.

Seguramente se volverá a abrir esa herida que aún no cierra”, afirmó.

Sin embargo, subrayó que la celebración eucarística también permitirá dar gracias a Dios por seguir aquí y asumir el compromiso a hacer algo aún no realizado en beneficio de los demás.

Nos ayudará a tomar conciencia y a comprometernos a hacer algo que no hemos hecho por nuestros hermanos”, añadió.

La comunidad católica del municipio de Santo Domingo Tehuantepec también conmemorará el primer aniversario del terremoto con la celebración de una misa y una procesión por las principales calles.

Médicos y enfermeras acusan olvido en Oaxaca
 

JUCHITÁN.- A un año del terremoto en Juchitán de Zaragoza, médicos, enfermeras y pacientes se sienten en el olvido al seguir operando de manera improvisada, con falta de materiales y personal, tras la pérdida del Hospital General Macedonio Benítez.

Cabe recordar que, tras el sismo de septiembre del año pasado, el hospital quedó dañado, por lo que autoridades decidieron derrumbarlo.

60 camas tenía el Hospital General antes del sismo

En un recorrido realizado por Excélsior al espacio que fue adaptado para el Hospital de la Mujer, en la colonia Mártires, se constató que cuentan con 12 camas para dar atención a la población en Juchitán y de al menos otros cuatro municipios del Istmo.

La jefa de enfermeras del Hospital General, Teófila Santiago Guerra, relató las deficiencias que hacen que día con día embarazadas o en labor de parto tengan que esperar en los pasillos a que se desocupen las pocas camas que deben compartir con otras mujeres, heridos o pacientes con distintas enfermedades.

Estamos dando todo lo que podamos dar. No hay lugar para las embarazadas, están hasta en el pasillo”, lamentó.

En el área improvisada, ubicada detrás de la estación de Bomberos y la Comisaría municipal, llegan referidos pacientes de los municipios de Matías Romero, Ixtepec y Tehuantepe, quienes, al igual que los juchitecos, no siempre encuentran un lugar en la sala de espera y tienen que salir y resguardarse en la sombra de árboles.

Estas condiciones han causado molestias en los pacientes, quienes recriminan a las enfermeras.

FALTAN TRAUMATÓLOGOS Y CIRUJANOS
Juchitán es considerado uno de los diez municipios más violentos del país, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Actualmente esta área improvisada del Hospital General Macedonio Benítez no tiene traumatólogos y cirujanos para los fines de semana, cuando llegan más pacientes heridos por confrontaciones o accidentes.

Santiago Guerra relató que, en algunos casos, el director del hospital pide ayuda para atender las urgencias a colegas que trabajan de manera particular.

A veces, el director le hablaba a amigos para que dieran apoyo, otras veces le decimos a los familiares si podían subrogar un traumatólogo, lo cual no siempre es posible porque no tienen recursos”, dijo.

PRECARIO E INSALUBRE
Afuera del hospital se improvisó un cuarto con láminas de metal. Parece una cocina donde está una silla de metal, un garrafón de agua, un tanque de gas y una olla de metal, pero en esa pequeña olla se esterilizan todos los bisturíes, tijeras de disección y escalpelos, pinzas, así como prendas para cirugía empleados por los pacientes.

Teníamos un lugar adecuado donde esterilizar, teníamos ollas de esterilización, pero ahora estamos manejando sólo una olla, ¿en que nos puede ayudar una sola pollita?”, cuestionó una de las trabajadoras.

La jefa de enfermeras enfatizó que la falta de equipo para esterilizar ha ocasionado que las pacientes en labor de parto deban llevar ropa quirúrgica, porque no pueden garantizar la seguridad en las prendas del hospital.

Tenemos muchas carencias”, dijo.

Reunidos afuera del quirófano, los trabajadores señalaron la deficiencia y la inseguridad para laborar únicamente con una olla esterilizadora, además de que no cumple con los estándares de sanidad.

 

PACIENTES EN RIESGO
Es un riesgo para todos, no se garantizar ninguna seguridad, el área misma no es higiénica”, indicó.

Asimismo, el personal encargado de cirugías señala que los analgésicos y antibióticos proporcionados al menos durante el fin de semana consisten en ocho cajas para todos los pacientes.

12 camas fueron acondicionadas para todos los pacientes

La entrega del nuevo hospital fue anunciada por el secretario de Salud, José Narro Robles, para el 15 de agosto de este año. Los trabajadores consideran que no recibirán las nuevas instalaciones para el aniversario del terremoto, aun cuando los ingenieros militares encargados han apresurado la obra.

Antes del sismo, el antiguo Hospital General tenía 26 años siendo el segundo mayor hospital en Oaxaca.

Con 60 camas, se estimaba que daba atención a 500 pacientes del estado y de municipios limítrofes con Chiapas y Veracruz.

Continuarán tormentas en gran parte del país: SMN
 

CIUDAD DE MÉXICO.- El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que se prevén para las próximas horas tormentas de intensas a fuertes, así como chubascos, actividad eléctrica y posibles granizadas en la mayor parte del país.

El organismo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) expuso que se pronostican tormentas puntuales intensas en Sinaloa, Campeche, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Nayarit y Jalisco, así como muy fuertes en regiones de Chihuahua, Durango, Zacatecas, San Luis Potosí, Colima, Michoacán, Puebla, Veracruz, Oaxaca y Chiapas.

De igual forma el SMN indicó mediante un comunicado que se esperan tormentas locales fuertes en Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Ciudad de México, Morelos, Guerrero, Tabasco, Yucatán y Quintana Roo.

Mientras que en Sonora y Tlaxcala se pronostican chubascos. En tanto, en Baja California Sur se prevé la presencia de lluvias aisladas, así como actividad eléctrica y granizo en las zonas de tormenta.

Las condiciones serán propiciadas por la muy activa Onda Tropical número 35 extendida frente a las costas de Jalisco y Colima, y la Onda Tropical número 36 ubicada sobre el sureste de la República Mexicana”, resaltó.

Recomendó a la población en general extremar precauciones y atender las recomendaciones de las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil en cada entidad, a fin de evitar contingencias.

Un frente frío extendido en el norte de Chihuahua y Coahuila ocasionará durante la noche del jueves y madrugada del viernes vientos fuertes con rachas superiores a 40 kilómetros por hora, además de posibles torbellinos en el norte de dichas entidades, condiciones que prevalecerán durante el viernes, finalizó.

Camposanto

07 de Septiembre de 2018

¿Cuántas vidas caben en 300 metros cuadrados? En Veracruz, 166, nos dijeron ayer. México es ese país en donde las condiciones más terribles, las menos deseables, representan un halo de esperanza para algunas personas. Autoridades de aquel estado hicieron un llamado a quienes tienen un familiar desaparecido. Imaginemos: tras semanas, meses, años sin saber de un ser querido, aparece una oportunidad de dar con él, aunque sea de manera simbólica, porque ya no habrá posibilidad de un abrazo, acaso sólo de darle, de regalarse, un lugar en donde recordarlo, para así tener certeza de dónde está. Eso fue lo que sucedió ayer, cuando el gobierno veracruzano informó de 32 fosas clandestinas encontradas; en ellas, 166 cráneos, 200 prendas de vestir, 114 identificaciones. Es el segundo hallazgo más grande de este tipo, tan sólo en ese estado. En 2017, en Colinas de Santa Fe, otra región de Veracruz convertida en cementerio, se encontraron 299 cuerpos, que para la autoridad son sólo cifras, pero para sus familias y un país entero son personas con nombre y apellido que buscan, al menos, recibir justicia, porque ya no tienen nada más a qué aspirar.

Durante 2017, en Veracruz fueron encontradas 343 fosas en 44 municipios. Más de 30 mil restos humanos en ellas que, al inicio de este año, sólo habían arrojado 111 nombres y apellidos. Sólo 111 familias a las que se les dio la oportunidad de despedirse de su ser querido y un lugar a donde llevar flores. ¿Qué puede ser más inhumano que quedarse sin el derecho a decir adiós?

Cifras del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas registraban hasta abril pasado 37 mil 435 casos de ciudadanos de quienes no se sabe su paradero. Además de Veracruz, Tamaulipas, Jalisco, Morelos, Baja California, Durango, Michoacán, Estado de México, Chihuahua, Oaxaca, Sonora, Coahuila, Hidalgo, Nuevo León, Aguascalientes, Chiapas, Zacatecas y la Ciudad de México son entidades del país en donde fosas y cuerpos han sido encontrados. ¿Cuántas vidas caben en esos pedazos de tierra clandestinos? Casi un pueblo entero, Allende, en Coahuila, desapareció sin dejar rastro. Nada pasó después, nada dio señales que resolviera el misterio.

A las desapariciones se les suman los asesinatos —15 mil 973 en los primeros seis meses de 2018, cifras oficiales— las muertes confirmadas de civiles que han quedado como saldo de una guerra contra el crimen organizado que no parece tener fin. Ni siquiera ese gobierno que anuncia una cuarta transformación tiene clara la ruta. Primero anunció una Guardia Nacional que se esfumó, después prometieron la salida de las Fuerzas Armadas de las calles, pero luego nos dijeron que será cosa paulatina, cosa de medio sexenio. Pero a la fecha no hay camino claro, no sólo para dejar de sumarle a las cifras, sino para dar esa oportunidad de despedida a quienes buscan a un ser querido.

¿Cuántas fosas aún no han sido descubiertas? ¿Cuántas vidas hay en ellas? ¿A cuántas familias les esperan años de incertidumbre, de esa inhumana esperanza?

Lo más terrible es pensar que aún no tocamos fondo, como para de ahí iniciar la marcha cuesta arriba. ¿Qué nos falta? Acaso sólo podemos abrazarnos de la certeza de que, a pesar de las circunstancias, no nos hemos familiarizado con esta realidad; aún nos decimos que esto no es parte de nuestro cotidiano. Aún creemos que esto no puede ser, nunca, nuestro día a día. Sin embargo, lo es, y a la fecha, ninguna autoridad —entrante o saliente— ha atinado a esa declaración que nos diga que sí, que hay fecha para que esta violencia termine. Y mientras eso llega, si acaso llega, vemos a nuestro país convertido en camposanto.

 

PROCESO.COM.  MX

 

Peña y Murat me mintieron, nos olvidaron, dice damnificada de Oaxaca

SANTA MARÍA XADANI, Oax.- “No quiero que llegue ese día porque me duele demasiado, me duele”, confiesa Rosita Santiago Santiago. No puede contener las lágrimas al recordar la noche del 7 de septiembre del año pasado, cuando el terremoto sepultó a su esposo Arturo Guerra Jiménez y a su hija Ajelet Yeshua.

Un dolor de otra clase, una gran decepción, le causa que el presidente Peña Nieto no cumpliera su palabra de ayudarla con la beca de estudios que le prometió para su hijo Orlando Arturo, que sólo fue el pretexto para que saliera en las noticias:

“Aún recuerdo las palabras del presidente Peña. Me dijo que lamentablemente no iba a devolverme a mi esposo ni a mi hija, pero mis cosas materiales sí. Desde ahí, nada. No sé si se le olvidó o qué pasó”.

Rosita dice que hay videos y fotografías de aquel 13 de septiembre, cuando Peña Nieto llegó a Xadani para darle el pésame y hacerle la promesa.

“En el video que me enseño mi sobrino se ve a mi papá (Wilber Santiago Robles), que alcanzó a darle la mano al presidente Peña. Mi papá le decía: ‘¿En qué puede ayudar a mi nieto? Quedó solo y quiere estudiar’. Ahí prometió que iba apoyarlo con una beca hasta que terminara sus estudios y fuera un profesionista”.

Peña mintió. Lo mismo el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, que vino al municipio y públicamente se comprometió a ayudarla. Ivette Morán, esposa del gobernador, citó a Rosita en la capital del estado, pero poco después dejaron de responderle las llamadas telefónicas: 

“Vino Murat y delante de la gente se comprometió. Rosario Robles sí me apoyó: una semana llevó a mi hijo a terapias. Pero luego todos se fueron. Me dejaron su número, pero ya no contestan”.

Ahora que ya va a cumplirse un año del terremoto, comenta: “No quiero que llegue ese día porque me duele demasiado. Le digo a mi mamá que me quiero ir de aquí; me duele recordar esa noche, cuando no pudo salir mi esposo y murió abrazando, protegiendo a mi hija.

“La gente que me ve trabajando aquí en la tortillería a lo mejor piensan: ‘Mírenla, ya se le pasó, ya ni se acuerda’. No, sólo el trabajo me hace distraer y olvidar un poco este dolor, pero cuando estoy en mi casa reviso el celular de mi esposo, veo sus fotos y vuelvo a sufrir. Perdí todo: mi casa, todas mis cosas, a mi esposo y a mi hija. No me importa dormir en la tierra, en el suelo, pero que yo tuviera a mi esposo y a mi hija. ¿Cuándo se va a ir este dolor?”

El terremoto de 8.2 grados ocurrió poco antes de la medianoche y afectó alrededor de 950 viviendas de esta comunidad zapoteca, de las cuales 350 sufrieron daños considerados como pérdida total, entre ellas la casa de Rosita, que tenía dos niveles.

Al principio renuente, al fin accede a narrar la tragedia:

“Estábamos todos juntos arriba. No me di cuenta la hora en que empezó a temblar. Ya estaba muy fuerte, ya se iba a caer la casa. Me di cuenta y desperté a mi esposo. Él me dijo: abre la puerta y yo voy por los niños. En eso se fue la luz. Él me dijo: córrele, que ahí traigo a los niños. Abrí la puerta, pero con el movimiento pisé un escalón y en el segundo me caí, me fui hasta abajo.

“Cuando volteé vi que la casa ya se iba a caer. Pensé que mi esposo ya venía atrás. Mi hijo dice que ya no vio a su papá ni a su hermana, y no sé si el golpe de la casa lo tiró y se quedó atrapado, pero ahí estaba debajo de la losa. Fue un milagro de Dios que mi hijo se salvara.

“La losa estaba en el suelo y mi hijo, allá abajo; logró salir, sólo se le lastimó su pierna y tiene un huesito afuera. No ha le han hecho una operación porque es muy riesgosa, ya que puede quedar inválido. Mejor me dice mi hijo que se queda así.

“Mi hija no tenía ninguna herida porque su papá la cubrió con su cuerpo. Creo que mi niña se asfixió porque mi esposo la abrazó y a él le cayó toda la losa”.

Le costó cuatro meses de terapias, pero ya empieza a hablar de su enorme pérdida. Dice que le dio fuerza la conciencia de ser el sostén de Orlando Arturo, de 17 años, quien empezó el quinto semestre del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios 205 de Juchitán y quiere estudiar arquitectura.

Mientras atiende la tortillería que antes trabajaba su esposo, relata: “Le digo a mi papá: ‘Este trabajo es de hombre’. Me da pena porque tengo que meter las manos para hacer la masa, cargar bultos de harina y todo eso. Además, diario está subiendo el gas y ya se descompuso la máquina. Es un trabajo pesado. Me sería fácil pagar a otra persona y yo atendería, pero cuánto le voy a pagar…
y yo necesito el dinero para los estudios de mi hijo. Tengo que trabajar de 4 de la mañana a 7 de la noche, de lunes a domingo.

“Orlando le está echando ganas –relata–, por eso hago mi mejor esfuerzo y me da miedo no pagarle sus estudios. Si (Peña Nieto) me diera tan siquiera la beca para mi hijo, con eso me conformo, porque el sueño de mi esposo era que él fuera un profesionista. Pero el miedo que tengo es no poder cumplirlo”.

No deja de imaginar cuánto le habría facilitado esa misión la ayuda prometida. Pero no la obtuvo:

“Me dejaron su número telefónico, pero marco y no me consta nadie. Quedaron de que yo iba a avisar cuando se fuera a inscribir mi hijo y cuánto se iba a pagar, pero ya no me contestaron. Es una decepción porque en ese momento yo sentí que de verdad me iban a apoyar. Pero pasando los meses se olvidaron de nosotros”.

 

 

NOTICIEROS TELEVISA

 

A un año del sismo de 8.2 grados en Chiapas y Oaxaca

A un año del sismo de 8.2 grados en Chiapas y Oaxaca; se han entregado recursos por 5 mil 217 millones de pesos para la reconstrucción.

Este 7 de septiembre se cumple un año del sismo de magnitud 8.2 que sacudió el sureste y centro de México.

Ocurrió a las 11 de la noche con 49 minutos, con epicentro a 133 kilómetros al suroeste de Pijijiapan, Chiapas, y duró tres minutos.

Los estados más afectados fueron Chiapas y Oaxaca.

Las afectaciones en Chiapas fueron:

– 16 muertos

– 26 heridos

– Más de 1,470,000 mil damnificados

– 14,009 construcciones con daños totales

– 32,537 construcciones con daños parciales

Los municipios más afectados de Chiapas fueron:

– Cintalapa

– Jiquipilas

– Arriaga

– Tonalá

– Villaflores

Las afectaciones en Oaxaca fueron:

– 79 muertos

– 107 heridos

– Casi 1,000,000 de damnificados

– 26, 811 construcciones con daños totales

– 36, 411 construcciones con daños parciales

Los municipios más afectados de Oaxaca son:

– Juchitán

– Asunción Ixtaltepec

– Ixtepec

– Unión Hidalgo

– Tehuantepec

– Reforma de Pineda

– Ixhuatán

 

En un año, el Gobierno Federal ha entregado recursos por 5 mil 217 millones de pesos para la reconstrucción en Oaxaca y Chiapas.

Con información de Noticieros Televisa

 

Damnificados sismo 7 de Septiembre en Oaxaca

Este viernes 7 de septiembre se cumple un año del sismo de magnitud 8.2 con epicentro al suroeste de Pijijiapan, Chiapas, que dejó innumerables daños en Oaxaca y Chiapas; los damnificados aún no reciben los recursos prometidos por Bansefi para la reconstrucción de sus hogares.

En Punto regresó a Juchitán y visitó a los mismos damnificados de hace un años,  cuyas tarjetas del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) inicialmente no tuvieron fondos para corroborar si finalmente habian recibido los recursos prometidos.

Esta parte se vino (a consecuencia del sismo) y ya se reforzó, todo el techo se arregló, también esta pared se dañó”, describió María Luisa Ríos, damnificada de Ixtaltepec, Oaxaca, al mostrar los daños que sufrió su casa.

A base de mucho esfuerzo, doña María terminó de reconstruir su casa. Ella fue registrada en el censo de viviendas dañadas que se realizó cinco días después del sismo de hace un año, pero hasta la fecha no ha recibido los recursos del fondo de reconstrucción del Bansefi.

Yo no quise que la demolieran y en este cuarto es donde cayó el techo”, comentó la señora María.

El 17 de octubre de 2017, En Punto acompañó a doña María Luisa a una tienda de materiales de construcción para verificar el saldo de la tarjeta que le entregó Bansefi.

Son tres veces las que le ha marcado saldo insuficiente, eso me marca”, dijo la empleada de la tienda en esa ocasión.

“A mí, ya me da pena venir, que me depositen, yo necesito el dinero”, pidió la señora María.

Luego de que En Punto dio a conocer esta denuncia, Bansefi se comprometió a atender el problema de doña María Luisa, pero nunca le depositó los 120 mil pesos para comprar materiales y pagar mano de obra para la reconstrucción de su casa. La tarjeta que le entregó la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano nunca tuvo recursos.

La mayor parte de la pensión de esta maestra jubilada de 70 años de edad se le va en pagar el préstamo que solicitó para reconstruir su casa.

Al ver que no me daban nada porque de la tarjeta de vivienda no me dieron nada, pedí un préstamo en el banco Bancomer y ahí me prestaron 200 mil pesos, hago gelatinas de mosaico para vender, hago flanes y uno que otro pastelito para sacar para la comida”, relató doña María Luisa.

A un año del sismo, la familia Guzmán Hernández aún vive en una casa improvisada en la cuarta sección de Ixtaltepec.

Todavía seguimos con problemas, el último deposito que el gobierno nos iba a dar no cayó en la tarjeta, es lo que se pudo construir, nada más las galeras y medio tapar como pared, falta todavía el piso”, dijo Luis Vicente Guzmán, damnificado de Ixtaltepec, Oaxaca.

Las tarjetas que recibió su esposa Santa Trinidad Hernández Arreola en octubre, tampoco tenían recursos.

Después de la denuncia que presentó En Punto, les cambiaron las tarjetas, pero los damnificados denuncian que de los 120 mil pesos del fondo de reconstrucción solo les depositaron 75 mil.

Estos son los primeros juegos de tarjetas que nos dio Sedatu, no tenían fondos, anteriormente nos dieron otros juegos de tarjetas, en eso fueron 60 mil pesos de materiales y 15 mil pesos en efectivo, ahora de la mano de obra me están cobrando como 6 mil pesos por poner nada más el piso”, dijo Luis.

En Punto consultó a Bansefi y respondió que en el caso de la señora María Luisa Ríos, la Sedatu clasificó su vivienda como daño parcial y no total, por ello únicamente se le depositaron 15 mil pesos en una tarjeta, que aseguran ella retiró.

En el caso de Luis Vicente guzmán, Bansefi reconoce un adeudo de 20 mil pesos y no de 45 mil, que es el que denuncia la familia.

 

 

EL FINANCIERO

Así es como las empresas eólicas apoyaron a familias de Oaxaca tras sismo
Daniela Loredo @ElFinanciero_Mx

A casi un año de que el estado de Oaxaca se viera severamente afectado por el sismo de magnitud 8.2, la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE) presentó un balance de los apoyos que las empresas eólicas realizaron en beneficio de más de dos mil familias oaxaqueñas.

“Las empresas eólicas donaron más de 25 mil despensas, 3.5 toneladas de comida y 190 mil litros de agua, que se traducen en un impacto favorable para más de dos mil 400 familias istmeñas”, explicó la asociación en un comunicado.

A esto se sumó la repartición de 500 casas de campaña, cuatro mil lonas y 200 cobijas, además que se instalaron dos centros de acopio y seis cocinas comunitarias.

“El Istmo en una región que necesita de un trabajo de colaboración en varios frentes; nuestro compromiso es el fortalecimiento de los lazos de confianza y de un diálogo transparente con la comunidad”, apuntó Leopoldo Rodríguez, presidente de la AMDEE.

Durante todo este año, las empresas asociadas a la AMDEE establecieron programas sociales permanentes que van desde programas de salud, actividades productivas hasta el fomento de la robótica entre niños y jóvenes, lo que ha permitido fortalecer sus procesos de resiliencia.

Inauguran reconstrucción de mercado Ignacio Zaragoza en Oaxaca
Redacción @ElFinanciero_Mx

El mercado ‘Ignacio Zaragoza’, afectado por el sismo del pasado 7 de septiembre de 2017, fue rehabilitado en beneficio de la comunidad Salina Cruz y del istmo de Tehuantepec.

Con una inversión de 35 millones de pesos, la fundación GIA, en coordinación con el Fideicomiso Fuerza México y otros organismos aliados, pudieron reconstruir el recinto, que cuenta con 45 años de historia.

El presidente de la Fundación GIA, Henry Davis, destacó que la rehabilitación del mercado era de suma importancia por ser un foco económico sustancial; “por eso decidimos enfocar nuestros esfuerzos en reconstruirlo con una donación directa y sin intermediarios”, apuntó.

“La aportación para este proyecto, es una muestra más del compromiso que tenemos con el desarrollo económico de las comunidades afectadas, y en especial con la recuperación del Estado de Oaxaca”, indicó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón.

Además de la fundación GIA, también participaron la Fundación Holcim México, Kiewit, CEMEX, Aceromex, Grupo Collado, Unicorp, Helvex, Ruhrpumpen, Vitromex, Ingeniería y Constructores Gabe, e Instalaciones Electromecánicas e Hidrosanitarias Núñez.

En el evento de inauguración estuvieron presentes el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat; el presidente del Comité Técnico del Fideicomiso Fuerza México; el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón; así como el Director General de PEMEX, Carlos Treviño; y el presidente municipal de Salina Cruz, Rodolfo León Aragón.

 

 

LOPEZ DORIGA DIGITAL

 

A un año del sismo, Oaxaca sigue “temblando”

Casas destruídas sin demoler, escasez de servicios básicos y nula ayuda económica gubernamental, padece Juchitán
A un año del sismo de magnitud 8.2 que los despertó a la medianoche, los habitantes de Oaxaca siguen “temblando”.

Juchitán fue la ciudad más afectada, una de las zonas más pobres de México con alrededor de 100 mil habitantes.

Foto de AFP / Francisco Ramos
Pese a los esfuerzos de los damnificados, aún hay escombros y casas inhabitables sin demoler, gente durmiendo a la intemperie o en carpas, y niños asistiendo a clases en aulas improvisadas.

Los pobladores de Juchitán enfrentan además el fraude de una empresa constructora a la que dieron todos sus ahorros y ayuda del gobierno para rehacer sus casas, pero que tras una semana de trabajos, desapareció.

“Ya perdimos la esperanza de que nos llegue ayuda. Solo estamos viviendo a la bendición de Dios. Mejor no nos hubiera dado nada”, se lamenta Rumber, un campesino de 46 años.

Foto de AFP / Francisco Ramos
Aquel 7 de septiembre de 2017, Oaxaca no fue el único estado que resintió el movimiento telúrico, también Chiapas, donde hubo daños en 97 municipios.

Para ambos, se destinaron más de 12 mil 685 millones de pesos, sin embargo, gran parte de los recursos no han llegado a los realmente necesitados ya que las autoridades, tanto federales como estatales no tienen un control real.

Otro punto en contra de las víctimas fue que a poco más de una semana de la tragedia se registró una nueva en Morelos que causó daños en nueve estados aledaños más, incluyendo la Ciudad de México, dejando 369 personas muertas.